Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

El retorno al equilibrio: Parte 3 – Recursos Naturales


Post El retorno al equilibrio parte 3 recursos naturalesEste trabajo es una recopilación de entrevistas que pretenden, en estos momentos tan complicados, verter un poco de luz sobre las incógnitas que nos plantea el futuro. Hablaremos de los aspectos más básicos de nuestra vida, y lo haremos desde el punto de vista de dos de los fenómenos que, en mi opinión, tendrán más peso sobre ella: la crisis de recursos naturales y el cambio climático. Por Quin Nogueras.

Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7

ARCADI OLIVERES BOADELLA

Doctor en ciencias económicas, profesor titular de Economía Aplicada de la Universitat Autònoma de Barcelona, presidente de Justícia i Pau.

¿Cree que la preocupación por la crisis económica está dificultando el abordaje de problemas tan fundamentales como el agotamiento de recursos y el calentamiento global?

Sí y no. Yo pienso que, efectivamente, en este momento se tienen otras prioridades, no puedes plantear en absoluto las cuestiones ambientales, porque la gente lo que quiere ante todo es trabajo, y el hecho de que tengamos una prioridad en esto hace que nos olvidemos de otros temas. Pero a lo mejor el planteamiento que deberá surgir después de intentar atacar esta crisis, el día que nos planteemos qué nuevo modelo tiene que venir después del que tenemos, debería tener también una respuesta basada en eso que llamamos decrecimiento. Por lo tanto, de entrada yo diría que lo dificulta, pero me gustaría pensar que a la larga puede ser que lo facilite.

Considerando la energía como el precursor básico de cualquier actividad, ¿qué efectos tendría un descenso prolongado del suministro energético sobre nuestro sistema económico?

Yo pienso que el problema debe plantearse más desde el punto de vista de la demanda que no desde la oferta. Es evidente que habrá un descenso, ya empezamos a haber traspasado eso que llamamos peakoil y, en consecuencia, es evidente que las reducciones serán drásticas, y más que deberán ser, porque buscamos alternativas de carácter criminal como es llevar adelante los biocombustibles, que es reducir la alimentación humana para alimentar el coche, lo cual está claro que no puede ser. Aun así, yo tengo la sensación de que el problema, ya que será difícil hallar una solución desde el punto de vista de la sustitución energética, tendremos que verlo desde un punto de vista de disminución de la demanda, lo cual yo enlazaría con el punto anterior, es decir, que esta demanda debe de ser revisada, y si somos capaces de hacerlo, entonces sí podríamos de alguna forma enfocar esta disminución.

¿Nos enfrentamos a un escenario con una parte importante de la población permanentemente desocupada?

Yo pienso que es una cuestión de mejor distribución del trabajo. Lo que pasa es que desafortunadamente las administraciones públicas que deberían trabajar en esta dirección no lo han hecho. La administración pública, en general, lo que quiere es mantener un equilibrio entre los sindicatos, la patronal y ellos mismos, que son los tres personajes que intervienen en la vida social. Los empresarios no quieren redistribuir el trabajo, a contrario, prefieren tener 8 trabajadores que trabajen 10 horas, que no 10 trabajadores que trabajen 8 horas, y los sindicatos, todo hay que decirlo, hoy por hoy defienden más los intereses de los que están con trabajo que los que no lo tienen, y también a veces intentan proteger las horas extra, y cosas por el estilo, por lo que tampoco se avienen demasiado. Entonces quien finalmente debería intervenir, que es el gobierno, cuando se encuentra con los otros dos partenaires sociales no hace ningún esfuerzo, procura quitarse el dolor de cabeza de encima, y ​​piensa “si ellos no me lo piden yo tampoco lo haré “, cuando en realidad sería la única solución.

Tenemos el ejemplo famoso francés de la reducción de la jornada de las 35 horas, y debemos tener en cuenta que la humanidad camina en esa dirección, porque es evidente que desde que comenzó la revolución industrial hasta ahora los horarios laborales han ido disminuyendo, y hoy en día con el progreso tecnológico aún deberían disminuir más.

Ante el futuro que se nos plantea, y viendo las dificultades que ya sufrimos hoy día, ¿qué hay que hacer para mantener un sistema de protección social suficiente?

Está claro que no se está prestando suficiente atención a la cobertura de las necesidades básicas, y aquí hay una clara falta de voluntad por parte de las administraciones públicas, porque en este momento nos están hablando de todo tipo de recortes, y lo evidente es que estos recortes, si se hicieran las cosas bien hechas, serían innecesarios.

Lo que pasa es que los gobiernos no actúan en favor de los ciudadanos sino en favor de los intereses creados. Por ejemplo, y sin ir más lejos, hace poco el sr. Rajoy nos proponía una subida del IVA diciendo que esta medida recaudaría en tres años 63.000 millones, mientras que un informe que hicieron los inspectores de hacienda este verano pasado, hablaba de un fraude fiscal en España cifrado en 92.000 millones de euros al año. Pero como estos que hacen el fraude fiscal, según el mismo informe, son las grandes fortunas, las grandes empresas, las grandes bancas, entonces el gobierno no se atreve porque, al fin y al cabo, el gobierno no hace otra cosa que de títere de estos personajes. Si se atreviera, evidentemente tendría recursos suficientes para eso que ahora llamamos el estado del bienestar no fallara nunca.

A nivel institucional se está centrando la estrategia en potenciar las medidas de ahorro y de eficiencia, y se insiste en recuperar el crecimiento, ¿cree que este objetivo es viable?

En absoluto, naturalmente que hay que mejorar la eficiencia, esto no lo duda nadie, pero plantearnos como un horizonte el crecimiento cuando resulta que el planeta no lo resiste… Pienso que es evidente que nosotros hemos crecido demasiado, y cuando digo nosotros me refiero a esos mil millones de personas privilegiadas que vivimos en el primer mundo. Imaginemos que los otros 6.000 millones quisieran consumir la misma madera, el mismo papel, los mismos minerales, el mismo petróleo, el mismo agua que estamos consumiendo nosotros que, por cierto, tendrían derecho a hacerlo, eso sería completamente insostenible.

Por lo tanto, nuestra única obligación es comenzar a disminuir estos niveles de consumo, en aras de que aquellos que no lo pueden tener, porque están en una situación diferente, puedan aumentarlo. Y también pensando en un futuro que es bien importante: las generaciones que vendrán detrás de nosotros.

Teniendo en cuenta que nuestro sistema económico es tan dependiente de este crecimiento continuo, ¿qué hay que hacer para transformar esta sociedad de consumo y deuda en un nuevo modelo más sostenible, que tenga en cuenta el bien común y el equilibrio social?

Habría que hacer muchos cambios, porque el capitalismo es un sistema complejo, yo diría que nefasto, pero por otro lado muy vigente y, por lo tanto, hay que ir buscando sus transformaciones. A mí me gusta aplicar aquella famosa teoría del divide y vencerás, si queremos cambiar el capitalismo de golpe, lo que a mí particularmente ya me gustaría, no es demasiado fácil de hacer, pero ir transformando cosas paulatinamente, pienso que es viable.

Yo he tenido la suerte de asistir en varias ocasiones al Foro Social Mundial de Porto Alegre, y en las reuniones que he seguido me he dado cuenta de que por cada propuesta sectorial hay una respuesta diferente a la que aplica el capitalismo: por ejemplo cómo organizar la agricultura, los bosques, la tecnología, como modificar la financiación especulativa, como cambiar el sistema de ocupación de tierras. Por lo tanto, yo diría que ante esto nos hace falta sin duda un nuevo sistema económico, y que habría irlo emprendiendo paulatinamente con transformaciones sectoriales, lo cual no quiere decir que no sea deseable una solución total, que sin duda lo es.

¿Todavía estamos a tiempo de empezar a hacer las cosas bien?

Bueno, este “estamos a tiempo” depende un poco, porque según Naciones Unidas se nos mueren 100.000 personas cada día de hambre y, por lo tanto, es evidente que cuantos más días dejamos pasar más irán muriendo. Nos escandalizamos a veces de pequeñas cosas, y en cambio no hacemos caso a esta muerte innecesaria de personas por falta de cobertura de sus necesidades mínimas. Esto nos debe urgir en el cambio. Si estamos a tiempo yo no lo sé, pero como por otra parte si no hacemos nada las cosas irán a peor, pues no hay otra opción: tenemos que hacer cambios, y tienen que ser radicales.

———

Aquellos que estéis interesados ​​en una descripción más exhaustiva y completa del problema de los recursos energéticos y el calentamiento global, podéis consultar mi anterior trabajo: “Energía y clima: descubriendo los límites”. Se puede descargar en: http://goo.gl/Bdp01

También podéis contactar conmigo a través del correo: quimnr(arroba)gmail.com y en el Facebook quim nogueras.

Por gentileza de Quin Nogueras

Fotos añadidas por Fernando Valdepeñas CSA Editor.

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

El ciclo de la estupidez. Se denomina ciclo biogeoquímico (de bio: vida, geo: en la tierra) al movimiento de cantidades de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, azufre, fósforo, potasio, y otros elementos … La historia de las negociaciones sobre el cambio climático en 83 segundos. Lo que dice en la lata … Una visión a 50.000 pies de la crisis global. Hace menos de un mes, asistíamos en directo (por eso de las tecnologías) a un nuevo hito en las historias de las hazañas del ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 412,145 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: