Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

Estudio ‘culpa’ a las lombrices del cambio climático


11 febrero, 2013 por

A menudo escuchamos que la ganadería es una de las causas principales de las emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, parece que debemos fijarnos más abajo —literalmente— en el subsuelo, para encontrar a otro responsable del cambio climático: las lombrices de tierra.

Así lo indica un estudio recién publicado en la revista científica Nature Climate Change que muestra que las lombrices pueden ser una causa principal de las emisiones de gases de efecto invernadero, en lo que describe como el “dilema de la lombriz de tierra”.

lab worm1_lo_rotator3

Los hallazgos podrían “dejar por el suelo” la reputación de una criatura que, pese a ser una de las menos agraciadas de la naturaleza, ha vencido muchas adversidades para abrirse camino en el corazón y mente de jardineros y ecologistas en todo el mundo, gracias a su muy defendido título como guardianas de la fertilidad del suelo.

En el estudio, científicos de la Universidad Wageningen, el CIAT y la Universidad de California-Davis revisaron literatura existente y encontraron que las lombrices de tierra —a través del supuesto acto benevolente de descomponer la materia orgánica y enriquecer el suelo— podría ser responsable de casi un tercio de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) provenientes del suelo, y del 42% de las emisiones de óxido nitroso, que es considerado un gas de efecto invernadero 300 veces más potente que el CO2.

Un punto crucial es que además cuestionan la idea ya generalizada de que las lombrices de tierra ayudan a capturar el CO2 en el suelo, pero al contrario, encontraron que ellas pueden contribuir al calentamiento global mediante la liberación de CO2 del suelo hacia la atmósfera.

Pero eso no es todo: el estudio también cuestiona las cada vez más populares prácticas agrícolas de “cero labranza” que evitan el arado con el fin de proteger la estructura del suelo, pero que a la vez ayudan a preservar los hábitats de las lombrices de tierra, con lo cual se les facilita que se sigan desarrollando. Esto, sumado al creciente uso de abono orgánico —un verdadero banquete para las lombrices de tierra— podría disparar aún más sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Un tema resbaladizo

Sin embargo, de acuerdo con Steve Fonte, científico de suelos del CIAT y uno de los autores del estudio, cuando se trata de “echarle el agua sucia” a las lombrices, estas todavía tienen muchas opciones para “salir limpias”. “Estos son hallazgos realmente importantes que desafían un consenso mantenido por mucho tiempo acerca de la función exacta de las lombrices en la mitigación del cambio climático”, afirma.

“Aun así, las lombrices de tierra definitivamente no deberían ser vistas como plagas —siguen siendo vitales para la productividad de las fincas y la seguridad alimentaria. Ayudan a mantener en movimiento los nutrientes a través del suelo, suministrando alimento para las plantas; y mejorando la fertilidad del suelo, también pueden reducir la necesidad de emplear fertilizantes químicos. Pueden ayudar a restaurar rápidamente tierras severamente degradadas para lograr que vuelvan a ser productivas, lo cual, para un pequeño agricultor, puede significar la diferencia entre una cosecha perdida y una cosecha abundante”.

Para el Dr. Fonte, todavía nada es definitivo: “Aunque nuestros hallazgos son inquietantes, se basan en su mayoría en estudios de laboratorio y, en gran parte, ignoran el potencial de los beneficios de las lombrices de tierra para el crecimiento de las plantas y el uso del nitrógeno, lo cual podría contrarrestar las tendencias negativas aquí observadas”.

Si bien investigaciones posteriores podrían ayudar a reivindicar a la humilde lombriz de tierra, podría pasar algún tiempo antes de que la criatura “recupere” su buena reputación.

“Greenhouse-gas emissions from soils increased by Earthworms” por Ingrid M. Lubbers, Kees Jan van Groenigen, Steven J. Fonte, Johan Six, Lijbert Brussaard y Jan Willem van Groenigen, fue publicado en Nature Climate Change el 3 de febrero de 2013.

Visto en http://www.ciatnews.cgiar.org

____________________

Apreciados lectores,

Sorprendente no lo es, y no se extraen conclusiones nada novedosas. Las herramientas sobre desprestigio de lo Natural, que se han venido utilizando por el sistema del lucro en las últimas décadas, no son nuevas. Tambien es evidente, para los que seguimos e intentamos vivir con principios a la Naturaleza, la gran madre y sabia, en los procesos de descomposición y fermentación de materia orgánica, se producen nuevas transformaciones (uno de los primeros principios de la Química-Física: “la materia, ni se crea, ni se destruye… se transforma” (lavoisier).

En la biosfera la materia es limitada de manera que su reciclaje es un punto clave en el mantenimiento de la vida; de otro modo, los nutrientes se agotarían y la vida desaparecería. Todo estos “movimientos de materia”, se realizan en ciclos naturales, cuyo equilibrio de forma natural, posibilita la vida en la Tierra.

Post La historia del suelo

Esos movimientos se hace a través de los denominados ciclos biogeoquímicos (de bio: vida, geo: en la tierra) al movimiento de cantidades de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, calcio, sodio, azufre, fósforo, potasio, y otros elementos entre los seres vivos y el ambiente (atmósfera, biomasa y sistemas acuáticos) mediante una serie de procesos de producción y descomposición. En la biosfera la materia es limitada de manera que su reciclaje es un punto clave en el mantenimiento de la vida en la Tierra; de otro modo, los nutrientes se agotarían y la vida desaparecería.

Esa es la clave de la cuestión, el equilibrio de los ciclos de la materia, que hacen posible la vida, tal y como la conocemos. Estos equilibrios, se han mantenido estables durante los últimos 10.000 años, dando lugar a las características atmosféricas estables que han posibilitado, el asentamiento del ser humano y el desarrollo de las civilizaciones. Lo que se cuestiona en sí, no es el mismo cambio climático, que lo ha habido a lo largo de toda la historia de la Tierra, sino que las actividades del hombre antropoceno, en cantidad, concetración y velocidad, están ocasionando emisiones de gases de efecto invernadero, que los sumideros de estos gases, que se encuentran en la propia Naturaleza, no son capaces de asimilar, produciendose la desestabilización del equilibrio y que dará lugar a otro nuevo estadio, cuyas condiciones para la vida, incluída la de los seres humanos, se verán fuertemente afectadas.

Por otra parte decir, que a nivel del suelo, la descomposición de la materia, no se realiza sólo por las lombrices. Estas ocupan podríamos decir, el eslabón superior, conviviendo con ellas, hay una rica biodiversidad de ácaros, nemátodos, bacterias, hongos etc. que son los verdaderos “descomponedores” de las moléculas grandes de la materia en otras más pequeñas, que son las que pueden asimilar las plantas y otros seres vivos.

Los anélidos, llevan sobre la Tierra la friolera de unos 500 millones de años, los humanos o seres superiores unos 2-3 millones  de años, ya por aquel entonces, las lombrices eran las “culpables” del cambio climático y se siguió desarrollando la vida sobre la Tierra. No digamos de las bacterias (cianobacterias) aquellos organismos simples procarioticos que fueron el origen de la vida, hace unos 3.600 millones de años, de una simple vida.

Si determinados estudios científicos señalan que …, si determinados medios de comunicación interpretan que …, los “culpables” del cambio climático son las lombrices, las bacterias y demás organismos vivos que habitan en el suelo, siendo uno de los ecosistemas más complejos e importantes para la propia vida, seguiremos perdiendo el tiempo, por que lo más importante no es saber quien es el culpable del cambio climático, sino adaptarse a él, y existen muchas razones para entender que nuestras queridas lombrices, las bacterias y otros muchos organismos, se han adaptado a lo largo de millones de años, y se seguirán adaptando a todos los cambios que se produzcan, del todo poderoso ser humano, no debemos estar tan seguros de que lo vayamos a hacer. A lo largo de la historia de la Tierra, otras seres vivos superiores en su época, como los grandes dinosaurios, respecto a las “culpables” lombrices e “insignificantes” bacterias, colapsaron. ¿Por qué hemos de pensar, que el todopoderoso ser humano quedará para contarlo?

por Fernando Valdepeñas CSA Editor

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

Vamos a hablar sobre el suelo. Esta película de animación narra la cruda realidad de uno de los recursos naturales finitos en el planeta, el suelo. Con los problemas que la degradación, la urbanización … Suelo – nuestra institución financiera. El Suelo -la sustancia por dónde caminar, construir y vivir- que nos proporciona la comida, la ropa, y hasta el aire que usted respira. Proporciona calor, refugio y hasta … La historia del suelo. El Suelo está vivo. La suciedad está muerta. Una sola cucharilla de tierra procedente de un suelo vivo, puede contener miles de millones de bacterias microscópicas, hongos, protozoos y nematodos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 25, 2013 por en Cambio Climático, CSA news y etiquetada con , , .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 455,028 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: