Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Creativos Culturales, la revolución silenciosa de movimientos alternativos


Apreciados lectores,

En el año 2000, apareció en los EEUU un libro titulado “The Cultural Creatives”, escrito por el sociólogo Paul H. Ray y por la psicóloga Sherry Ruth Anderson. Ray es vicepresidente de una importante empresa de estudios de mercado y opinión llamada American LIVeS, Inc. en sus investigaciones sobre valores y estilos de vida de la sociedad norteamericana, estudios que se remontan a 1987, Ray fue tomando conciencia de que «mes tras mes, año tras año, una nueva e importante subcultura estaba emergiendo».

A principios de 1990, Ray le puso nombre finalmente a este nuevo grupo social, perfectamente identificable ya en las encuestas. Los llamó los Creativos Culturales, debido a que estaban creando literalmente una nueva cultura en los estados Unidos. en 1995, Ray diseñó y analizó una encuesta a nivel nacional sobre el papel de los valores transformadores en la vida norteamericana, y en 1999 colaboró en el diseñó y análisis de un estudio sobre el papel de los valores y la preocupación por la sostenibilidad ecológica. Con tan abundantes datos, se les hizo a todos evidente que una nueva subcultura había emergido en medio de la sociedad. «Pero, ¿quiénes eran esas personas? ¿De dónde venían y adónde parecían ir?», dice Ray en su libro. entonces entró en escena Sherry Anderson que, como psicóloga, comenzó a estudiar lo que se movía dentro de muchas de aquellas personas.

Lo llamativo de la aparición de esta nueva subcultura es que se ha ido gestando en silencio, sin llamar la atención, sin ser objeto de interés por parte de los medios de comunicación de masas

Lo llamativo de la aparición de esta nueva subcultura era que se había ido gestando en silencio, sin llamar la atención, sin ser objeto de interés por parte de los medios de comunicación de masas, ni de los analistas de las campañas políticas, hasta llegar a alcanzar, en el año 2000, ¡el 26% de la población adulta de los estados Unidos! (es decir, ¡50 millones de personas!), convirtiéndose en el segundo grupo poblacional de los estados Unidos, por detrás de los modernistas (que sustentan los valores imperantes en las sociedades occidentales, basados en el materialismo, la tecnología, el consumo y el individualismo) y, sorprendentemente, por delante de los Tradicionalistas (que sustentan valores tradicionales, más bien conservadores y con base en acontecimientos o figuras del pasado).  Ray y Anderson dicen que es como si un país del tamaño de Francia apareciera de pronto en medio de los estados Unidos; gente con otras ideas, con otras creencias, con otros valores, con otra manera de ver la realidad, el mundo y la vida, que de pronto dice: « ¡Hola! ¡Ya estamos aquí!»

Pero, desde su silenciosa gestación, estos Creativos Culturales están cambiando la sociedad profundamente. Según los autores:

«Desde la década de 1960, el 26 por ciento de los adultos de los estados Unidos —50 millones de personas— ha dado un gigantesco giro en su visión del mundo, en sus valores y en su forma de vida; en resumen, en su cultura. estos millones de personas creativas y optimistas están en la vanguardia de distintos tipos de cambio cultural, que no sólo afecta a sus propias vidas, sino también a la sociedad en su conjunto. Les llamamos Creativos Culturales porque, a base de innovaciones, están dando forma a un nuevo tipo de cultura en los estados Unidos para el siglo XXI. (…) Cuando decimos que una cuarta parte de los norteamericanos está adoptando una visión del mundo totalmente nueva estamos señalando a un importantísimo desarrollo en nuestra civilización. Cambiar la visión del mundo significa literalmente cambiar lo que tú crees que es real. A un cambio de visión del mundo le siguen otros cambios que guardan una estrecha relación: cambios en valores, en las prioridades fundamentales en la vida, en el estilo de vida, en el modo en que uno emplea su tiempo y su dinero, así como cambios en el modo en que uno se gana la vida, en cómo hace el dinero. A principios de la década de los 60, menos del 5 por ciento de la población estaba involucrada en estos trascendentales cambios, eran demasiado pocos como para que se les estudiara en las encuestas. Pero en sólo una generación, esa proporción ha crecido de forma constante hasta el 26 por ciento. Quizás no parezca demasiado en esta era de los nanosegundos, pero desde la escala de civilizaciones enteras, donde los desarrollos importantes se miden en siglos, resulta sorprendente por su rapidez. Pero lo que resulta más sorprendente no es la velocidad con la que han aparecido, sino que su extensión haya pillado por sorpresa hasta a los observadores más perspicaces. Los funcionarios de la Unión europea, al enterarse del elevado número de Creativos Culturales existentes en los estados Unidos, lanzaron una encuesta similar en septiembre de 1997 en cada uno de los quince países que la componen. Para su sorpresa, las evidencias sugieren que existen al menos tantos Creativos Culturales en Europa como en estados Unidos.» (pp. 3-5)

A un cambio de visión del mundo le siguen otros cambios que guardan una estrecha relación: cambios en valores, en las prioridades fundamentales, en el estilo de vida, en el modo en que uno emplea su tiempo y su dinero

Y los números parecen ser similares en Japón, Australia, Canadá y nueva Zelanda. De hecho, Ray y Anderson estiman que el número de Creativos Culturales está creciendo en torno a un 1 o un 2% al año en los países occidentales, y estimaciones más recientes (2006) apuntan ya a un 35% de CC en Italia y un 30% en los estados Unidos.

Actualmente, el Club de Budapest, dirigido por el prestigioso filósofo de la ciencia y concertista de piano Irvin Laszlo, está coordinando estudios sociológicos sobre el alcance de los Creativos Culturales en Alemania, Francia, Italia, Inglaterra, noruega, Polonia y Hungría, y pretenden continuar con Japón, China, India, Brasil y México. Y todo apunta a que esta aparición repentina de una subcultura bien definida en medio de la sociedad es un movimiento de carácter global.

Bueno, pero ¿cómo son esos Creativos Culturales? ¿Qué características tienen? ¿en qué se diferencian de los demás?  en términos generales, se trata de personas que buscan la autenticidad (cosa que no encuentran en la política actual ni en la publicidad, por ejemplo), son independientes y creativos en su modo de vida, básicamente optimistas ante el futuro, idealistas y solidarios, incluso activistas, preocupados por el medio ambiente y la situación del planeta, conscientes del valor de lo femenino y de las mujeres en la sociedad, y con una tendencia manifiesta hacia asuntos de carácter espiritual, siempre y cuando no tengan un tinte dogmático. es posible que se sienta usted identificado con estos rasgos, y es posible que se diga, «Sí, yo me encuentro en ese espectro social, pero no sabía que fuéramos tantos». Precisamente, los investigadores sociales coinciden en la idea de que el principal escollo en la evolución de este movimiento es la falta de conciencia de pertenencia a un grupo. Pero ahora sabemos que ese grupo existe. Y es grande, ¡muy grande! Y parecen dispuestos a cambiar las cosas, a que nuestro planeta sea un lugar más habitable, más pacífico, más solidario, más armonioso… Quizás, después de todo, podamos hacer un mundo mejor.

Los “creativos culturales” son el germen de una profunda modificación de la sociedad. Aborrecen la violencia en todas sus formas, ejercen menos presión sobre el medioambiente y están más abiertos a entender a otros y a cooperar con ellos. Sus estilos de vida son más sencillos, no porque tengan menos dinero sino por su preferencia intrínseca por la simplicidad y la autenticidad. Todo esto significa que los creativos, más que los modernos, podrían vivir en el planeta sin alentar el terrorismo ni la guerra, sin crear conflictos culturales o religiosos y sin provocar la escasez de recursos ni la degradación medio ambiental.

El rasgo más característico de los “creativos culturales” es la sensibilidad hacia la naturaleza y la preocupación por el futuro del planeta. No se trata de ser ecologista en el sentido militante del término, pero sí deconsiderar que uno de los principales desafíos presentes y futuros consiste en la protección y la conservación del medio ambiente.

Estas personas conceden una importancia primordial a las relaciones interpersonales, por encima de planteamientos grupales o colectivos. El crecimiento personal, la inteligencia emocional, el valor de la empatía y de la asertividad, el desarrollo espiritual y psicológico se imponen para ellos sobre otros valores, especialmente sobre los de índole material.

Los creativos culturales buscan la mejora personal, pero no son individualistas. Rechazan toda violencia y abuso en cualquier lugar del mundo. En ese sentido fomentan y apoyan las causas solidarias, en especial cuando van dirigidas a las colectividades y grupos más débiles. Se implican activamente en la transformación de la sociedad, pero lo hacen menos mediante la participación política tradicional que a través de fórmulas como el voluntariado, la cooperación o la vinculación a ONGs.

Ervin Laszlo presidente del Club Budapest, en su libro “Tú puedes cambiar el mundo” (Ed. Nowtilus), hace referencia a los “creativos culturales” y los compara con la tendencia imperante, los “modernos”.

Los modernos aspiran a:

  • Ascender por la escalera el éxito con pasos medidos.
  • Hacer o tener mucho dinero.
  • Tener un buen aspecto y seguir la última moda.
  • Que los medios de comunicación los entretengan.

Están convencidos de que:

  • El cuerpo es como una máquina.
  • Las grandes empresas o los grandes gobiernos tienen el control y ellos saben qué es lo más conveniente.
  • Lo más grande es lo mejor.
  • Lo que vale es lo que se puede medir.
  • Analizar las cosas punto por punto es la mejor forma de solucionar un problema.
  • La eficiencia y la rapidez son las prioridades fundamentales: el tiempo es dinero.
  • La vida puede compartimentarse en esferas separadas: trabajo, familia, socialización, sexualidad, educación, política y religión.
  • Preocuparse por las dimensiones profundas y espirituales de la vida es superfluo e irrelevante para el negocio real de la vida.

Los creativos culturales:

  • compran más libros y revistas que los modernos, escuchan más la radio, preferentemente noticias y música clásica, y ven menos televisión.
  • Son consumistas empedernidos de arte y cultura, acostumbrados a involucrarse en estos asuntos ya sea como aficionados o como profesionales.
  • Los creativos quieren conocer la historia completa de cualquier cosa que caiga en sus manos, desde las cajas de cereales hasta los artículos de las revistas. No les gustan las descripciones de productos o los anuncios que sean superficiales, quieren saber cómo se originan las cosas, cómo se han elaborado, quién las hizo y qué pasará con ellas cuando ya no sirvan.
  • Los creativos culturales desean bienes y servicios reales. Han liberado la rebelión contra los productos que consideran falsificaciones, imitaciones, desechables, estándar o simplemente de moda.
  • Los creativos no compran por impulso sino que investigan lo que consumen, leen las etiquetas y se aseguran de que obtienen lo que quieren; no se limitan a comprar los últimos artilugios e innovaciones que salen al mercado.
  • Los creativos culturales son consumidores de experiencias intensas, instructivas o vivificadoras como talleres de fin de semana, reuniones espirituales, actos de crecimiento personal y vacaciones experimentales.
  • Los creativos culturales desean que sus casas mantengan el equilibrio ecológico tanto como sea posible, evitan la exhibición de su estatus y quieren que su hogar esté lleno de rincones y huecos interesantes; les gusta trabajar en casa.
  • La amenaza más común entre los creativos es su “holismo”, mostrado en su preferencia por los alimentos completamente naturales, el cuidado holístico de su salud, el sistema completo de información y en su equilibrio holístico entre el trabajo, el descanso, el consumo y el crecimiento interior.
  • Y, en lo relativo a los productos materiales, los creativos culturales prefieren aquellos que sean eficientes y ecológicos, como un combustible eficiente o un coche que sea relativamente no contaminante, y que también pueda reciclarse.

Los creativos se consideran a sí mismos sintetizadores y curanderos, no sólo de forma personal sino también para su comunidad, en el plano nacional e incluso en el global. Aspiran a lograr un cambio en los valores personales y en el comportamiento público que modifique la cultura dominante y supere el mundo mecanizado y fragmentado de los modernos.

¿es usted un creativo cultural?

Marque los cuadros de las afirmaciones con las que está de acuerdo. Si está de acuerdo con 10 o más, probablemente usted sea uno de ellos (y una puntuación más elevada incrementará las posibilidades). Usted es probablemente un Creativo Cultural si…

  • Ama la naturaleza y está profundamente preocupado por su destrucción.
  • es plenamente consciente de los problemas de todo el planeta (calentamiento global, destrucción de los bosques húmedos, superpoblación, falta de sostenibilidad ecológica, explotación de personas en los países pobres) y quiere ver más acciones al respecto, como puede ser la limitación del crecimiento económico.
  • Pagaría más impuestos o pagaría más por bienes de consumo si supiera que el dinero va a dedicarse a limpiar el medio ambiente y a detener el calentamiento global
  • Da mucha importancia al desarrollo y al mantenimiento de sus relaciones personales
  • Da mucha importancia a ayudar a otras personas y a despertar sus dones singulares
  • Es voluntario/a en una o más buenas causas.
  • Se preocupa intensamente tanto por el desarrollo psicológico como espiritual.
  • Ve la espiritualidad o la religión como algo importante en.
  • Quiere más igualdad para las mujeres en el trabajo, y más mujeres liderando las empresas y la política.
  • Le preocupa la violencia y el maltrato a las mujeres y los niños en el mundo.
  • Quiere que los políticos y los gastos del estado pongan más énfasis en la educación y el bienestar de los niños, en la rehabilitación de vecindarios y comunidades, y en la creación de un futuro ecológicamente sostenible.
  • Se siente insatisfecho tanto con la izquierda como con la derecha en política, y quiere encontrar un nuevo camino que no sea el de la mezcolanza del centro.
  • Tiende a ser optimista respecto al futuro, y desconfía de los puntos de vista cínicos y pesimistas que se dan en los medios de comunicación.
  • Quiere implicarse en la creación de una forma de vida nueva, una forma de vida mejor en su país.
  • Le preocupa lo que están haciendo las grandes empresas multinacionales por meros beneficios: haciendo reducciones de puestos de trabajo, generando problemas medioambientales y explotando a los países pobres .
  • Tiene su economía y sus gastos bajo control.
  • Le disgusta el énfasis que se le da en la cultura moderna al éxito y la prosperidad, al ganar y gastar, a la riqueza y a los bienes de lujo.
  • Le gustan las gentes y los lugares exóticos y lejanos, y le gusta experimentar y descubrir otras formas de vida.

Extraído de Paul Ray y Sherry R. Anderson. The Cultural Creatives. Three Rivers Press. New York, 2000. Quede claro que este formulario no es uno de los cuestionarios de los estudios realizados por Ray y Anderson. Es, simplemente, un sencillo cuestionario que resume las características principales de los Creativos Culturales.

Texto procedentes de: www.sostenibleycreativa.es y www.revistanamaste.com

Para aprender más sobre Creativos Culturales, posteriormente al libro se realizó un documental titulado Creativos Culturales 1.0, que puedes ver en nuestra propia página en la sección de La Videoteca.

Saludos.CSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 28, 2012 por en Necesidades de Reconocimiento y etiquetada con .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 411,841 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: