Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Calentamiento Global y las terroríficas nuevas matemáticas.


Post Calentamiento global y las terroríficas nuevas matemáticas
Illustration by Edel Rodriguez
July 19, 2012 9:35 AM ET
Leer el artículo completo (en inglés): http://www.rollingstone.com/politics/news/global-warmings-terrifying-new-math-20120719

Apreciados lectores,

Son muchos los artículos, documentos, textos donde se hablan de las consecuencias del modelo industrial moderno, con mayor o menor acierto, una de las más importantes por su impacto y consecuencias es el Cambio Climático. Traemos aquí (es un resumen) una escrita por Bill McKibben cuyo contenido y enfoque resulta determinante para entender las consecuencias del Cambio Climático y cómo afectara a la vida sobre la Tierra.

En junio se rompieron los registros de temperatura extrema con 3.215 registros en los Estados Unidos. Fue el mes donde la temperatura media para todo el hemisferio norte superó el promedio del siglo 20.

Cuando reflexionamos sobre el calentamiento global, tendemos a verlo como una ideológica, una teológica o consecuencias para nuestra económica. Pero para comprender la gravedad de nuestra situación, sólo tenemos que hacer un poco de matemáticas. Durante el año pasado, un sencillo pero potente análisis aritmético publicado por primera vez por analistas financieros en el Reino Unido ha dado un vuelco a la mayor parte del pensamiento político convencional sobre el cambio climático. Nos permite entender nuestra situación límite – y apreciar cruelmente la poca  esperanza que debemos tener-  con tres simples números.

El primer número: 2 ° C

La conferencia climática que se celebró en Copenhague en 2009, se había marcado como la culminación de la lucha mundial para frenar el cambio climático. El líder y economista climático, Sir Nicholas Stern de Inglaterra, describió la conferencia como el “encuentro más importante desde la Segunda Guerra Mundial, teniendo en cuenta lo que está en juego”. El ministro de Energía danés, Connie Hedegaard, quien presidió la conferencia, declaró en ese momento: “Esta es nuestra única oportunidad, podrían pasar décadas antes de lograr una nueva, siempre y cuando tuviéramos una segunda oportunidad…”

Por supuesto, la única oportunidad, la perdimos. Copenhague, fracasó estrepitosamente.

Entre la mucha palabrería ofrecida durante la conferencia, ésta finalizó con la firma de diversos acuerdos textimoniales, sin compromiso de nada ni a nadie, pero hubo un acuerdo que incluía un número importante. En el apartado 1, se reconoció formalmente que desde “el punto de vista científico, el aumento de la temperatura global debería estar por debajo de dos grados centígrados” (2º C). ¿Pero en qué se traducen esos 2º C y cuales son sus consecuencias.?

Hasta ahora, hemos elevado la temperatura media del planeta un poco menos de 0,8º C, y las consecuencias ha causado mucho más daño, de lo que la mayoría de los científicos esperaban. (Un tercio del hielo marino durante el período estival en el Ártico se ha derretido, los océanos se han vuelto más ácidos en un más de un 30%,  el aire cálido contiene más vapor de agua que el frío, la atmósfera sobre los océanos es un 5% más húmeda cargando los “dados del azar” para provocar devastadoras inundaciones ). Teniendo en cuenta esos impactos, muchos científicos han llegado a pensar que 2º C es demasiado indulgente como objetivo. “Cualquier cantidad muy por encima de 1º C implica un juego de azar”, escribe Kerry Emanuel del MIT, una autoridad líder en huracanes. Thomas Lovejoy,  asesor jefe de la biodiversidad, lo expresa así: “Si estamos viendo lo que estamos viendo hoy en día con 0,8º C, dos grados es simplemente demasiado”. El Científico de la NASA James Hansen, el climatólogo más importante del planeta, es aún más contundente: “El objetivo del que se ha hablado en las negociaciones internacionales de 2º C de calentamiento, es en realidad una receta para el desastre a largo plazo.”

A pesar de estas dudas bien fundadas, el realismo político superó a los datos científicos, y en el mundo se instauró el objetivo de 2º C – de hecho, es justo decir que es la única cosa sobre el cambio climático, donde la comunidad mundial está totalmente de acuerdo-. En total, 167 países son los responsables de más del 87% de las emisiones de carbono del mundo han firmado el Acuerdo de Copenhague, haciendo suya la meta de 2º C. Sólo una docena de países lo rechazaron, como Kuwait, Nicaragua, Venezuela y los Emiratos Árabes Unidos. La posición oficial del planeta Tierra en este momento es que no podemos elevar la temperatura en más de 2º C – se ha convertido en la teoría sobre las líneas de fondo. Dos grados.

El segundo número: 565 gigatoneladas (1 giga = 1.000.000.000 toneladas)

Los científicos estiman que los humanos pueden verter unas 565 gigatoneladas de dióxido de carbono (CO2) más a la atmósfera hasta mediados de siglo y todavía tener alguna esperanza razonable de permanecer por debajo de 2º C. (“Razonable”, en este caso significa,  jugar a la ruleta rusa con un revólver cargado con 4 de 5 balas posibles.)

Esta idea de un “presupuesto de carbono” global surgió hace aproximadamente una década, cuando los científicos empezaron a calcular la cantidad de petróleo, el carbón y el gas natural, que con seguridad todavía podría ser quemado. Dado que hemos aumentado la temperatura de la Tierra en 0,8º C hasta el momento, estamos en menos de la mitad de la meta. Pero de hecho, los modelos de ordenador calculan que, incluso si se detuviera el aumento de CO2 ahora, la temperatura probablemente aumentaría en otros 0,8º C, como consecuencia del carbono previamente liberado sigue sobrecalentar la atmósfera (y es que hay que señalar, que el aumento de la Tª global no depende de la cantidad de gases de efecto invernadero GEI’s, sino de la concentración de éstos en la atmósfera), Eso significa que ya estamos en las 3/4 partes del camino hacia el objetivo final, de 2º C.

¿Son acertados estos números? Nadie está insistiendo en que sean exactos, pero pocos discuten por lo general, que sean incorreptos. La cifra de 565 gigatonelada se deriva de uno de los más sofisticados modelos de simulación por computadora que han sido construidos por los científicos del clima en todo el mundo durante las últimas décadas. El número está siendo confirmado por los últimos modelos de simulación climáticos que en la actualidad están ultimando, antes del próximo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.  Tom Wigley, climatólogo australiano en el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas dijo: “Hasta ahora, los números que ofrecen las nuevas simulaciones concuerdan perfectamente con los de las últimas décadas”.

Los últimos estudios realizados predicen que las emisiones de carbono van a seguir creciendo aproximadamente en un 3% al año – en ese caso, vamos a soplar y derribar el subsidio del segundo número 565-gigatonelada en tan sólo 16 años, para aquellos niños que hoy se encuentran en edad preescolar y se graduarán en la escuela secundaria . “Los nuevos datos proporcionan evidencias adicionales, de que la puerta para alcanzar una meta de 2º C, está a punto de cerrarse”, dijo Fatih Birol economista jefe de la AIE. De hecho, continuó, “Cuando miro estos datos, la tendencia está perfectamente en línea con un aumento de la temperatura de alrededor de 6º C”, cuyas consecuencias reales, sería la creación de un planeta de ciencia ficción. (se recomienda ver el documental Six Degrees – Seis Grados, para comprobar ese planeta)

Hasta ahora sin embargo, estamos en la misma posición que hemos estado durante el último cuarto de siglo: advertencia científica seguida de falta de acción política.

El tercer número: 2.795 gigatoneladas

Este número, es el más temible de todos, se puso de relieve el pasado verano donde un equipo de analistas financieros y ambientalistas de Londres, publicaron un informe para educar a los inversores acerca de los posibles riesgos que supone el cambio climático a sus carteras de valores. El número indica la cantidad de carbono que ya está contenido en el carbón, en las reservas probadas de petróleo y gas natural, de  los países. En resumen, es el combustible fósil que estamos planeando quemar. Y el punto clave es que este nuevo número – 2.795 – es mayor que 565. Cinco veces mayor.

¿Cuál es  la razón por la que este nuevo número, 2.795 gigatoneladas, es algo tan importante?. Piense que 2º C es el límite legal para alcanzar la meta o el objetivo, que se pudieran alcanzar si quemamos no más de 565 gigatoneladas, que tenemos 5 veces más de carbono contenido en el petróleo, el carbón y el gas en la reserva, listos para ser quemados tal y  como los científicos climáticos han analizado. Tendríamos que mantener el 80% de las reservas enterradas bajo tierra para evitar ese destino. Antes de conocer estos números, nuestro destino hubiera sido probable. Ahora, de no mediar una intervención masiva, nuestro destino parece cierto.

El problema de éste enorme número y en relación con nuestra realidad económica, es que técnicamente el carbono contenido en el carbón, en el gas y en el petróleo aún se encuentra en el suelo, pero economícamente ya se encuentran en los activos, en las acciones y en los valores de las empresas, es decir, ya se encuentran en los flujos monetarios de un mundo real, unos activos que aún se encuentran en el suelo, donde las empresas están pidiendo dinero contra el apalancamiento futuro para su extracción y quema. Esto es lo que explica por qué las grandes compañías de combustibles fósiles, han luchado tanto por evitar la regulación del CO2 – esas reservas futuras, son su principal activo hoy-., y son las que otorgan valor a sus empresas. Es por ello, por lo que han trabajado tan duro, durante estos últimos años para encontrar la manera de desbloquear el petróleo de las arenas bituminosas del Canadá, o la forma de perforar a kilómetros bajo el mar, o cómo frackear los mismísimos Apalaches.

Si ahora dijéramos que Exxon o Lukoil, con el fin de evitar la destrucción del clima, que no podrían bombear sus reservas, el valor de sus empresas se desplomarían. John Fullerton, ex director gerente de JP Morgan que ahora dirige el Instituto de Capital, calcula que el valor de mercado hoy en día, de esos 2.795 gigatoneladas de emisiones de carbono, valen unos $ 27 billones de dólares. Es decir, si prestáramos atención a los datos de los valores científicos y dejaramos de extraer el 80% de las reservas, estaríamos quitandode $ 20 billones en activos, a las empresas. Los números no son exactos por supuesto, pero esa burbuja del carbono hace que la burbuja inmobiliaria, detonante de la actual crisis mundial, sea una simple gota en comparación con la inmensidad del océano. No necesariamente estallará la burbuja del carbono, para ello ya están haciendo su trabajo los inversionistas y las élites mundiales, pero ahora que conocemos los números, parece evidente que no se pueden tener ambas cosas. Haga sus cálculos: 2.795 es cinco veces 565. Así de terroríficas, son las nuevas matemáticas.

Como he dicho al principio, los esfuerzos ambientales para combatir el calentamiento climático global han fracasado. Las emisiones de CO2 en el planeta continúan aumentando, especialmente en los países Occidentales y en desarrollo. Incluso en los países ricos, pequeñas reducciones en las emisiones no ofrecen una señal de la verdadera ruptura con el “status quo” que íbamos a necesitar para hacer añicos las terroríficas matemáticas de estos tres números.

Este historial de fracasos significa que sabemos mucho sobre las estrategias que no funcionan. Los grupos ecologistas por ejemplo, han pasado mucho tiempo tratando de cambiar estilos de vida individuales: la bombilla de luz ecológica ha sido instalada por millones en los hogares, pero también se ha producido una nueva generación de consumo de la energía, con los televisores de pantalla plana.  Puesto que todos somos de alguna manera, los beneficiarios de los combustibles fósiles baratos, la lucha contra el cambio climático ha sido como tratar de construir un movimiento en contra del propio movimiento.

Por no citar, los más grandes fracasos ocurridos en la escena política con grandes episodios de hipocresía y cinismo para afrontar el Cambio Climático.

Ante estas terroríficas matemáticas, el planeta de hecho tienen un enemigo -mucho más allá de los compromisos de acción de los gobiernos o de las personas de forma individual-, y es que tenemos que ver a la industria de los combustibles fósiles bajo un nuevo prisma. Se han convertido en una fuerza irresponsable, como ninguna otra fuerza en la Tierra. Se trata del enemigo público número uno para la supervivencia de nuestra civilización planetaria. “Muchas empresas hacen cosas asquerosas en el transcurso de su negocio – pago de ínfimos salarios, personas trabajando en talleres de explotación – y no presionan para cambiar esas prácticas”, dice la veterana líder de sistemas anti-corporativos Naomi Klein, quien está trabajando en un libro sobre la crisis climática. “Pero estas cifras dejan claro que la industria de los combustibles fósiles, están destruyendo el planeta con su modelo de negocio. Es lo que hacen.”

Según el informe Carbon Tracker, si Exxon quemara sus reservas actuales, utilizaría más de un 7% del margen disponible de calentamiento sobre el riesgo de 2º C. BP está justo detrás, seguido de la firma rusa Gazprom. A continuación, Chevron, ConocoPhillips y Shell, cada uno de los cuales utilizarían entre 3 – 4%. Tomadas en conjunto, sólo estas seis empresas, de los 200 que figuran en el informe Carbon Tracker, utilizan más de 1/4 parte de los otros 2º C del presupuesto. Severstal, el gigante minero de Rusia, encabeza la lista de las empresas del carbón, seguido por empresas como BHP Billiton y Peabody. Los números son simplemente asombrosos – esta industria y esta industria por sí sola-, tiene el poder para cambiar la física y la química de nuestro planeta, y están planeando hacerlo. (Nota de traducción: ver el documental Poison Fire – Fuego venenoso, para apreciar verdaderamente las atrocidades que la compaía Shell lleva comiento durante más de 50 años en el delta del Níger, en Nigeria).

Son claramente conscientes del calentamiento global – emplean a algunos de los mejores científicos del mundo después de todo-, y están haciendo una apuesta por acaparar toda la oferta de petróleo posible, gracias a la fusión impresionante del hielo del Ártico. Han emprendido una carrera sin descanso en busca de más hidrocarburos – a principios de marzo, el CEO de Exxon Rex Tillerson, dijo a los analistas de Wall Street que la compañía planea gastar US $ 37 mil millones hasta el año 2016 (unos US $ 100 millones al día) en la búsqueda de petróleo y gas.

Los tres números que he descrito son de enormes proporciones – pueden definir un futuro esencialmente imposible. Constituyen unos de los mayores desafíos a los que los seres humanos jamás hayan tenido que enfrentarse. Sabemos lo mucho que se puede quemar, y sabemos que está planeando quemar más. El cambio climático opera a una escala geológica y marco de tiempo, no es una fuerza impersonal de la naturaleza.

Mientras tanto, la marea de números siguen registrando datos extraordinarios. La semana después de la conferencia de Río, el hielo marino ártico registró el nivel más bajo jamás registrado hasta la fecha. El mes pasado, en un solo fin de semana, la tormenta tropical Debby arrojó más de 20 centímetros de lluvia en Florida – el primero de la temporada- . Al mismo tiempo, el mayor incendio en la historia de Nuevo México se produjo, el fuego más destructivo en los anales de Colorado quemó 346 casas en Colorado Springs – rompiendo el récord establecido la semana anterior en Fort Collins. Este mes, los científicos publicaron un nuevo estudio que concluye que el calentamiento global ha incrementado dramáticamente la probabilidad de intenso calor y de sequía – días después de una ola de calor a través de las Planicies y el Medio Oeste rompió todos los récords que se habían establecido desde el Dust Bowl, poniendo en peligro la cosecha de este año. ¿Usted quiere que un número más grande? En el transcurso de este mes, billones de granos de maíz se deben polinizar, algo que no se puede hacer si las temperaturas siguen por las nubes. Al igual que nosotros, nuestros cultivos están adaptados para el Holoceno, un periodo de 11.000 años de estabilidad climática que estamos a punto de abandonar … en el polvo.

Bienvenidos al Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE), gracias al ser humano Antropocéntrico, pero eso es, otra historia. (Nota añadida por CSA).

Traducido por CSA.

Leer el artículo completo (en inglés): http://www.rollingstone.com/politics/news/global-warmings-terrifying-new-math-20120719

4 comentarios el “Calentamiento Global y las terroríficas nuevas matemáticas.

  1. Some actually first-rate articles on this website , appreciate it for contribution.

    • fvaldepe
      septiembre 17, 2012

      thank you for your reading and for your contribution to disseminate.
      F.V.I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 23, 2012 por en Cambio Climático.

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 413,317 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: