Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Carta abierta al Presidente Obama: el Reloj del Juicio Final está a 5 minutos de la medianoche


Apreciados lectores,

En el día del juramento público ante su segundo mandato como Presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, os trasladamos la carta dirigida por científicos y otras personalidades, al que hoy, ofrecerá su discurso a los norteamericanos y al mundo.

por Fernando Valdepeñas CSA Editor.

Quizá el lector o lectora recuerde la revista Bulletin of the Atomic Scientists, fundada en EEUU por un grupo de físicos atómicos en 1947. Una característica de esta publicación es un reloj que aparece en su cabecera, que desde aquellos años iniciales de la Guerra Fría viene marcando los minutos que probablemente nos separan de un cataclismo nuclear, el cual correspondería a la medianoche. Desde 1947 el minutero cambió de posición 17 veces, con un mínimo de 2 minutos en 1953, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética realizaron sus primeras pruebas con bombas de hidrógeno, y un máximo de 17 minutos en 1997. Pues bien, en el número de enero-febrero de 2007, el reloj, que marcaba 7 minutos desde 2002, se adelantó dejando la distancia a la medianoche en 5 minutos. Pero la novedad es que se trataba de la primera vez que el desplazamiento horario tenía lugar en relación con un suceso no nuclear: “Las armas nucleares”, se leía en uno de los titulares, “todavía plantean la amenaza a la humanidad más poderosa, pero el cambio climático y las tecnologías emergentes han acelerado nuestra capacidad de autodestrucción”.

En enero de 2010 el minutero del Doomsday Clock atrasó un minuto, hasta 6 minutos antes de medianoche (por percibirse algunas señales de acción política contra el calentamiento climático, señales que por desgracia no tuvieron continuidad); ahora, en enero de 2012, vuelve a marcar cinco minutos. Y toda la información científica de que disponemos hoy confirma esa apreciación de los redactores del Bulletin. Cinco minutos antes de la medianoche: pero no por una guerra nuclear sino por la devastación equiparable que puede venir de la mano del calentamiento climático y el peak oil.

La red de científicos Global Carbon Project, como se sabe, vigila la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. En otoño de 2009 advirtió: a finales del siglo XXI la temperatura promedio del planeta podría aumentar en 6º centígrados, si continuamos emitiendo gases de efecto invernadero de forma descontrolada. En un mundo 6º C más caliente en promedio las zonas habitables para los seres humanos se reducirían drásticamente; la mayoría de la población humana del planeta se convertiría en excedente; las posibilidades de mantener una civilización compleja serían casi nulas. (Nota del editor: pueden hacerse una “ligera idea”, de lo que supone 6º C más, en el siguiente documental Six Degrees)

Introducción de Jorge Riechmann, realizada en http://tratarde.wordpress.com/2012/01/11/cinco-minutos-antes-de-medianoche/#more-657

Post Carta abierta al Presidente Obama_el reloj del juicio final a 5 minutos de la medianoche

Por Robert Socolow, Thomas Rosenbaum, Lawrence J. Korb, Eden Lynn, Ewing Rod, Glaser Alexander, James E. Hansen, Kartha Sivan, Edward “Rocky” Kolb, Lawrence M. Krauss, Lederman León, Rajaraman Ramamurti, Ramana MV, Robert Rosner, Jennifer Sims, Richard CJ Somerville, y Elizabeth J. Wilson | 14 de enero 2013

Puntos destacados del artículo

El Boletín de Científicos Atómicos y el Consejo de Seguridad anuncia su decisión de mantener para  2013 en su lugar el minutero del reloj del Juicio Final: Se mantendrá a 5 minutos para la medianoche. En esta carta abierta al presidente de EE.UU., Barack Obama, la Junta presenta sus puntos de vista sobre las cuestiones claves que afectan a sus decisiones, y ofrece al presidente, unas recomendaciones a tener en cuenta en el año 2013, y a lo largo de su segundo mandato.

Nota del editor: Fundada en 1945 por la Universidad de Chicago, los científicos que habían ayudado a desarrollar las primeras armas atómicas en el Proyecto Manhattan, el Boletín de los Científicos Atómicos, posteriormente creó el Reloj del Juicio Final en el año 1947, con la imagen de apocalipsis (medianoche) y el lenguaje contemporáneo de explosión nuclear (cuenta regresiva a cero), para transmitir amenazas para la humanidad y el planeta. La decisión de mover el minutero del reloj del Juicio Final se realiza cada año en el Boletín de la Ciencia’s y el Consejo de Seguridad, en consulta con su Consejo de Patrocinadores, que incluye a 18 premios Nobel. El reloj se ha convertido en un indicador universalmente reconocido de la vulnerabilidad del mundo a la catástrofe de las armas nucleares, el cambio climático y las nuevas tecnologías emergentes en otros dominios.

14 de enero 2013

Estimado Presidente Obama,

El 2012, fue un año en el que los problemas del mundo siguieron adelante, y muchos de sus ciudadanos fueron apartados. Durante las elecciones de los Estados Unidos, la atención se centró en «la economía, estúpida”, con apenas unas palabras sobre las graves tendencias que a largo plazo, amenazan al binestar de la población, en una medida enorme: el cambio climático, la amenaza constante del olvido nuclear, y la vulnerabilidad de las fuentes de energía en el mundo. 2012 fue el año más cálido registrado en muchos estados de los Estados Unidos, marcado por una devastadora sequía y por tormentas brutales. Estos fenómenos extremos son exactamente, lo que los modelos climáticos predicen en una atmósfera sobrecargada de gases de efecto invernadero. 2012 fue un año de oportunidades, no realizadas, para reducir los arsenales nucleares, para reducir la inmediatez de la destrucción de los misiles, y para controlar la propagación de materiales fisionables y mantener a raya al terrorismo nuclear. 2012 fue un año en el que – un año después de la fusión parcial en la estación nuclear de Fukushima-Daiichi – la nación japonesa sigue estando, en las primeras etapas de lo que será una recuperación costosa y larga.

Lo ocurrido en el 2012 nos convence, al comité de Ciencia y la Junta de Seguridad, a mantener las manecillas del Reloj del Juicio Final, en el lugar que estaba.

Señor Presidente, vemos el 2013 como un año para la visión y el compromiso. Sabemos que una acción decisiva, puede hacer el mundo más seguro. La humanidad espera el liderazgo de los EE.UU., que pueden asegurar un futuro libre de armas nucleares. La acción de los EE.UU. puede inducir a las naciones del mundo a negociar acuerdos internacionales para evitar los peores desastres del cambio climático. Nos dirigimos a usted, Sr. Presidente, para que nos lleve hacia un mundo más seguro, y para ayudarnos a retroceder las manecillas del Reloj del Juicio Final.

Quedan por cinco minutos para la medianoche.

Las armas nucleares. Sr. Presidente, aplaudimos las medidas que su Gobierno, ya ha tomado: la ratificación del nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START Nuevo), manteniendo a los violadores potenciales firmes  con la piedra angular de No Proliferación Nuclear (TNP), el fortalecimiento del régimen mundial de seguridad nuclear y la reducción de las oportunidades y las posibilidades de éxito para los terroristas de hacerse con material fisible. Nos alegramos de que su compromiso con el material fisible – Tratado y el Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares – por lo que estamos seguros de que buscará la aprobación del Senado – no ha vacilado.

En 2009 se paró, y valientemente declaró en Hradcany Square: “El compromiso de los Estados Unidos es buscar la paz y la seguridad de un mundo sin armas nucleares”, y especificó que los Estados Unidos “quieren reducir el papel de las armas nucleares en nuestra estrategia de seguridad nacional e instar a otros, a hacer lo mismo “. Cuatro años después de aquel discurso visionario, vemos el progreso, pero también vemos lo mucho que queda por hacer.

Cuando los Estados Unidos y Rusia ratificaron el nuevo START, ambos países acordaron limitar el número de ojivas nucleares desplegadas a 1.550. Pero 20 años después del fin de la Guerra Fría, esto no es suficiente y los Estados Unidos deben comprometerse a reducir un número muy por debajo de las 1.000 cabezas nucleares. El arsenal, de cabezas nucleares estratégicas, no ojivas, desplegadas deben reducirse de forma significativa y las cabezas nucleares tácticas, deben ser eliminadas. Sr. Presidente, este tipo de acciones señalarán un papel decreciente de las armas nucleares, en la estrategia de seguridad nacional de los EE.UU. – y demostrarán el compromiso de los Estados Unidos con el artículo VI del TNP para reducir significativamente las armas nucleares y luchar por el desarme nuclear.

Sr. Presidente, la Revisión de 2010 Postura Nuclear considera la eliminación de un tramo de la tríada nuclear como parte de las reducciones previstas en el nuevo START. Creemos que, al reducir muy por debajo de las 1.000 ojivas, los argumentos para mantener las tres patas de la tríada son menos convincentes de lo que pudo haber sido en el pasado. La tríada, es un legado caro de una época pasada, que hace que sea cada vez más difícil, aplicar mayores recortes en el arsenal nuclear mundial. Ahora es el momento de examinar las opciones para reestructurar fundamentalmente las fuerzas nucleares de los Estados Unidos.

Además se puede hacer mucho más, para remarcar su compromiso de reducir el papel de las armas nucleares en la estrategia de la seguridad nacional: se puede aumentar la tasa de desmantelamiento de las antiguas ojivas nucleares, y considerar seriamente la reducción, tanto de los 1.152 ojivas nucleares de misiles balísticos lanzados desde submarinos, así como las 300 ojivas nucleares destinados a los bombarderos.

Estas medidas enviaría un fuerte mensaje de compromiso de los Estados Unidos para trabajar por un mundo sin armas nucleares.

Al igual que en su primer mandato, esperamos que en su segundo mandato, también se iniciará con una declaración actualizada de los  planes futuros, para reducir el papel de las armas nucleares en los EE.UU., permitiendo articular una estrategia nacional de seguridad.

Materiales fisibles. Pocos meses después de asumir el cargo en 2009, anunció el objetivo de asegurar todo el material nuclear vulnerable en todo el mundo, dentro de cuatro años. Este fue un reconocimiento público clave  de que todo el material fisible – ya sea militar o para uso civil – conlleva importantes riesgos de proliferación. 2013 es el momento para renovar y ampliar la agenda sobre los materiales fisionables.

En 2010, se convocó la primera Cumbre de Seguridad Nuclear. Sin embargo, estas reuniones bianuales de jefes de Estado, se han ocupado principalmente, en la obtención y consolidación de uranio muy enriquecido (UME), para aquellas poblaciones civiles  en los estados no poseedores de armas nucleares, que representan menos del 2 por ciento de la reserva mundial de material fisionable. Por otra parte, el UME de carácter civil no es el único problema. Citando el discurso que ofreció el año pasado en la Universidad Hankuk en Corea del Sur : “Simplemente no podemos seguir acumulando enormes cantidades de estos materiales, el plutonio por separado, que estamos tratando de mantenerse alejado de los terroristas”

Sr. Presidente, le pedimos que ponga en marcha, de inmediato, un enfoque integral de materiales fisionables que se ocupa de las reservas civiles y militares – de plutonio, así como uranio altamente enriquecido. Estimaciones independientes de la reserva mundial indican que hay 1.440 toneladas de uranio altamente enriquecido y 500 toneladas de plutonio. En principio, esto es suficiente para que cientos de miles de armas nucleares.

Desde la década de 1970, los Estados Unidos se ha abstenido del reprocesamiento de combustibles nucleares gastados en lo civil y la separación de los materiales fisibles. En 2013, los Estados Unidos deberían desalentar a Japón para la puesta en marcha de su planta de Rokkasho y animar a Corea del Sur a reconsiderar sus planes de reprocesamiento.

Este año, los Estados Unidos deben declarar el exceso de todo el material fisionable, no en ojivas nucleares – desplegados o en reserva – y ofrecer ese material, a la vigilancia internacional. 2013 es el año en el que los Estados Unidos deberían buscar nuevas reducciones en sus propias existencias de material fisionable, así como aquellos en poder de Rusia y otros Estados poseedores de armas nucleares.

Sr. Presidente, en 2013, los Estados Unidos – en coordinación con los otros Estados poseedores de armas nucleares del TNP, así como India, Pakistán, Israel y Corea del Norte – debería anunciar una moratoria sobre la producción de material fisionable para más armas, en espera de una tratado formal .

El cambio climático. Las actividades humanas son la causa principal del cambio climático global. Las emisiones de gases invernadero siguieron aumentando en 2012, con los niveles atmosféricos de dióxido de carbono – el gas de efecto invernadero más importante producido por las actividades humanas – alcanzando niveles más altos, que en cualquier otro momento de los últimos 800.000 años. 2012 fue el año más cálido registrado, en los estados contiguos de los Estados Unidos. El hielo marino del Ártico continúa disminuyendo rápidamente en extensión, alcanzando un mínimo histórico, el año pasado cayó a niveles, nunca antes medidos, alcanzando un área del tamaño de Texas. Los glaciares están retrocediendo, y los enormes bloques de hielo de Groenlandia y de la Antártida, están perdiendo masa. Los fenómenos meteorológicos extremos, tales como la “Supertormenta Sandy” del año pasado y la depresión tropical Bopha, son manifestaciones de un ambiente alterado por el cambio climático, con mayores temperaturas superficiales en el mar y más vapor de agua en la atmósfera, que alimentan e incrementan, su poder destructivo.

Pero 2012 también presentó pruebas de la viabilidad de las fuentes de energía renovables  y de formas más eficientes de energía de la economía global, que apuntan hacia una alternativa al modelo de desarrollo de “elevado carbono”. Las energías eólica y solar, por ejemplo, crecieron a tasas muy superiores a lo que las agencias de energía pronosticaron a principios de esta década. Debido a las políticas de apoyo, la generación de energía a partir de estas fuentes se expandieron casi por cuatro en los últimos cinco años en los Estados Unidos, y aún más en otros países, entre ellos Alemania y China, donde disfrutaron de un mayor apoyo. El nuevo automóvil de combustible económicos estándard de los EE.UU. fue otro hecho positivo, prometiendo casi el doble de eficiencia para estos vehículos en el 2025.

Esta tendencia, fomentada al mismo tiempo, no significa que el problema del cambio climático se ha resuelto. De hecho, el crecimiento de las fuentes de energía “bajas en carbono”, queda eclipsado por la continua expansión de los combustibles fósiles como el carbón – como se ha amplificado durante el año pasado por el explosivo desarrollo de recursos no convencionales fósiles, tales como las arenas bituminosas, el aceite de esquisto bituminoso y el gas de esquisto. Con emisiones de gases de efecto invernadero con un ciclo de vida,  que son incluso peores que las de los convencionales, estos recursos fósiles no convencionales amenazan con desplazar la inversión en energías renovables y afianzar una dependencia a largo plazo, de los suministros de energía intensivas en carbono.

Evitar esta situación requerirá que su administración acelere considerablemente el proceso de reforma del mosaico de los subsidios federales, impuestos y otros incentivos y desincentivos que distorsionan los mercados energéticos. Esperamos un progreso sustancial hacia los mercados energéticos racionales en 2013, incluyendo el precio de las emisiones de gases de efecto invernadero en toda la economía.

2012 vio la llegada, de un aparentemente abundantes, recursos nacionales de gas natural, lo que podría ser un factor importante para un futuro energético más ecológico. Hacemos un llamamiento a su gobierno, para hacer ver que la comercialización de este recurso se persigua de manera que mitiguen sus impactos ambientales, incluyendo los impactos del cambio climático. Específicamente, le instamos a crear fuertes regulaciones para los productores, para minimizar las fugas de gas metano y proteger los recursos hídricos, y para los productores de centrales eléctricas, que incorporen la captura y el almacenamiento de carbono.

Sr. Presidente, usted ha tomado algunas medidas para ayudar a empujar al país a lo largo de un camino energético más racional. Usted mantiene vivo los incentivos para la energía eólica y otras renovables, y reforzar la eficiencia de combustible del vehículo estándares. Estos son pasos importantes, pero sin un esfuerzo concertado para poner en marcha una respuesta global y ambiciosa, para el problema del cambio climático en 2013, nos enfrentamos a la disminución de las perspectivas para evitar, los peores efectos y más costoso, de un clima muy alterdado.

Desde su reelección, ha tomado nota con preocupación de que la Tierra se está calentando y la capa de hielo del Ártico se está derritiendo más rápido, que los científicos habían previsto, mientras que los eventos meteorológicos extraordinarios – de las tormentas a las sequías – está tomando cotidianidad en los Estados Unidos y en todo el mundo. También hizo hincapié en que tenemos una obligación con las generaciones futuras para hacer algo sobre el cambio climático, y les prometió que ésta sería una prioridad de su administración.

En septiembre de 2013, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicará su quinta evaluación sobre la ciencia del clima, que con autoridad documentará el cambio climático. Hacemos un llamado a que comprometa firmemente a su administración para aceptar las conclusiones científicas del Grupo Especial, y de manera urgente, integrar estos resultados en la política nacional, y encarar con confianza a los que irresponsablemente argumentan, que la ciencia del cambio climático no es relevante.

Las amenazas emergentes. En 2012, Sr. Presidente, se hizo evidente que las tecnologías cibernéticas, con todos sus beneficios, podría desencadenar un nuevo tipo de auto-infligido Doomsday. Pero, ¿cómo, cuándo y para quién no está claro?.

La evolución de 2012 subrayó la vulnerabilidad del gobierno, la banca internacional, las finanzas y la industria a ataques cibernéticos. Saudi Aramco sufrió el ataque cibernético más dañino, en una empresa hasta la fecha, y tres cuartas partes de sus ordenadores corporativos fueron atacados por un virus que borra todos los datos, reemplazándolo con una imagen de una quema de bandera de los EE.UU.. El virus utilizado en el ataque a Saudi Aramco ha sido relacionado con el mismo virus utilizado en el malware Stuxnet y afines, Wiper y Flame. Tales desarrollos han anunciado las posibilidades destructivas de las operaciones cibernéticas hostiles, planes de los gobiernos para usarlos, y cómo hacerlo.

La proliferación y la mercantilización de la información digital, en palabras de un alto funcionario del gobierno de los EE.UU., ha contribuido a una ” nueva amenaza matrix de espionaje digital, de la delincuencia y la guerra” que pone la seguridad personal y las libertades en peligro.

¿Qué debemos hacer con este nuevo desafío tecnológico? ¿Está la evolución de la tecnología cibernética superando la capacidad de las sociedades para gestionar equitativamente – el mismo tipo de brecha socio-científico que los científicos inspirados en el dominio nuclear para presionar a las iniciativas internacionales de desarrollo institucional y de control de armamentos, desde hace tantas décadas? La Ciencia y el Consejo de Seguridad está estudiando una forma de avanzar en este tema, y ​​esperamos que su administración, señor Presidente, siga haciendo lo mismo.

Los próximos pasos. Sr. Presidente, con su segunda toma de posesión a una semana, tenemos tanta esperanza para su presidencia como la tuvimos en 2010 , cuando se retrasó las manillas del Reloj del Juicio Final, después de su primer año en el cargo. Tiene una extraordinaria capacidad para articular el deseo mundial por la paz y la seguridad, y usted tiene las herramientas para realizar progresos tangibles. Su discurso en Praga, sobre el desarme nuclear, y sus esfuerzos en Copenhague, para coordinar a los líderes mundiales para frenar el desarrollo del cambio climático, son grandes marcas de agua en su actividad. Hacemos un llamamiento hacia usted, para que dé un nuevo impulso a estas iniciativas. En concreto:

  • Poner en práctica su visión de Praga, reducir el papel de las armas nucleares en la estrategia de seguridad de los EE.UU., comprometiéndose a reducir – a menos de 1.000 – las ojivas nucleares estratégicas desplegadas.
  • Anunciar un esfuerzo para detener toda la producción nueva y eliminar las existencias de materiales fisionables separados, tanto civiles como militares, en todo el mundo. Sería muy importante, fortalecer el régimen de no proliferación, el desarme nuclear, apoyar y proporcionar la máxima protección contra el terrorismo nuclear.
  • Priorizar el cambio climático, a un nivel que reconozca la gravedad de la amenaza climática. Usted tiene la capacidad de educar e inspirar a los Estados Unidos, para lanzar una respuesta ambiciosa, hacer frente a los intereses creados que han impedido la acción, y, si la disfunción del Congreso impide la acción legislativa,  utilice sus poderes ejecutivos para lograr avances hacia una energía racional y de estrategia en el clima, para la nación.
  • Asociarse con otros líderes mundiales, a forjar la respuesta mundial integral que demandan las amenazas climáticas, basadas en la equidad y la cooperación entre los países. Una solución global sólo estará al alcance, si los Estados Unidos se comprometen a hacer su parte justa, mediante la inversión en el país y en el mundo, para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras aumentamos la construcción de resiliencia, frente a la perturbación del clima, que ahora es inevitable.
  • Reformar el mosaico de los subsidios federales, impuestos y otros incentivos y desincentivos, a fin de fomentar reducciones importantes en las emisiones estadounidenses de gases de efecto invernadero.

pueden ver el texto original aquí.

Traducido por Fernando Valdepeñas CSA Editor.

_______________________

BIOGRAFÍAS DE LOS AUTORES

Robert Socolow

Socolow es presidente del Boletín ‘s de la Ciencia y del Consejo de Seguridad, y codirector de la Universidad de Princeton Iniciativa de Mitigación del Carbono, en el que él ha ayudado a poner en marcha una nueva investigación, coordinado en ciencias ambientales, tecnología de la energía, la ingeniería geológica y la política pública. Sus intereses de investigación incluyen la gestión global del carbono, el secuestro de carbono fósil y la eficiencia energética. Es miembro tanto de la Sociedad Física Americana y la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Thomas Rosenbaum

Vice-presidente del Boletín ‘s de la Ciencia y del Consejo de Seguridad, Rosenbaum es rector de la Universidad de Chicago y es un experto en la naturaleza cuántica de los materiales. Ha sido en la universidad James Franck, profesor de Física y el vicepresidente del Laboratorio Nacional de Argonne . Sus honores incluyen un Alfred P. Sloan Becas de Investigación, el Premio Presidencial de Jóvenes Investigadores, y el Premio William McMillan para las contribuciones excepcionales a la Física de la Materia Condensada.

Lawrence J. Korb

Un alto miembro del Centro para el Progreso Americano, Korb es el vice-presidente del Boletín ‘s de la Ciencia y del Consejo de Seguridad. Se desempeñó como secretario adjunto de Defensa durante la administración Reagan entre 1981-1985. En esa posición, administró el 70% del presupuesto de defensa del país, y su servicio le valió la medalla del Departamento de Defensa para el Servicio Público Distinguido. Ha escrito 20 libros sobre temas de seguridad nacional, incluida la Caída y auge del Pentágono, Visiones de futuro para EE.UU. Política de Defensa, y una nueva Estrategia de Seguridad Nacional, en una época de terroristas, tiranos, y Armas de Destrucción Masiva.

Lynn Eden

Eden es miembro del Boletín ‘s de la Ciencia y de la Junta de Seguridad y un erudito investigador senior y director asociado de investigación en el Centro de la Universidad de Stanford para la Seguridad y la Cooperación Internacional. Eden es también co-presidente de Pugwash en los EE.UU.,  y miembro del Consejo Internacional Pugwash. Su trabajo académico se centra en las fuerzas armadas y la sociedad, en la historia de las armas nucleares y la política, que incluye la abolición nuclear. Whole World on Fire Eden: Las organizaciones, el conocimiento, y la devastación de Armas Nucleares 2004 ganó la American Sociological Association, Robert K. Merton premio al mejor libro en ciencias y estudios tecnológicos.

Rob Ewing

Ewing es profesor de la Universidad en el Departamento de Tierra y Ciencias Ambientales de la Universidad de Michigan, el Edward H. Kraus. También es profesor en los departamentos de Ingeniería Nuclear y Ciencias Radiológicas y Ciencia de los Materiales e Ingeniería. La investigación de Ewing, se centra en la parte final del ciclo del combustible nuclear, sobre todo de materiales nucleares y la geoquímica de los radionucleidos. Es el ex-presidente de la Unión Internacional de Sociedades de Materiales de Investigación. Ewing ha escrito extensamente sobre temas relacionados con la gestión de residuos nucleares y es co-editor en Radioactive Waste Forms for the Future and Uncertainty Underground: Yucca Mountain and the Nation’s High-Level Nuclear Waste. . Recibió la Medalla Lomonosov de la Academia Rusa de Ciencias en 2006. Recientemente ha sido nombrado, por el presidente Barack Obama, para presidir la Junta de Residuos Nucleares de Revisión Técnica.

Alexander Glaser

Es miembro del Boletín ‘s de la Ciencia y del Consejo de Seguridad, Glaser es profesor asistente en la Escuela Woodrow Wilson de Affaris Públicos e Internacionales y en el Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad de Princeton. También forma parte del Programa de Princeton sobre Ciencia y Seguridad Global y es co-editor del diario del mismo nombre del programa  . Sus intereses de investigación incluyen la no proliferación nuclear y el desarme, el ciclo del combustible nuclear, la energía nuclear y la ciencia forense nuclear. Además, es miembro del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el material fisible.

James E. Hansen

Un físico, Hansen dirige el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA. Su experiencia se centra en el cambio climático, las tendencias actuales del clima, y ​​las proyecciones del impacto de la humanidad sobre el clima. Se graduó de sus diversos títulos (licenciatura, maestría y doctorado) en la Universidad de Iowa, donde se formó bajo la dirección de James Van Allen. Durante más de 20 años, ha sido profesor adjunto de ciencias terrestres y del medio ambiente en la Universidad de Columbia.

Sivan Kartha

Kartha es científico senior en el Instituto de Estocolmo para el Medio Ambiente y co-líder del instituto en Gestión de Riesgos Climáticos. Su investigación se centra en las opciones tecnológicas y estrategias de la política para hacer frente al cambio climático, así como en la equidad y la eficiencia en el diseño de un régimen internacional sobre el clima. Asesora y colabora con diversas organizaciones, como la Secretaría de la CMNUCC, diversos programas de las Naciones Unidas y del Banco Mundial, los organismos gubernamentales de formulación de políticas y los organismos, fundaciones y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, en países en desarrollo como en los industrializados. Está sirviendo actualmente como uno de los autores de coordinación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Edward “Rocky” Kolb

Profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Chicago, Arthur Holly Compton Servicio Distinguido, Kolb también sirve como presidente del departamento de la universidad de Astronomía y Astrofísica. Su investigación con la aplicación de la física fundamental – en particular la física de partículas, y la relatividad general – con la edad del universo. Es miembro del Instituto Enrico Fermi y el Instituto Kavli para Física Cosmológica.

Lawrence M. Krauss

Un físico teórico, Krauss es en el Boletín ‘s, co-presidente del Consejo de Patrocinadores, y profesor en la Fundación de la Escuela de Exploración Terrestre y Espacial y director del Proyecto Orígenes de la Arizona State University. Autor de varios libros, entre ellos The Physics of Star Trek, Quintessence: The Mystery of Missing Mass in the Universe, and Fear of Physics: A Guide for the Perplexed, ha ganado varios honores, difíciles de explicar fuera de contextos científicos, para que el lector en general puede entender. Su libro más reciente es A Universe from Nothing. .

Leon Lederman

De renombre internacional, físico de alta energía, Lederman es director emérito del Laboratorio del Acelerador Nacional Fermi en Batavia, Illinois, y cuenta con un nombramiento como profesor Pritzker de la Ciencia en el Instituto de Tecnología de Illinois. Entre sus muchos galardones están el Premio Nobel de Física, la Medalla Nacional de la Ciencia y el Premio Enrico Fermi  otorgado por el presidente Bill Clinton.

Ramamurti Rajaraman

Rajaraman es profesor emérito de física en la Universidad Jawaharlal Nehru, co-presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre los materiales fisionables, vicepresidente de la Academia de Ciencias Nacional de la India, y miembro del Boletín ‘s de la Ciencia y del Consejo de Seguridad. Ha enseñado y realizado investigaciones en física en el Instituto Indio de Ciencias, el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, y profesor visitante en Stanford, Harvard, MIT, y otros lugares. Recibió su doctorado en física teórica en 1963 en la Universidad de Cornell. Además de sus publicaciones de física, ha escrito ampliamente sobre temas como la producción de material fisible en la India y Pakistán y los efectos radiológicos del accidente armas nucleares.

MV Ramana

El físico, Ramana actualmente está designado de forma conjunta en el Laboratorio Nuclear de Futuros y el Programa de Ciencia y Seguridad Global, tanto en la Universidad de Princeton, donde trabaja en el futuro de la energía nuclear en el contexto del cambio climático y el desarme nuclear. Es el autor de The Power of Promise: Examining Nuclear Energy in India. Ramana es miembro del Boletín ‘s la Ciencia y de la Junta de Seguridad, y miembro del Panel Internacional sobre materiales fisionables .

Robert Rosner

Rosner es profesor distinguido de servicio William E. Wrather, en los departamentos de Astronomía y Astrofísica y Física en la Universidad de Chicago. Rosner recientemente dejó el cargo de director del Laboratorio Nacional de Argonne, donde también había servido como jefe científico. Su investigación, se enfoca sobre todo, en las áreas de astrofísica del plasma y de la dinámica de fluidos y astrofísicos magnetohidrodinámica (incluyendo campos magnéticos, especialmente el solar y el estelar); física de alta densidad energética, la inestabilidad de contorno de mezcla, modelado de combustión, las aplicaciones de las ecuaciones diferenciales estocásticas y problemas de optimización, y métodos inversos.

Jennifer Sims

Es miembro del Boletín ‘s de la Ciencia y de la Junta de Seguridad, Sims es director de estudios de inteligencia y profesor ajunto en el Programa de Estudios de Seguridad en la Universidad de Georgetown Walsh School of Foreign Service . También es consultor en inteligencia y seguridad nacional para empresas privadas y del gobierno de los EE.UU.. En 2008, el Presidente de los Estados Unidos, le nombró en la la Junta de Desclasificación de Interés Público, que asesora al presidente sobre las políticas de desclasificación del gobierno de los EE.UU.. En 1998, Sims recibió, de la comunidad de inteligencia, la más alta condecoración civil, la Medalla Nacional por el Servicio Distinguido.

Richard CJ Somerville

Somerville es un distinguido Profesor Emérito y Profesor de Investigación en el Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California, San Diego. Su investigación se centra en importantes procesos físicos en el sistema climático, especialmente el papel de las nubes y las importantes retroalimentaciones,  que pueden ocurrir, a medida que cambian las nubes con un clima cambiante. En sus intereses más amplios, la de incluir todos los aspectos del cambio climático, incluyendo la divulgación científica del clima  y la interfaz entre ciencia y política pública. Era un autor principal, en la coordinación del Cuarto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Elizabeth J. Wilson

Wilson es profesor asociado de Política Energética y Ambiental y de Derecho en la Escuela Humphrey de Asuntos Públicos de la Universidad de Minnesota. Su investigación examina las políticas y las instituciones de apoyo al desarrollo de sistemas de energía gestionados por el carbono. Ella tiene un doctorado en Ingeniería y Políticas Públicas por la Universidad Carnegie Mellon y fue seleccionada como Lider Becaria Leopold en 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 413,317 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: