Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

El retorno al equilibrio: Parte 5 – Sociedad


Este trabajo es una recopilación de entrevistas que pretenden, en estos momentos tan complicados, verter un poco de luz sobre las incógnitas que nos plantea el futuro. Hablaremos de los aspectos más básicos de nuestra vida, y lo haremos desde el punto de vista de dos de los fenómenos que, en mi opinión, tendrán más peso sobre ella: la crisis de recursos naturales y el cambio climático. Por Quin Nogueras.

Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7

CARLES FEIXA PÀMPOLS

Doctor en antropología social, profesor de Antropología de la Universitat de Lleida, especialista en culturas juveniles.

¿Qué influencia han tenido la tecnología y el progreso en nuestro sistema de valores? ¿Corremos el peligro de olvidar nuestras limitaciones?

La tecnología desde hace 50.000 años, desde la evolución del Homo sapiens sapiens, ha estado siempre presente en la historia de la humanidad, en los avances y en los posibles retrocesos. Los antropólogos sabemos que el progreso no es lineal, sino que a menudo, en determinados momentos históricos, hay una sobreexplotación de los recursos que ha llevado al fin o a la crisis de determinadas civilizaciones o culturas. La diferencia es que en la actualidad podemos ser autoconscientes de estos procesos y podemos, en teoría, limitar sus consecuencias. El otro cambio es que en el uso de la tecnología en la actualidad hay un incremento exponencial de sus efectos positivos y negativos, en la medida en que podemos transformar no sólo el medio ambiente sino que también nuestra estructura biológica.

¿Qué podemos hacer para que los jóvenes comprendan mejor la importancia del entorno natural en el devenir de nuestra sociedad?

Seguramente es invertir el punto de vista. No es la sociedad o los adultos los que tenemos que convencer a los jóvenes, sino más bien es lo contrario, es estar atentos o escuchar las tendencias que vienen de la juventud que, de una manera intuitiva, pero también porque los jóvenes actuales tienen un nivel de formación e información muy grande, muy superior al nuestro, ellos están ya planteando. De hecho el origen del movimiento ecologista o del movimiento por la sostenibilidad, o por ejemplo por una reducción del consumo, lo que se llama slowfood, el movimiento slowconsumption, la crítica de los excesos de la sociedad de consumo está muy vinculada a algunos movimientos juveniles, desde el movimiento hippie, el movimiento punk, movimientos políticos como los verdes alemanes, que en sus orígenes eran sobre todo un movimiento juvenil.

En la actualidad esto se pone de manifiesto en que en el fondo la sostenibilidad es una cuestión generacional, al igual que la pervivencia del estado del bienestar supone un pacto explícito o implícito entre las generaciones, de modo que los jóvenes o los adultos que pueden trabajar aportan sus recursos en forma de impuestos a los niños y los ancianos, también la pervivencia del medio ambiente supone un pacto generacional, es decir, es luchar o sacrificarse por las generaciones futuras, y obviamente los más interesados ​​en ello son los jóvenes porque lo que nosotros hacemos ahora ellos mismos, o sus hijos o nietos, seguro que lo sufrirán, para bien o para mal.

En la situación actual, cuando hay gente que ya tiene dificultades para sobrevivir en el día a día, ¿cómo podemos empezar a hablar de ética y justicia intergeneracional?

En el fondo es una cuestión de egoísmo, no personal sino social. Ya no está en juego la propia supervivencia individual sino la posibilidad de mantener un cierto estatus de vida para toda la colectividad. En nuestra vida cotidiana los humanos, y también podríamos decir los mamíferos, somos capaces de sacrificarnos por el futuro, por nuestra descendencia. En el fondo esto es muy social pero también es muy biológico, es la base de la evolución, el sacrificio por los hijos y por los nietos. Y eso que en la evolución se hace de manera inconsciente, en la actualidad existe la posibilidad de hacerlo de manera consciente.

La barrera no es la sociedad o las nuevas generaciones, sino que a menudo son los sectores de élite o de poder económico y político, que muchas veces no quieren tomar decisiones que pueden parecer impopulares pero en realidad lo que ponen en cuestión es su status quo, su modus vivendi.

En cuanto a los padres y a los educadores, ¿qué podríamos hacer para implicarlos más en la problemática del agotamiento de recursos naturales y el cambio climático?

Los padres, los adultos, cualquier persona, no sirve de nada que den discursos o sermones, sino que lo único que sirve es el ejemplo, que va desde la recogida selectiva de la basura a evitar gastos innecesarios, a volver a una cierta austeridad en la vida cotidiana, que es la austeridad que tenían nuestros abuelos de no encender la luz cuando no tocaba, de no hacer un viaje si no era estrictamente necesario, y que en la época de las vacas gordas olvidamos, y ahora deberíamos volver a recuperar de alguna manera. Estos podríamos decir que son los efectos beneficiosos de la crisis.

A pesar de la abundancia de documentación pública explícita sobre la crisis energética y el cambio climático, ¿por qué ni políticos ni medios de comunicación se hacen eco de ello?

Los medios de comunicación se rigen siempre por oleadas de interés inmediato. Sí se ha hablado mucho del cambio climático, pero en momentos muy determinados, vinculado a catástrofes naturales, o por ejemplo cuando el anterior vicepresidente de los EEUU Al Gore lo mencionó, pero normalmente no se habla de temas que interesen en el medio-largo plazo. Y los políticos tampoco, ya que a menudo se basan en los ciclos electorales de 4 años.

En cambio sí que sería necesario que otros sectores intelectuales, como deberían ser la universidad y la escuela –el bachillerato y también la escuela primaria– que miran más a largo plazo, pudieran plantear estos temas como un elemento estructural del currículo. En el fondo está en juego la calidad de vida de las futuras generaciones, y no estoy hablando de aquí a mil años, sino dentro de 50 o 100.

Con relación a los jóvenes que ya tienen ganas de hacer cosas, que tienen una verdadera vocación social, ¿piensa que el adoctrinamiento dentro de los partidos políticos representa un obstáculo para su progreso?

Las nuevas organizaciones juveniles están en los márgenes o intersticios de los partidos políticos o del sistema de poder. Por ejemplo el 15M, los indignados, no es que fuera una propuesta política clara o la solución pero sí pone en cuestión muchas problemáticas que si no las hubieran planteado ellos nadie hubiera hecho caso. La que hasta ahora ha tenido más éxito ha sido la plataforma para evitar los desahucios, porque este tema afecta directamente a muchas familias. El problema de la sostenibilidad ambiental también se planteaba mucho en los debates de los indignados a los que yo asistí, pero como no es un tema –aparentemente– urgente, no se le hizo tanto caso. Yo creo que la participación de los jóvenes en estas cuestiones no irá a través de los partidos políticos clásicos sino a través de otras formas de participación social.

¿Todavía estamos a tiempo de empezar a hacer las cosas bien?

Siempre se está a tiempo de prevenir un mal mayor. Yo creo que no se trata de construir una utopía idílica, no es posible, porque nunca el mundo será perfecto, pero sí de reducir los daños. Es una política de reducción de riesgos, y cuanto más se tarde en abordarla peor serán las consecuencias. En España, por ejemplo, incluso ahora con la crisis económica estamos pagando unas cantidades increíbles por el petróleo y, sin embargo, no se está apostando decididamente por acabar con la dependencia energética, mediante una inversión en investigación y desarrollo, para que a medio plazo se pudiera, si no solucionar, al menos invertir esta tendencia.

———

Aquellos que estéis interesados ​​en una descripción más exhaustiva y completa del problema de los recursos energéticos y el calentamiento global, podéis consultar mi anterior trabajo: “Energía y clima: descubriendo los límites”. Se puede descargar en: http://goo.gl/Bdp01

También podéis contactar conmigo a través del correo: quimnr(arroba)gmail.com y en el Facebook quim nogueras.

Por gentileza de Quin Nogueras

Fotos añadidas por Fernando Valdepeñas CSA Editor.

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

El ciclo de la estupidez. Se denomina ciclo biogeoquímico (de bio: vida, geo: en la tierra) al movimiento de cantidades de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, azufre, fósforo, potasio, y otros elementos … La historia de las negociaciones sobre el cambio climático en 83 segundos. Lo que dice en la lata … Una visión a 50.000 pies de la crisis global. Hace menos de un mes, asistíamos en directo (por eso de las tecnologías) a un nuevo hito en las historias de las hazañas del ser humano.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 191 seguidores

Visitantes del blog

  • 475,757 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: