Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

La conspiración del silencio: La irresponsable política ante el cambio climático


Apreciados lectores,

Algunos artículos muy interesantes vienen en el Bulletin of the Atomic Scientists de éste mes. Por su importancia intentaremos traducir algunos de ellos. The Bulletin es una organización independiente sin fines de lucro que lleva a cabo foros y publica contenidos de libre disposición, sobre la seguridad nuclear, la estabilización del clima, y la seguridad en las ciencias biológicas. Os dejamos con un artículo de Robert J. Brulle titulado “La conspiración del silencio: la irresponsable política ante el cambio climático”, que hemos traducido en CSA.

“Pocas cosas son más importantes en estos tiempos en los que vivimos, que a la búsqueda de las verdades a las que se dedica The Bulletin of the Atomic Scientistc” .

Albert Einstein – Copresidente Fundador de la Junta de Patrocinadores The Bulletin.

Saludos. CSA

Por Robert J. Brulle | 31 de julio 2012.

Destacado del artículo

  • El cambio climático no consta como un tema de alta prioridad para la mayoría de los estadounidenses y en las campañas presidenciales, entre demócratas y republicanos, la situación es mucho peor al ignorar la cuestión.
  • La consecuencia de esta falta de responsabilidad será un proceso irreversible hacia niveles más elevados del calentamiento global, que el presidente Obama o el candidato Romney puedan admitir.
  • Si los americanos quieren tener alguna esperanza de luchar contra el cambio climático, un movimiento con base social debe desafiar a la irresponsabilidad de ambos candidatos.

En un verano dominado olas de calor y una sequía devastadora en todo el país, parecería que el cambio climático será un tema importante en la campaña presidencial de los EE.UU.. Sin embargo, está ocurriendo todo lo contrario. Ni el presidente Barack Obama ni el candidato republicano, Mitt Romney, han centrado alguna atención en este asunto crítico. En un reciente discurso en el Senado, el senador John Kerry definió el discurso político en los Estados Unidos como una “conspiración del silencio … una historia de negación vergonzosa, -a remar de nuevo-, y el retraso que nos ha llevado peligrosamente cerca de una catástrofe irreversible como es el cambio climático “. Este silencio significa que podemos esperar más retrasos en la lucha contra el cambio climático, unos retrasos que no nos podemos permitir.

Política presidencial. Ambas campañas presidenciales han ignorado el cambio climático en sus sitios web. El sitio de Romney aboga por el desarrollo de la vigorosa energía del carbón, gas, petróleo y energía nuclear. El sitio de Obama se centra en un “todo lo anterior” en la estrategia energética, que aboga por el desarrollo de todas las fuentes de energía, incluyendo carbón “limpio” y las energías alternativas. Las declaraciones de los candidatos se hacen eco de este enfoque.

Romney durante un tiempo creía en el cambio climático. En su libro del año 2010 “No Apología: El Caso de la grandeza de los Estados Unidos”, Romney escribió: “Yo creo que el cambio climático está ocurriendo – la reducción en el tamaño de las capas de hielo mundial es difícil de ignorar, también creo que la actividad humana es un factor que contribuye.  No estoy seguro cuánto al calentamiento, sin embargo, es atribuible a factores fuera de nuestro control”. Incluso esta tibia borrosa declaración participó en el concurso de las primarias presidenciales y la oposición al cambio climático se convirtió en una prueba de fuego para los candidatos presidenciales republicanos. En un evento de campaña de enero de 2012 en Pittsburgh, Romney estaba seguro respecto a la causa del cambio climático global: “Mi opinión es que no sabemos lo que está causando el cambio climático en este planeta y la idea de miles de millones de gastos y billones de dólares para reducir las emisiones de CO2 no es el camino correcto para nosotros “.

El Presidente Obama parece haber olvidado el cambio climático. En el evento recientemente del Día de la Tierra del 2011, Obama fue claro con la necesidad de abordar el cambio climático. “Hoy en día, nuestro mundo se enfrenta al gran reto mundial del medio ambiente de un clima cambiante en nuestro planeta entero, debemos abordar este problema, ya que ninguna nación, por grande o pequeña, rica o pobre, puede escapar al impacto del cambio climático”. Ahora Obama ni siquiera puede decir las palabras “cambio climático”. En su discurso del Día de la Tierra del 2012, indicó bajo las normas de eficiencia de autos las palabras “reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, pero Obama no hizo mención del cambio climático o por qué las emisiones deben reducirse. En un importante discurso sobre la energía un mes más tarde, Obama omite cualquier referencia al cambio climático, los gases de efecto invernadero o incluso la contaminación del aire.

La preocupación del público. El hecho de que ninguno de los candidatos quieran enfrentar el cambio climático ha tenido un efecto muy significativo en el nivel de preocupación pública acerca de este problema. Investigaciones sociales muestran que la opinión pública está fuertemente influenciada por las señales de las élites, por ejemplo, las declaraciones emitidas por destacados políticos y sus partidos. Los ciudadanos usan los medios de comunicación sobre temas polémicos para medir la credibilidad en las posiciones de las élites, y luego para interpretar las noticias basadas en la ideología y la identificación del partido. En un estudio reciente, mis colegas y yo encontramos que las declaraciones partidistas pueden ser el principal factor para explicar las subidas y bajadas de las preocupaciones del público sobre la amenaza del cambio climático – y un factor mucho más importante que los eventos climáticos extremos.

En general, el cambio climático y otros problemas ambientales se han colocado en el fondo de las preocupaciones del público. Una medida utilizada es el “problema más importante” pregunta formulada por los encuestadores de Gallup. Durante los últimos 40 años, el porcentaje de los encuestados por el nombre de un tema ambiental como el problema más importante del país, rara vez ha superado el 3%. Dentro de las subcategorías de las preocupaciones ambientales, el calentamiento global o cambio climático, se encuentra por lo general en la parte inferior. En los últimos sondeos mensuales de Gallup, las preocupaciones ambientales se mencionan sólo en el 1% de los encuestados, como el problema más importante al que se enfrenta la nación. Entre las preocupaciones que mencionan sobre el medio ambiente, en la encuesta de marzo de 2012, el 78% se preocupa “mucho” o “bastante” por los residuos tóxicos y la contaminación del agua. De los siete temas de medio ambiente, el calentamiento global ocupó el último lugar, y sólo el 55% de la población se preocupaba mucho o bastante. Las campañas presidenciales siguen estas encuestas, y así han concluido, que hacer frente al cambio climático no es una elevada prioridad. Al evitar el tema los candidatos, la preocupación pública se reduce más aún- es un proceso circular.

Comprometidos con el cambio climático. La consecuencia de esta falta de atención es un compromiso irreversible ante el peligroso cambio climático. Hace veinte años, los Estados Unidos firmaron, y el Senado lo ratificó, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El objetivo de este tratado era “prevenir una interferencia antropogénica peligrosa con el sistema climático”, que se define en el Acuerdo de Copenhague de 2009, que limita el aumento de la temperatura global a 2º C. Hay tres razones por las que el objetivo ahora es imposible de conseguir. En primer lugar, incluso si las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI’s) en la atmósfera pudieran  ser mantenidas en los niveles de 2005, los científicos del Instituto Scripps de Oceanografía han calculado que la temperatura mundial se elevaría en 2,4º C, si no fuera por la contaminación del aire que está enmascarando el calentamiento por el bloqueo de algunas de los rayos del sol. En segundo lugar, como en un documento de 2011, los investigadores del clima británico explican que, la reducción de las emisiones que pudieran restringirse a niveles que se consideran compatibles con el crecimiento económico, no son suficientes para mantenerse por debajo de 2º C. Sólo un período de austeridad planificada y un intenso esfuerzo para construir un sistema de energía libre de carbono podría ahora alcanzar el objetivo de evitar un cambio climático peligroso. Por último, la Agencia Internacional de la Energía, ha estimado que la infraestructura energética de emisiones de carbono, que impulsará el aumento de temperatura global en más de 2º C ya se ha completado en un 80%, y estará completamente al 100%,  en el año 2017. Esto bloqueará las emisiones futuras a menos que los bienes de equipo se retiren antes de lo previsto. Lo mejor que podemos esperar para evitar catastrófico calentamiento global superior a los 4º C, requiere una respuesta agresiva por parte de los gobiernos de todo el mundo.

En la campaña presidencial, será muy difícil encontrar cualquier apunte a esta situación. Las declaraciones oficiales todavía mantienen “que no hay motivo de alarma”, y ​​que todavía podemos evitar un cambio climático peligroso. Mientras que ignorar el cambio climático podría ser una buena estrategia política, tanto el gobierno de Obama y los enfoques de Romney son intelectualmente falsos y moralmente irresponsables. La posición de Romney es ridícula, ya que ignora la gran cantidad de literatura científica sobre el cambio climático antropogénico. ¿Pero es la posición de Obama algo mejor? Cualquier retraso aumenta la probabilidad de llegar a un punto de inflexión más allá del cual las medidas de mitigación serán “demasiado poco” y “demasiado tarde” para evitar consecuencias catastróficas. Sin embargo, la administración de Obama ha hecho caso omiso a esta amenaza, ofreciendo en su lugar una delgada y no apremiantes propuestas para el desarrollo de energía limpia.

Frente con eficacia a las emisiones de gases de efecto invernadero requerirá transformaciones sustanciales tanto de nuestros sistemas económicos y energéticos, y la adopción de medidas políticamente impopulares, como un impuesto al carbono. En lugar de intentar construir un consenso público para hacer frente al cambio climático, la administración de Obama está perpetuando la ilusión cultural, de que podemos seguir como hasta ahora, y que el cambio climático no requiere acciones sustanciales ni dolorosas políticamente. Si bien esta estrategia podría resultar ventajosa en el corto plazo, las sillas que deben ocupar futuras administraciones y generaciones son una pesada carga política, económica y ambiental. Incluso si Obama gana, él no ha construido ningúna legislatura para la acción, en su segundo mandato.

Poner el clima en la agenda pública. Para poner fin a la conspiración del silencio, las organizaciones ambientales deben desafiar a la irresponsabilidad de los dos candidatos presidenciales. Un ejemplo de cómo las organizaciones pueden cambiar la agenda pública fue la movilización contra el canal de Keystone XL. En agosto de 2011, una serie de protestas no violentas de desobediencia civil tuvo éxito y obligó a la administración de Obama a retrasar la instalación de la tubería.

Un segundo ejemplo es el “Flat Earth Five” campaña por la Liga de Votantes por la Conservación. Esta campaña se ha dirigido a cinco representantes en el Congreso de Estados Unidos, que niegan la ciencia básica del cambio climático antropogénico, por la derrota en las elecciones de otoño.

Este tipo de enfoques se deben aplicar a la campaña presidencial. Ambos candidatos presidenciales se mueven en la conspiración del silencio, el abandono de los ciudadanos y las generaciones futuras a la implacable arremetida del calentamiento climático global. Esta táctica política debe ser cuestionada. El movimiento ecologista debe redoblar sus esfuerzos para avanzar frente cambio climático en la agenda presidencial.

Artículo original (en Inglés) aquí.

Traducido por CSA.

____________________

Robert J. Brulle

Brulle es profesor de sociología y ciencias del medio ambiente en el Departamento de Cultura y Comunicaciones, y profesor afiliado de salud pública en la Universidad Drexel. Junto con Jason Carmichael y J. Craig Jenkins, publicó un artículo sobre el Cambio Climático donde analizaron los factores que influyen en la preocupación del público sobre el cambio climático en los Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 3, 2012 por en Cambio Climático y etiquetada con .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 413,317 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: