Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Análisis y Opinión: “El pico del Petróleo”, entrevista a Roberh L. Hirsch


Dr. Robert L. Hirsch

Apreciados lectores,

Adjuntamos una entrevista realizada a Roberh L. Hirsch sobre el pico del petróleo. Hirsch es un ex-alto funcionario de energía del gobierno de los EEUU, ha desarrollado una dilatada vida profesional en los campos de la investigación, comercial, ha dirigido numerosos programas de tecnología en la exploración de petróleo, gas natural, refino, fusión, fisión, energías renovables etc. Ha formado parte de diversos comités de asesoramiento energético, pero sin lugar a dudas se le conoce por ser el autor principal del informe denominado “Cénit de la producción mundial del Petróleo, impactos, mitigación y gestión de riesgos”, elaborado para el Departamento de Energía de los EEUU y publicado en febrero de 2005, aunque casi todo el mundo lo conoce como “Informe Hirsch”. (aquí puede ver un resumen del mismo)

El pico de la producción mundial de Petróleo, representa para los EEUU y para el resto del mundo, un problema de gestión de riesgos, sin precedentes en la historia. Conforme el “pico” se acerca, la volatilidad de los precios de los combustibles líquidos aumentarán dramáticamente y, sin mitigación oportuna, los costos económicos, sociales y la voluntad política sufrirán un impacto sustancial, cualquier acción para mitigar los efectos debe ser iniciada con más de una década con antelación al pico del petróleo.

Saludos. CSA

Entrevista publicada en la revista Mientras Tanto en el número 115 por MATTHIEU AUZANNEAU

M. A.: —En el libro que va a publicar pretende mostrar que la producción mundial de petróleo corre el riesgo de caer muy pronto. En su opinión, ¿en cuanto tiempo podríamos tener problemas?, ¿diez años?, ¿menos de diez años? R. L.: —Primero una cosa: la base es la producción. La producción de petróleo aumentó durante mucho tiempo, después esa progresión se detuvo y a mediados del 2004 comenzó a fluctuar. La producción ha alcanzado una meseta. Por su parte, la demanda de petróleo ha padecido un débil descenso debido a la recesión económica.

—Esta demanda está aumentando de nuevo este año. Ha regresado al nivel anterior a la crisis del 2008. —Exacto. La producción de petróleo fluctúa en una banda del 4 o 5%. No es mucho. Pienso que la producción mundial no aumentará más.

—¿Cuál es su hipótesis? —La producción va a quedarse en esa banda y de 2 a 5 años las extracciones mundiales van a empezar a disminuir.

—¿Entonces usted tiene en mente el mismo terrible escenario que el previsto por el Pentágono 6, La Lloyd’s and Chatham House 7 o incluso el ejército alemán? —En líneas generales, sí.

—El Departamento de Energía americano también predice una futura meseta fluctuante de la producción petrolera. ¿Usted habla de lo mismo? —Ellos hablan de una meseta que vamos a alcanzar en el futuro. Pero cuando vemos las cifras, no hay duda de que ya la hemos alcanzado.

—Una declinación de la producción mundial de petróleo dentro de 2 a 5 años. ¿Qué cree que va a pasar? —Será un follón y será evidente de golpe.

—¿Qué ritmo de declive hay que prever según usted? —Este es un asunto crucial, porque el ritmo de declive determinará la importancia del problema al cual deberemos enfrentarnos. En nuestro libro calculamos dos tasas de declive: 2% y 4% por año. Está claro que cuánto mas débil sea la tasa menos difícil será. La tasa del 4% es verdaderamente catastrófica, pero con la del 2% ya será muy difícil.

—¿Difícil hasta qué punto? —En el informe de 2005 trabajamos sobre una previsión mundial de colapso (crash) que incluye la mejor reacción posible de la sociedad. No se puede ir más rápido que eso. Poniendo en marcha un programa así nos harían falta por lo menos diez años para compensar el declive. ¿Por qué? Porque el problema se escapa delante de nosotros. Si usted compite en una carrera con alguien, y esa persona parte mucho antes que usted, aun si logra correr mucho mas rápido que él, le tomará mucho tiempo alcanzarlo.

—¿A qué debemos atenernos respecto al tiempo en que el mundo logrará recuperarse del problema del pico de petróleo? —A nivel mundial, el PIB va a decrecer cada año durante una década. Esta recesión de la economía mundial podría resultar fácilmente del orden del 20 al 30% en total, en este período. A eso me refiero cuando digo «catastrófico». Donde quiera que viva usted, alguien le debe llevar su comida. La agricultura moderna se mueve con petróleo, porque los tractores para preparar el suelo, sembrar las semillas y hacer la cosecha, funcionan con petróleo. Después se necesita transportar los alimentos para procesarlos y finalmente es necesario llevarlos hasta donde está usted.

Ilustración: Francois Supiot

—En 2008, cuando el barril de petróleo valía más de 130 dólares, hubo manifestaciones por el hambre en más de 20 países del tercer mundo. ¿Usted cree que esto es lo que puede ocurrir a una escala mayor durante muchos años? —Sí. Soy físico y si existe un concepto que amo es la «no-linealidad». Lineal es algo así (traza una línea recta en el aire). No lineal es esto, o esto, o esto (se pone a dibujar líneas y curvas que van en todas las direcciones). Hay muchas cosas que interactúan. Intentar comprender los problemas que va a plantear el cenit del petróleo con un mínimo de detalle es, pienso, imposible, porque el problema es demasiado no-lineal debido a que esto afectara a lo otro, lo otro a aquello y todo tendrá consecuencias sobre muchos aspectos de la vida de la gente. Y las personas se pueden comportar de diversas maneras. Pueden conducirse de manera racional o pueden salir a las calles a protestar. Puede producirse un caos político y, si eso ocurre, la policía va salir también…, pueden estallar guerras. Todo puede llegar a ser verdaderamente horrible.

—¿Usted piensa que un país como Estados Unidos deberá enfrentarse a más problemas que un país del tercer mundo (los países desarrollados dependen muchos más del petróleo, en especial los EEUU)? —Sí. Vamos a tener problemas porque importamos mucho petróleo debido a que todo lo que hacemos depende del petróleo.9 Canadá está en una posición mejor. Tiene arenas bituminosas en grandes cantidades. Refina ese petróleo pesado y lo exporta.

—Justamente, ¿es posible que el petróleo pesado, el de aguas profundas y el no convencional pudieran ayudar a compensar el declive de la producción convencional?—Pongamos que queremos hacer petróleo no convencional a partir de carbón o del gas natural, y que lo hacemos rápidamente mediante un programa mundial de «choque». Observe qué le pasó a Sudáfrica durante el Apartheid. Tenía un enorme problema a causa del embargo de productos petroleros. En ese momento disponían de una sola fábrica de transformación de carbón en carburante. Así que decidieron construir otra, justo al lado. Contaban con el personal para hacerlo, no tenían problemas administrativos ni ambientales. Les llevo tres años construir una refinería que produjera 100 mil barriles más al día. Ese fue su programa de «choque».

—Y no supuso un gran cambió para ellos, ya que de todas formas les faltaba petróleo para hacer funcionar la economía, ¿no es cierto? —Sí, no podían ir más rápido y les tomó tres años. A escala mundial se debería hacer lo mismo en todas partes simultáneamente, y no para producir 100 mil barriles al día, sino varios millones de barriles al día, cada año, ¡multiplique! Ese es el problema que se escapa delante de nosotros. Este es el punto clave: el petróleo no es como este objeto (señala un I-phone), que es pequeño y puede evolucionar rápidamente en uno o dos años. El problema de la energía es enorme y no puede ser más que enorme.

—Los dos únicos lugares que aun pueden producir bastante petróleo son las aguas profundas en las costas de Brasil y en el océano Ártico. ¿Eso podría cambiar algo si somos capaces de perforar más profundo e ir al Polo Norte? —Esperemos que sí. En todo caso todavía no lo sabemos, apenas estamos comenzando. Pero una cosa está clara: la velocidad con la que podemos hacer las cosas. Y eso sin hablar de accidentes como el del Golfo de México [el de BP]. Toma mucho tiempo encontrar petróleo, después se necesita construir los equipos para extraerlo y finalmente hay que hacer los pozos necesarios. Haciendo las cosas lo más rápido posible, entre 7 y 10 años podríamos recuperar unos 100 mil barriles al día, que es la producción media de un nuevo campo petrolero. Es como las fábricas de licuefacción en Sudáfrica o como hacer circular muchos más vehículos eficientes por las carreteras: eso toma tiempo. Si en el libro no nos equivocamos, y si la producción mundial declina dentro de 2 a 5 años, el mundo perderá. Pero también habrá vencedores y éstos serán las empresas petroleras, que son las que van a perforar pozos profundos, y es casi seguro que serán las que construirán las fábricas de licuefacción de carbón, gas natural y todo el resto. Porque necesitaremos carburantes líquidos.

—¿Vencedores? Pero si el mundo perderá… —¿Estados Unidos va a tener problemas? Sí. ¿Rusia va a tener problemas? No. Ellos exportan y se van a hacer más fuertes. ¿Rusia va a continuar exportando? Imagine que usted es el Zar de Rusia. Observa que el precio del barril sube debido al declive de la producción: usted sabe que si disminuyen sus exportaciones ganará más dinero con el tiempo. En ese caso, le pueden entrar ganas de racionar sus reservas de petróleo.

—Este año, el rey Abdallah de Arabia Saudita ha dicho algo parecido a lo que usted describe. —Sí y lo ha repetido varias veces. Pero existe gente que duda que hable en serio, de tanto que los sauditas han mentido sobre el volumen real de sus reservas.

—¿Cuál es su opinión sobre el volumen oficial de las reservas de Arabia Saudita? —Cada año, desde hace 15 años, dicen que sus reservas se sitúan entre 258 y 262 mil millones de barriles. Eso no es plausible.

—¿Por qué? —Porque cada año extraen alrededor de 3.500 millones de barriles. Eso significa que encuentran esa misma cantidad todos los años desde hace 15 años. Estadísticamente eso es imposible. Hablamos de encontrar algo inalcanzable y después la manera en que los descubrimientos tienen lugar: primero encontramos los campos mas grandes y luego los pequeños. Pretender que se encuentra lo mismo que se produce tiene una probabilidad, quizás, de entre 50 y 60% durante dos años seguidos. Pero la probabilidad de que ocurra durante 15 años consecutivos es cero. Sencillamente, esto no sucede así.

—Usted está diciendo que los Sauditas mienten sobre sus reservas desde hace mucho tiempo,¿y qué hay de los otros países productores? —Digamos que los países de la OPEP juegan con sus cifras oficiales. Veamos Kuwait, por ejemplo. En los años 80 sus reservas oficiales pasaron de 50 a 100 mil millones de barriles y, aun produciendo regularmente, mantuvieron sus reservas oficiales en esa cifra, y no han hecho grandes descubrimientos. Hace dos años alguien dijo «bueno, de hecho es posible que sean 50 mil millones y no 100 mil». Inmediatamente el gobierno hizo callar a todo el mundo.

Ilustración: Francois Supiot

 —En 2004, la compañía Shell reconoció que había exagerado en un 20% el montante de sus reservas de petróleo y de gas natural. Entre 1985 y 1991, los principales países productores del Golfo Pérsico multiplicaron como media un 1’9 el montante de sus reservas consideradas «probadas». Y esto sin que los nuevos descubrimientos pudieran justificar dichos incrementos (según el juicio de numerosos expertos petroleros)] (comentario añadido por el entrevistador). —¿Qué ocurrió después de la publicación del informe sobre el pico del petróleo10 que usted realizó en 2005 para el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE)? —Las gentes para las que yo trabajaba me dijeron: ¿más investigaciones sobre el pico del petróleo? ¡Ni pensarlo!

—¿Esas personas tenían altos cargos en el gobierno? —Las gentes con las que trabajaba eran jefes ejecutivos del laboratorio de investigación y recibían instrucciones de los políticos de alto nivel del Departamento de Energía. Después del informe del 2005 y de su complemento del 2006, la dirección del DOE cortó cualquier apoyo a los análisis sobre el pico y el declive de la producción de petróleo. Las gentes del Laboratorio Tecnológico sobre Energía Nacional eran gente seria, se daban cuenta del problema y de hasta qué punto iban a ser duras las consecuencias —los enormes daños potenciales— pero les dijeron: «no mas investigaciones, no mas discusiones».

—Eso fue en 2006, durante la Administración Bush. ¿Las cosas han cambiado con la Administración Obama? —Nada ha cambiado. Tengo amigos que todavía hoy no quieren oír hablar del tema. Por tanto supongo que han recibido el mismo tipo de instrucciones.

—A pesar de ello, en marzo de 2010, en una entrevista que le hice a Glen Sweetnam, que entonces era el responsable de la publicación del informe anual del DOE, reconoció que «existe una probabilidad de que experimentemos un declive» de la producción mundial de carburantes líquidos entre 2011 y 2015. Pero un mes después fue trasladado al Consejo Nacional de Seguridad, donde quedó bajo la autoridad directa de la Casa Blanca ¿Le sorprendió su declaración? —Sí, lo que Glen (Sweetnam) dijo me sorprendió mucho, pues en el DOE todo está muy controlado. Pienso que Glen pasó de sus superiores y después nadie leyó su declaración.

—Cuando demandé un comentario, a propósito de lo dicho por Glen Sweetnam, a Steven Chu, Secretario de Energía y del «staff» político del DOE, lo único que obtuve fue un… «sin comentarios». —Creo que será muy difícil obtener más información de ahí. Ahora que Glen Sweetnam está en el Consejo de Seguridad Nacional es como si estuviera fuera de la circulación, no impartirá más conferencias públicas.

—Parece por tanto que Steven Chu, el Secretario de Energía del presidente Obama, está al corriente del problema del pico del petróleo. —¡Claro que está al corriente!

—¿Y entonces? —Está claro que el Secretario Chu es un buen físico. Pero creo que tiene una visión estrecha de la energía. También es un ideólogo: tiene una aproximación académica al tema. Es muy diferente de la visión de las personas que han pasado su tiempo en la industria, que han tenido que hacer funcionar las cosas, que están al corriente de la realidad.

—Sin embargo, Steven Chu y Barack Obama intentan impulsar seriamente las energías renovables, ¿no? —Bueno… En nuestro libro dedicamos un 60% de nuestra explicación al petróleo, el resto la dedicamos a las otras fuentes de energía: carbón, nuclear y renovables. Para nosotros es evidente que no existe ninguna posibilidad de que la eólica, la solar y la biomasa produzcan cantidades suficientes de energía. Mucha gente se equivoca cuando dice: …«hagamos eólicas y todo irá bien».

—¿Qué es lo que ocurre en el Departamento de Defensa (DOD)? Hay dos informes recientes11 que muestran claramente que existen cuadros militares que quieren dar la señal de alarma. —Tiene razón. Las cosas posiblemente son diferentes en el Pentágono. El DOD esta dirigido por Robert Gates, un tipo brillante y amigo cercano a James Schlesinger, el primer Secretario de Energía americano que ha escrito el prefacio de nuestro libro. Schlesinger es requerido permanentemente como consejero por el Departamento de Defensa. En 2005, Robert Gates participo en un ejercicio de estrategia llamado «Las ondas de choque del petróleo». Con él estaban otros dirigentes de alto rango de la administración, tanto republicanos como demócratas. Analizaron conjuntamente las consecuencias de un corte severo de la producción mundial, del orden del 5%.

—¿Cómo en 1973? —Peor que eso. Observaron el impacto y se dieron cuenta de los graves problemas que ocasionaría a la economía. Después buscaron las opciones existentes, pero, claro, no hay opciones. No existen válvulas por abrir en ninguna parte. Previeron incluso intervenir militarmente en Oriente Medio. En líneas generales, concluyeron que era una misión imposible.

—¿Qué puede decir sobre James Schlesinger? ¿Desde cuanto hace que está preocupado por una posible disminución de la producción mundial del petróleo? —Desde que leyó los informes seminales de King Hubbert en los años 60. Fue antes de que fuera Secretario de la Defensa con Richard Nixon y con Gerald Ford.

—Después están los famosos discursos de Jimmy Carter sobre la dependencia americana del petróleo extranjero. —Sí, James Schlesinger patrocinó esos discursos, en tanto que Secretario de Energía de Carter. También el Almirante Rickover, el padre de la flota nuclear americana. Quiero decir que creo que el Pentágono es ampliamente independiente de la Casa Blanca. El ejército se puede permitir el lujo de decir cosas como las que se encuentran en los informes que usted ha publicado en su blog.

—Y después mucha gente ha dicho que la invasión a Irak fue a causa del petróleo. —No lo creo. Pero eso queda como una muy buena pregunta.

—El Pentágono, Chatham House y también el ejército alemán: ahora que esas fuentes afirman que estamos a las puertas del declive de la producción mundial de petróleo, ¿cuál es su punto de vista sobre el nivel de conciencia de nuestros gobiernos sobre el problema? La producción americana declina desde hace 40 años, China se muestra muy agresiva en la tarea de ampliarsus fuentes de abastecimiento en el extranjero, etc. —Por lo que respecta a los Estados Unidos, existen personas en la administración que comprenden el problema. Pero no creo que sea un número importante de personas. Y podemos decir que existe una conspiración para ocultar el problema.

—¿Y entonces? —En el Reino Unido me parece que el gobierno no percibe el problema. De hecho, creo que en la mayor parte de países los gobiernos no comprenden el problema. La forma en que funciona un campo petrolero se escapa simplemente de la experiencia de la mayor parte de la gente.

—¿Cómo afronta usted eso que llama «la censura por parte de la administración americana con respecto al pico del petróleo»? —Nosotros continuamos trabajando, así es como lo afrontamos.

—Pero ¿está usted decepcionado, consternado o, no sé, sorprendido tal vez? —No estoy sorprendido. Cuando se lleva tiempo estudiando el pico del petróleo, a poco que se sea una persona razonablemente inteligente, intuye que van a ocurrir cosas catastróficas. Hablamos de daños mayores, un cambio gigantesco de nuestra civilización. Caos, desastre económico, guerras, todo tipo de situaciones que, como ya he dicho, serán muy complicadas, «no lineales». Serán cosas realmente malas. Y a la gente no le gusta hablar de las cosas malas.

Introducción, notas y versión al castellano de JOSÉ LUIS GORDILLO

 ______________________________________________________________

 6. http://petrole.blog.lemonde.fr/2010/04/06/le-pentagone-sattend-a-un-choc-petrolier-imminent/
7. http://petrole.blog.lemonde.fr/2010/06/16/la-lloyds-et-chatham-house-une-penurie-de-petrolemenace-le-monde/
8. http://petrole.blog.lemonde.fr/2010/09/02/peak-oil-rapport-cinglant-de-larmee-allemande-revelepar-der-spiegel/
9. EEUU, en donde vive el 5% de la población del planeta, consume el 25% de la producción mundial de petróleo [N. de E.]
10. http://en.wikipedia.org/wiki/Hirsch_report.
11. http://petrole.blog.lemonde.fr/2010/04/18/le-pentagone-alerte-depuis-2008-vers-une-criseenergetique-severe/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 1, 2012 por en Decrecimiento energético y etiquetada con , , .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 414,281 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: