Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Gobernantes, entrantes y salientes. Ciudadanos, de la misma índole.


Fuente: zonialuz.blogspot.com

El día después a las Elecciones presidenciales de un Gobierno, siempre es jornada de vencedores y vencidos, de sonrisas y tristezas, pero estas últimas celebradas en nuestro país, da la sensación que no hay mucho que celebrar por parte de los vencedores (algunos de ellos pensarán que bendita victoria, con la que está cayendo !!!), ni tampoco mucho por lo que entristecerse por los vencidos (ese peso que se han quitado de encima, dirían otros !!!). Hace tan sólo unas horas, los españoles tenían la oportunidad de elegir a los gobernantes que marcarán el devenir del resto de sus vidas, durante algo menos de un lustro.  Los políticos, entrantes y salientes, han intentado siempre hacer creer a la ciudadanía que tienen soluciones para está “crisis económica”, exenta de valores éticos y morales. Mucha parte de la población, les cree, o mejor dicho deposita sus esperanzas en querer creerles, como apto de fe en el dogma del ser humano.

Personalidades intelectuales de distintos ámbitos, sociales, políticos, económicos y medio ambientales como Jorge Riechman, Serge Latouche, Jacques Ellul, Enric Duran i Giralt, Nicholas  Georgescu-Röegen, André Gorz, Carlos Taibó, Ramón Fernández Durán, Richard Heinberg, Rob Hopkings, Mathis Wackernagel y otros muchos, llevan advirtiendo que éste modelo de crecimiento “per sé” no es viable ni sostenible, descubriendo la verdadera realidad de la “crisis” que acabamos de empezar. Descubriendo que la situación económica, con el despiadado sistema financiero a la cabeza; la situación social, con las desigualdades propiciadas por el propio sistema; y la situación política y medio ambiental, son simplemente consecuencias del despilfarro energético que durante años, éste modelo, ha malgastado la energía de “hoy” (que nos la atribuimos como nuestra, por eso del gen innato egoísta de la condición humana) y la del “mañana” (la que heredarían nuestros hijos, pero que con nuestro gen egoísta, fueron desposeídos).

La “borrachera y lujuria” fue tal, que todos creíamos y confiábamos plenamente que los  bancos fueran los dueños de nuestro mercado, y  que como entidad “soberana y capaz” elegiría por nosotros, lo mejor de cada uno, marcando los propios designios de nuestras vidas. Nuestras vidas se han marcado tan profundamente, que traspasa a la vida de nuestra descendencia, las deudas del sistema se socializan, el empobrecimiento del Estado se manifiesta, la vida media de los ciudadanos se detiene.  Porque verdaderamente detrás de esta crisis (Crisis, what crisis?) sistémica que hemos empezado a vivir y posteriormente a sufrir, está la verdadera causa a las situaciones que los gobernantes, entrantes y salientes, no quieren mencionar: una crisis energética de tal magnitud que nunca antes el hombre haya conocido, y que solo se podrá superar cambiando nuestro modelo de vida (el del “primer mundo”, porque lamentable o afortunadamente, la inmensa población mundial, ni tan siquiera tiene acceso a nuestro modelo) .

El sistema se ha construido sobre una base de recursos naturales que se creían infinitos, fundamentalmente sobre la existencia del petróleo barato, y lo ha hecho en base a una premisa de “crecimiento continuo e infinito”. Sin embargo, los recursos naturales  “son finitos” y la propia escala del planeta también lo es.

Fuente: Brian Glabe (globeandmail.com)

La realidad del Peak Oil (que ya no es teoría, sino realidad) nos dice que estamos en el descenso, una vez alcanzamos allá por los años 70 la cima, y que en la bajada, independientemente de la velocidad, puede encontrarse con un final o un obstáculo que ocasione un choque tremendamente duro. Para poder “apreciar” la magnitud de lo que decimos, debemos ser conscientes que el 90% de las cosas que tiene Uds. a su alrededor (mientras lee éste post, incluido Internet) fueron “construidas” mediante recursos naturales finitos. Que la alimentación, la calefacción, el transporte, la vestimenta que conocemos depende del Petróleo, y que pudiéramos quedarnos sin éstos “bienes” porque ya los “gastamos”, los del “hoy” y los del “mañana”. Sin lugar a dudas, y eso es lo que no dicen los gobernantes, entrantes y salientes, nos encontramos inmersos en el inicio de un proceso o cambio de paradigma de la vida, que el ser humano “moderno” jamás haya conocido.

El desmoronamiento y desmantelamiento del sistema, social, medioambiental, del estado del bienestar etc., dejará a su paso mucho sufrimiento, desigualdades, despotismo, fuerza social, lágrimas y ….. que los gobernantes, entrantes y salientes, aplicarán en “pro” de la necesidad ciudadana, pero simplemente será para el mantenimiento de su “status quo”.

A la crisis energética, comercial, social y política, le seguirá una crisis medioambiental que hará de la vida que conocemos, una quimera de “mejores” tiempos pasados. En el desarrollo del moderno sistema industrial hemos arrasado los ecosistemas que nos alimentan, envenenado las aguas de ríos y mares que bebemos, polucionado  el aire que respiramos.  ¿Alguien cree que los partidos políticos, sea de la índole que sea, querrán solucionar semejante problema? El problema es sencillamente de magnitud global, como la economía y el modelo de vida, pero las consecuencias del mismo se distribuyen de forma poco equitativa y, para nada globalmente.

Fuente: PAT

Pero no queda ahí la cosa, porque puestos a estupidez, ya sabemos que los seres humanos (ya lo decía el gran sabio de la energía, A. Einstein: “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”) no tienen límite a éste atributo y es que, vivimos en un mundo donde las “herramientas” armamentísticas se encuentran en unas pocas manos y son de una destrucción planetaria. No es predecible imaginar o sí, cuales serían su uso, cuando se “apague la luz” en las ciudades, cuando escasea el agua, o cuando los alimentos no sean suficientes para alimentar a los 7.000 millones de almas que pululan por el planeta.

Con este panorama ¿qué pueden hacer los políticos de nuestro estado español? o deberíamos preguntarnos ¿qué deberían hacer?. El deber, y a estas alturas sobre el conocimiento de clase política, es muy sencillo: no van a hacer nada. Están donde están gracias a los poderes económicos y militares que sostiene este sistema en decadencia. Tienen los pies y manos atadas, por los grandes lobbies económicos mundiales (como medida de presión psíquica) y por las fuerzas militares (como medida de presión física), no solamente contra el pueblo, sino sobre ellos mismos.  Ellos no sacaran al pueblo de la crisis porque son actores principales, cumplen perfectamente el guión que les tienen marcado. Intentarán por todos los medios y con todos los medios (el único que tienen es la Fuerza militar, hace ya mucho tiempo que la Ideología quedó atrás) mantener  el sistema y salvaguardar sus intereses y el de sus “superiores”, hasta el punto de volverse más autoritarios, si fuera preciso.

Con éste escenario político, la solución no pasa precisamente por sus manos, pero si puede pasar por las nuestras. A todos los ciudadanos, entrantes y salientes, un llamamiento: es más cómodo ser empleado en una empresa, que intentar trabajar por cuenta propia y ser dueño de tus decisiones empresariales, acorde a valores sociales, económicos y  medioambientales. Es más cómodo que los políticos impongan y regulen nuestras vidas, a que seamos nosotros mismos los que cambiemos hábitos y costumbres, que permitan hacer el modelo sostenible y sustentable.  Debemos “pensar” un poco más, y cambiar nuestra forma de “pensar”. Somos parte del problema, debemos ser solución. No es sólo una crisis económica, energética o medioambiental. También es de valores, de ética y moralidad (cuanto se hecha de menos en estos tiempos al gran Aristóteles). Tenemos que estar dispuestos a cambiar nuestros hábitos y ser conscientes de que los recursos naturales que utilizamos para nuestra forma de vida, son finitos, que en muchos casos nos perjudican, desde el punto de vista alimentario, energético, de contaminación del agua o del aire, y actuar en consecuencia para encaminarnos hacia economías locales, sustentables en el tiempo con recursos generativos y respetuosas con el medio ambiente.

Si el mensaje (ya no tenemos tiempo para palabras, sino que el mensaje debe ser en formato de actuación) que enviamos a nuestros gobernantes, entrantes y salientes, es que estamos dispuestos a renunciar al despilfarro energético, a la alimentación exótica, a la salud industrial, al transporte global, en favor de la recuperación de la soberanía energética con recursos renovables, en favor de la alimentación local, en favor de la salud preventiva, en favor del movimiento local, recuperaremos a la clase política para el pueblo, abandonando éstos a los mercados.

Ante nosotros está una parte muy importante de la solución, por lo menos de forma pacífica, otra solución “no pacífica” sería abordada por parte de la estupidez del ser humano, que ya hemos comentado, que ésta si es “creciente e infinita”, no como la economía o el petróleo. Así pues, de nosotros depende fundamentalmente, optar por la lucidez mental, la solidaridad social y la repartición de amor, o por la estrechez mental, el egoísmo socializado y la estupidez humana.

De los ciudadanos, entrantes y salientes, depende en cierta medida, cómo queremos que se escriba la historia de los españoles y por ende, la de los gobernantes, entrantes y salientes.

Fuente: info@kekuleproyects.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 24, 2011 por en Globalización y etiquetada con , , , , , .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 414,281 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: