Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

El reciclaje de los excrementos humanos es la clave para la Agricultura Sostenible


Apreciados lectores,

Hace tiempo que intentaba publicar el siguiente y “extraordinario documento”, pero que retrasaba por falta de tiempo para su traducción y edición. Como la “inercia de falta del tiempo”, no tiene muchos visos de finalizar, he optado por apretar el botón del “traslate de google” dando como resultado el siguiente texto. Es “razonadamente legible”, he retocado aquellas palabras que no traducía correctamente, pero la estructura y sintáxis, tal cual queda. Os pido disculpas, pero sólo dos manos, dan para lo que dan.

Quería publicar precisamente éste documento, porque servirá de base fundamental para los siguientes post que tengo pendiente en el archivo, que tratarán sobre los Inodoros de compostaje.

El documento, no tiene ningún “desperdicio”, todo lo contrario mucho valor; gráfico, de contenido, de referencias, histórico, y para mí, es uno de los temas más apasionantes relacionados con la Permacultura: los residuos, la creación de suelo, la creación de vida, que alimentan a las plantas, las que nos proporcionan los alimentos.

En un sistema que nada en abundancia en la “mierda” (perdón por la expresión); excretamos en agua potable, consumimos desaforadamente los recursos naturales que son finitos, en un planeta demasiado numeroso, con unos seres humanos demasiado avariciosos, con el deterioro medioambiental galopante, en un sistema que camina por la senda del colapso, es precisamente en la “mierda” donde puede estar la solución. Como bien entiende la Permacultura: en el problema está la solución.

Así pues, como dirían los actores: !mucha mierda¡, para todos.

por Fernando Valdepeñas CSA Editor

Post El reciclaje de los excrementos humanos es la clave para la Agricultura Sotenible

Los Inodoros de agua son útiles, pero tienen importantes impactos ecológicos, privando a los suelos agrícolas de nutrientes esenciales y haciendo que la producción de alimentos, dependan totalmente de los combustibles fósiles.

Durante más de 4.000 años, los excrementos y la orina humana, se consideraban productos comerciales muy valiosos en China, Corea y Japón. Los excrementos humanos incluso eran transportados en barcos especialmente diseñados a través de una red de canales.

Gracias a la aplicación de los “residuos” humanos  como productos  fertilizantes en los campos agrícolas, Oriente había logrado alimentar a una población cada vez más numerosa, sin contaminar el agua potable. Mientras tanto, las ciudades de la Europa medieval, se convirtió en alcantarillas al aire libre. El problema fue modernizado en Holanda a finales del siglo decinueve, por Charles Liernur, mediante un sofisticado sistema de alcantarillado de vacío.

Los Inodoros de agua rompen el ciclo natural en el suministro de alimentos. Básicamente, los productos de desechos, resultan ser recursos extremadamente valiosos. Al cultivar la tierra, retiramos los nutrientes esenciales del suelo: potasio, nitrógeno y fosforo, por citar algunos de los más importantes. Durante la mayor parte de la historia humana, reciclamos estos nutrientes a través de nuestros cuerpos y se devolvieron a la tierra, a través de las excretas, restos de alimentos y el entierro de los muertos. Hoy en día, son vertidos en su mayoría en el mar (ver la infografía a continuación, a través de Humanure Manual).

Esto es problemático e insostenible, por tres razones principales.

Para empezar, el vertido de aguas residuales en los ríos, lagos y mares mata a los peces y hace que el agua dulce potable. Esto sólo se puede evitar mediante la ampliación del armario de agua y la red de alcantarillado ya muy costosa con una infraestructura igualmente caro de estaciones de aguas residuales (que no elimina completamente el efecto perjudicial sobre la vida de agua).

En segundo lugar, necesitamos fertilizantes artificiales para mantener nuestro suelo fértil. En 2008, casi 160 millones de toneladas de fertilizantes inorgánicos fueron utilizados en todo el mundo ( 1 y 2 ). Sin ellos, nuestros suelos agrícolas perderían su fertilidad en tan sólo unos pocos años, seguido de un colapso inevitable de la producción de alimentos y la población humana. Un tercer problema es que el inodoro lógicamente consume grandes cantidades de agua dulce para lavar todo lo “lejos”.

Los inodoros de agua, son de alto consumo energético

Producción de agua potable, la construcción y el mantenimiento del alcantarillado, el tratamiento de aguas residuales (y lodos de depuración), y la producción de fertilizantes inorgánicos son procesos intensivos en energía. Nitrógeno (que representa más de la mitad del consumo total de fertilizantes) está disponible en abundancia en el aire, pero para convertirlo en una forma útil el gas tiene que ser calentada y presurizada. La energía para este proceso (contaminantes) se administra mediante gas natural o (en China) en centrales de carbón.

De potasio y fosfato tienen que ser extraídos (hasta profundidades de varios miles de pies) y transportados. Se necesitan más de 150 millones de toneladas de roca fosfórica para producir nuestra alimentación actual anual de 37 millones de toneladas de fertilizantes de fosfato, y 45 millones de toneladas de potasa mineral para producir 25 millones de toneladas de fertilizantes de potasio. Ambas operaciones son intensivas en energía y contaminan el medio ambiente.

El “Armario Medieval”, retazos de historia del Inodoro

Por otra parte, mientras que el potasio se encuentra ampliamente distribuida y disponible en abundancia (no tenemos suficientes reservas económicamente obtenibles a últimos 700 años en nuestro ritmo de consumo actual), el fósforo no es ( 1 y 2 ). El noventa por ciento de las reservas mundiales de fosfatos se encuentran sólo en un puñado de países, y las reservas económicamente recuperables lo suficientemente grandes como para satisfacer la demanda agrícola se estima una duración de sólo 30 a 100 años. Las reservas son mucho mayores si los fosfatos de minería de los fondos marinos se incluye, pero esto sería muy intensiva en energía, además deterioriating la sostenibilidad del sistema alimentario y el saneamiento.

La única manera de obtener los nutrientes desde el mar a la tierra es a través de los excrementos de pájaros marinos – que por supuesto es muy escaso – o al comer pescado o marisco. Sin embargo, una vez que hemos digerido el pescado y las patatas fritas, los nutrientes se filtran al mar a través de la red de alcantarillado.

Un signo de civilización

La existencia del Inodoro de agua y el sistema de alcantarillado acompaña rara vez se cuestiona. Se ve como una tecnología obvio y generalmente considerado como un signo de civilización – Los países que no cuentan con un sistema de hoy en día se consideran retrasados ​​o hacia atrás. La razón de esto es porque hemos sido condicionados a creer que el inodoro de agua y el alcantarillado son las únicas alternativas al hedor y la enfermedad.

Tras la caída del Imperio Romano (con sus primeras cloacas y retretes) y hasta el final del siglo XIX, la distribución concentrada y no organizados de la excreta humana en las aguas subterráneas, canales y ríos de la ciudad trajo recurrentes epidemias mortales de cólera y la fiebre tifoidea fiebre en todo el mundo occidental. Estos fueron causadas por beber agua contaminada con heces. La gente respondió al llamado de la naturaleza en las calles o vaciar los baldes de miel en los patios, patios abiertos, pozos negros mal selladas o aguas superficiales – métodos que no eran propicias para una vida saludable en las ciudades densamente pobladas. Armario de agua y alcantarillado han resuelto esto, al menos en el mundo rico, y nadie quiere volver a las miserables condiciones de higiene de la época.

La agricultura china

Sin embargo, tan evidente como nos parece hoy en día, el inodoro no es la única respuesta posible al problema de saneamiento. Hay otros métodos, mucho más sostenible para separar los desechos humanos de los suministros de agua potable. Para empezar, las condiciones sanitarias sombrías de la Edad Media y comienzos de la Revolución Industrial eran un fenómeno puramente occidental. A comienzos del siglo XX, en el este, el agua de los ríos chinos era segura para beber.

Los chinos eran tan numerosos como los americanos y los europeos de la época, y tenían grandes ciudades densamente pobladas, también. La diferencia era que mantenían un sistema agrícola que se basa en la salud humana “residuos” como fertilizante. Heces y orina fueron recogidas con esmero y disciplina, y transportarse a veces distancias considerables. Ellos fueron mezclados con otros residuos orgánicos, compost y luego se extendió a través de los campos (ilustración de la derecha).

Eso es matar dos pájaros de un tiro: no hay contaminación de agua potable y un sistema agrícola que podría haber durado para siempre. De hecho, lo hizo hace 4.000 años, que es considerablemente más largo que incluso nuestro recurso más abundante – potasio, con 700 años de reservas – lo permita.

El sistema agrícola de China, que se aplicó también en Corea y Japón, se describe detalladamente en “Los agricultores de cuarenta siglos“, un informe de un viaje de estudios por el científico del suelo americano FH King. El libro fue publicado en 1911, en la época del descubrimiento del Haber-Bosch   proceso que llevaría a la ruptura de los fertilizantes de nitrógeno artificial barato. King le dedicó un capítulo entero a la recopilación y uso de fertilizantes humano por los asiáticos. Joseph Needham también da cuenta del método, en el tomo VI: 2 de Ciencia y civilización en China“, citando varias fuentes anteriores. Más recientemente, Duncan Brown habla sobre el sistema chino en su libroLos piensos o Comentarios: Agricultura, dinámica poblacional y el estado del planeta“.

Comerciantes Dung

Cuando el rey visitó China, la población se estimaba en unos 400 millones de habitantes adultos, en comparación con alrededor de 400 millones de habitantes en Europa y 100 millones de habitantes en los EE.UU.. Las heces y la orina de esos 400 millones de personas fueron recolectadas en recipientes de terracota, con sellos herméticos. El asunto se obtuvo de todos los hogares, de las aldeas de países pequeños a las grandes ciudades. En algunas ciudades, las redes de canales especiales y barcos fueron construidos para este fin (foto de abajo). Este fue el caso en Hankow-Wuchang-Hanyang, por ejemplo, una ciudad con casi 1,8 millones de habitantes que viven en un área de sólo 6,5 kilómetros cuadrados. De este modo podría decirse que el chino tenía un carro de agua de red de alcantarillado, aunque la diferencia con el nuestro es cruda.

Alrededor de la época de la visita del rey, cada año en China más de 182 millones de toneladas de estiércol humano se recogió en las ciudades y pueblos – 450 kilogramos (900 libras) por persona al año. Esto era bueno para un total de 1.160.000 toneladas de nitrógeno, 376.000 toneladas de potasio y 150.000 toneladas de fosfato que se devolvió a la tierra. En 1908, Japón, 23.850.295 toneladas de “compostaje” se recogió y se devuelven a la tierra.

Shanghai negociado y distribuyó el rendimiento de sus habitantes a través de una red de canales especialmente diseñado con cientos de barcos (véase el mapa), un comercio que trajo 100.000 s de dólares cada año. Estiércol humano se considera un bien valioso. En 1908, un hombre de negocios chino pagó 31.000 dólares a la ciudad (esto sería más de 700.000 dólares de hoy) para obtener el derecho a eliminar 78.000 toneladas de compostaje por año a partir de una región de la ciudad para vender a los agricultores en el campo.

En Japón, que era mucho más urbanizada que China, la gente paga menos renta cuando salieron de sus propietarios mejores excrementos de calidad. King describe montones de estiércol humano tomado de Tokio y Yokohama “llevado en los hombros de los hombres y en las espaldas de los animales, pero con mayor frecuencia en los carros tirados por hombres fuertes, que lleva seis hasta diez recipientes bien tapados de madera que sostienen cuarenta, sesenta o más libras cada uno “. En el Japón rural, no era raro ver señales de que invitó a los transeúntes a favor llamada de la naturaleza de la respuesta en el sitio. Los agricultores utilizan el producto para abono sus campos.

La práctica de reciclaje de excremento humano en los países asiáticos repelidos algunos visitantes extranjeros. El explorador portugués Fernam Pinto Méndez escribió en 1583:

Usted debe saber que en este país hay muchos de como hacer un cambio de compra y venta de excrementos para hombre, que no es tan malo un comercio entre ellos, pero que hay muchos de ellos se hacen ricos por ella, y se mantienen en buen cuenta. No los que hacer un cambio de comprarlo subir y bajar por las calles con Clappers ciertos hombres, como nuestros saliva, por lo que dan a entender lo que desean sin publicar de otra manera a la gente, en cuanto la cosa es asquerosa de sí misma, a la cual yo se Adde tanto tanto, que este producto es mucho más apreciado entre ellos, y tan grande un comercio impulsado de él, que en un puerto de mar, a veces no viene en una Tyde doscientos o trescientos Sayls cargado con ella. (Sic)

Los 4.000 años de edad, sistema de circuito cerrado desapareció con la llegada de los fertilizantes artificiales, que fueron importados de Occidente durante las primeras décadas del siglo XX. En la actualidad, China es el mayor consumidor de fertilizantes inorgánicos con un 28 por ciento del consumo mundial total. Asia en su conjunto ahora utiliza más de la mitad de fertilizante artificial del mundo.

Noches de recolección de suelos, en la vieja Europa

La colección de hombre “residuos”, también se produjo en Europa, ya sea por un tiempo mucho más corto y en una escala mucho más pequeña. La segunda mitad del siglo XIX marcó el final de un periodo predominantemente agrícola en Europa, la migración a las ciudades se aceleró y el problema de la eliminación de aguas residuales se pusieron mucho peor.

Al mismo tiempo, los expertos en salud comenzó a darse cuenta de que el cólera y la fiebre tifoidea son las consecuencias de beber agua contaminada. Dado que la agricultura es cada vez más corto de estiércol animal, parecía que ambos problemas pueden resolverse al mismo tiempo. El primer sistema, que fue creado en varios países y ciudades, se conoce generalmente como “la noche del suelo” recolección y recuerda el método de Asia.

El estiércol y la orina se acumula en recipientes móviles de madera debajo del asiento del retrete y se mezcla con la tierra, cenizas o carbón para evitar los malos olores. Recolectores de excrementos vino en más o menos regularmente (casi siempre de noche, de ahí el nombre) para recoger la mercancía. Ver la imagen anterior (fuente) y por debajo (fuente).

Esto sucedió tanto al vaciar las cubetas llenas en un carro y devolverlos inmediatamente (lo que significaba la purificación tenía que ser hecho por los usuarios), o mediante la colocación de las bañeras llenas en un mismo vagón, cambiándolas por otras nuevas (lo que significaba la limpieza tenía que ser hecho por los carroñeros). Las tinas vacías fueron reemplazados bajo el asiento del excusado, y el cargamento fue transportado a través de caballo y un carro a un punto de recogida fuera de la ciudad. Allí se convierten en compost para su uso en la agricultura.

Desgraciadamente, la recogida y el transporte de los residuos no era tan fiable, eficiente y sanitaria como fue el caso en China, Corea y Japón. Todo fue bien cuando recipientes herméticos se utilizaron, pero esto no se ha hecho siempre. Cuando los carros abiertos se aplicaron, el transporte y desgaste y mal olor (ver la caricatura del siglo 19 abajo, fuente). Las aguas residuales se derramó en el ejercicio de las bañeras por las escaleras y al mismo tiempo, que desemboca en los carros. Por otra parte, la colección no siempre ocurre que con frecuencia, especialmente en los barrios más pobres.

Sin embargo, el sistema de tina de madera era una mejora sobre el trastorno comparitive de colección estiércol en Europa. A lo largo de la Edad Media, los llamados agricultores estiércol recogido los excrementos humanos y de animales de las calles, patios y pozos negros y vendidos a estos agricultores que las aplicadas a sus campos. El problema era que estos carroñeros necesario para recoger estiércol suficiente antes de poder vender un carro. Duncan Brown cita Cipolla, que describe la situación de manera concisa:

El aspecto más patéticamente trágico de este negocio fue el de las personas, cuya pobreza era tan extrema que se recogen el estiércol que se encuentran en las calles en las que se mantienen en sus casas [] hasta que se había acumulado una cantidad suficiente para vender.

Había excepciones, sobre todo en Flandes, donde un sistema de recogida de estiércol organizada que recuerda el método chino fue creado ya en la Edad Media. Alrededor de la ciudad de Amberes, el manejo de desechos orgánicos (excrementos humanos, el estiércol de los caballos de la ciudad, estiércol de paloma, barro y restos de comida del canal) se había convertido en una industria importante en el siglo 16. En el siglo 18 hubo grandes tiendas a lo largo del río Escalda, donde los excrementos de las ciudades holandesas fueron transportados por barcaza.

Las alcantarillas de vacío de Charles Liernur

Un método segunda colección fue iniciada por el ingeniero holandés Charles Liernur en 1866 (patente – pdf). Su sistema de alcantarillado de vacío combinado la comodidad de la red de alcantarillado de agua hoy carro con las ventajas ecológicas y manurial de los métodos anteriores carroñeros. Un armario en el interior de cada hogar estaba conectado a un oleoducto subterráneo infraestructura pequeño diámetro, y las heces y la orina inmediatamente salió de la casa después de la deposición.

La diferencia fundamental con la tecnología actual, sin embargo, fue que el sistema Liernur no usar agua, pero la presión atmosférica como medio de transporte. Esto significaba que se evita la dilución del estiércol mediante la mezcla de agua, preservando así su valor como fertilizante – que era intención explícita de Liernur. Por otro lado, el sistema de alcantarillado de vacío acabó con la necesidad de basureros para visitar cada casa, tener que cargar con cubos de caca y pis, y el sueño de todo el mundo inquietante. Era una clara mejora sobre los sistemas nocturnos del suelo, incluyendo el utilizado en Asia.

Varias ciudades holandesas estaban equipados con el sistema Liernur: Leiden en 1871, Amsterdam en 1872 y Dordrecht en 1874. Inicialmente, sólo un par de miles de hogares estaban conectados a la red de alcantarillado de vacío, pero en Amsterdam el sistema se amplió considerablemente. A finales del siglo XIX, cerca de 90.000 habitantes de Amsterdam estaban vinculados a la red de alcantarillado Liernur, un 20 por ciento de la población. En Amsterdam y Leiden, el sistema se mantuvo en funcionamiento durante casi 40 años. El sistema Liernur se introdujo también en menor escala en Praga (República Checa), Trouville-sur-Mer (Francia), Hanau (Alemania) y Stansted (Inglaterra). El sistema en Trouville, instalado en 1892, se operó hasta 1987 (fuente, pdf). Hoy en día, el método todavía se utiliza en barcos, trenes y aviones.

Los franceses diseñaron su propia versión del sistema Liernur – el sistema Berlier. Fue introducido en 1880 para un período de prueba en Lyon, donde se elimina correctamente las aguas residuales a una distancia de cuatro kilómetros (2,5 millas). En 1881, una red de cinco kilómetros se introdujo para ser juzgado en un barrio de París. Los franceses tomaron muy en serio las pruebas: las aguas residuales se observó mediante la colocación de tubos de vidrio en varios puntos. El sistema Berlier, que era técnicamente superior al sistema Liernur, funcionó a la perfección: los miles de soldados en el cuartel de Pépinière, donde estaba en funcionamiento, eran las únicas tropas en París que no fueron afectadas por una epidemia de fiebre tifoidea grave.

La llegada del inodoro

A pesar del éxito técnico, el sistema nunca Berlier ascendió más allá de la etapa experimental. Los holandeses Consejo Asesor de Salud recomienda una introducción general, el sistema nacional de Liernur en 1873, tras la exitosa operación en Amsterdam, pero esto tampoco sucedió. Liernur diseñado planes para otras ciudades europeas (París, Berlín, Estocolmo, Munich, Stuttgart y Zurich) y en los EE.UU. (Baltimore), pero éstas nunca fueron realizados.

Hay varias razones por qué los sistemas neumáticos no se convirtieron en los sistemas de alcantarillado estándar de hoy en día. En primer lugar, se produjo la llegada del Inodoro de agua y obras sanitarias. En los Países Bajos, un creciente número de personas conectadas a los retretes al sistema Liernur, diluir las heces y la orina en un asunto que su valor agrícola disminuyó considerablemente.

Incluso antes de que esto sucediera, la venta de las aguas residuales para su uso como abono no dio los beneficios que se esperaban. Los expertos en salud adelantó que los beneficios no debe ser el primer objetivo de un sistema sanitario, pero el problema era que Liernur se había hecho hincapié en los beneficios financieros como una ventaja importante de su sistema. Esto ha atraído a los inversores, y enseguida salió de la tecnología que hay detrás cuando empezaron a perder dinero.

Un problema importante, no sólo en los Países Bajos, sino en todo el mundo occidental, fue el creciente tamaño de las ciudades. Tanto el sistema de excrementos y los métodos más sofisticados fueron derrotados finalmente por la logística de mantenimiento de la práctica en las ciudades grandes apoyados por lejos granjas. El último golpe para el sistema de alcantarillado de vacío fue la aparición de los fertilizantes inorgánicos después de un método de producción barato fue encontrado en 1910. La escasez de fertilizantes en la agricultura ha sido “resuelto”.

Debido a que las ciudades habían comenzado a construir sistemas de transporte de agua para el vertido de las aguas pluviales de drenaje, el siguiente paso lógico era permitir el vertido de aguas residuales a través de la misma red. Básicamente, se trataba de un paso hacia atrás: excrementos fueron drenados de nuevo en las aguas superficiales, no necesariamente en las inmediaciones, pero a pocos kilómetros aguas abajo. Tuvieron que pasar otros 70 años antes de estaciones de aguas residuales se convirtió en (relativamente) común en el mundo rico.

Sólo tres posibilidades futuras

Si desea restaurar el ciclo natural de nuestro suministro de alimentos, sólo hay tres posibilidades tecnológicas. Podríamos desarrollar una moderna variante del método de recolección de residuos con inodoros de compostaje, en el que se recogen las heces de los hogares individuales, junto con otros residuos orgánicos. La orina podría ir a un tanque separado que se vacía una vez al año por un camión cisterna (este método existe en algunas zonas residenciales de Holanda y Suecia, donde la gente usa armarios orina llamadas de separación). O, se podría desarrollar una variante moderna del sistema Liernur o Berlier, en el que las aguas residuales se recogen automáticamente, pero sin el uso de agua.

Los sistemas de vacío de alcantarillado han encontrado una aplicación limitada en algunas urbanizaciones nuevas desde la década de 1960 y 1970. A unos cientos de sistemas están en funcionamiento en los EE.UU., Reino Unido, Australia, Alemania, Maledives, África del Sur y el Oriente Medio (resumen). La instalación de un sistema de drenaje por vacío es dos veces tan barato como la construcción de un sistema de alcantarillado tradicional. Un sistema de vacío es también más rápido de construir y fácil de mantener, que consta de tubos de diámetro mucho más pequeñas que tienen que ser establecido menos profundamente en el suelo – una zanja estrecha en los suficiente superficie de la carretera.

Hay un tercer remedio tecnológico, pero es muchas veces más caro que los otros dos: el uso de las aguas residuales diluidas de nuestro sistema de transporte de agua como un fertilizante. Básicamente, esto añade otra capa de infraestructura costosa y la complejidad en la parte superior de un sistema ya muy costoso y complejo. Aguas residuales diluido no sólo tiene que ser secado, pero también purificada. Esto se debe a los lodos de depuradora no sólo contiene desechos humanos, sino también muchos otros recursos de residuos (incluidos los tóxicos), tanto de los hogares y fábricas.

Curiosamente, cuando quitamos la orina y los excrementos de la red de alcantarillado, también podríamos eliminar el transporte de agua al sistema de alcantarillado en total, además de obtener grandes costes y ahorro de energía. Existen alternativas viables para la extracción de agua de lluvia (básicamente la reducción de la superficie pavimentada) y para el tratamiento local y la reutilización de las aguas grises.

Compostaje

Las heces humanas y orina sólo se puede usar como un fertilizante después de un tratamiento adicional. Este fue un hecho ya conocido por los primeros escritores chinos agrícolas, que advirtieron que humanure no tratada puede “quemar y matar plantas, pudrir los tallos y dañar las manos y pies humanos”. Hoy sabemos que también conlleva riesgos de salud más graves. FH King y Joseph Needham elogio los esfuerzos de compostaje de los antiguos chinos, que a menudo se combina con el retrete su pocilga familia (ver ilustración abajo). Sin embargo, Duncan Brown es más crítica de sus técnicas de compostaje. Las ventajas para la salud que los chinos ganaron al mantener el agua potable se limpia, se vieron compensados ​​en parte por la transmisión de enfermedades a través de los cultivos de alimentos:

Gastro-intestinal enfermedades eran endémicas en la región. En Corea y Japón, las enfermedades eran comunes platija debido a la práctica de comer pescado crudo cultivado en estanques fertilizados con excremento humano. Pero esas enfermedades podría haber sido evitado en gran medida con una mejor comprensión de su naturaleza y de los modos de transmisión. Si se utilizan adecuadamente, los dispositivos como el tanque escéptico relativamente moderno, el tanque de oxidación más moderno o el inodoro de compostaje llamada puede evitar el peligro de enfermedades gastro-intestinales previamente asociados con el uso de excrementos humanos como abono.

Un proceso de compostaje siempre debe ser lo primero, y esto puede suceder de dos maneras. El primero – el compostaje lento – es una técnica del hágalo usted mismo que se explica en el Manual Humanure“, una guía práctica en línea por Joseph Jenkins (quien acuñó ‘compostaje’ del término). Slow compostaje ocurre a bajas temperaturas y tarda alrededor de un año en un clima moderado. Para ser más seguro, decir la resultante (sin olor) de compost sólo se debe utilizar para los cultivos donde no hay contacto directo entre el alimento y fertilizante (como árboles frutales) y para las plantas no comestibles (flores, plantas de interior).

El segundo método es el compostaje a altas temperaturas, lo que va mucho más rápido y da como resultado un fertilizante que se puede aplicar a cualquier tipo de cultivo de alimentos. Se trata de un proceso industrial, que se aplica con éxito en varios países para un número de años. Curiosamente, el primer paso de este proceso también genera electricidad, seguir mejorando la viabilidad de todo el sistema. Desde el año 2005, una fábrica de la compañía holandesa Orgaworld pañales compost (de bebés y ancianos), junto con muchos otros tipos de residuos orgánicos. Es un proceso de alta tecnología que toma alrededor de 6 semanas y los resultados en un compost de alta calidad, libre de patógenos, medicamentos y hormonas. La compañía también ha construido dos fábricas en Canadá y está construyendo plantas en el Reino Unido.

¿Podemos alimentar al mundo mediante compostaje?

Podemos producir suficiente fertilizante natural para sustituir el nitrógeno sintético y potasio y los fosfatos extraídos? Según los datos recogidos por FH King, una persona adulta produce un promedio de 1.135 gramos de estiércol y orina cada día. ¿Cuánto nitrógeno, potasio y fosfatos qué este contenido? Todo depende de la dieta.

De la China de hace 100 años, el rey cita los resultados de investigación diferentes, que van desde 2,9 hasta 6 kg (5,8 a 12 libras) de nitrógeno por persona y año, 0,9 a 2 kg (1,8 a 4 libras) de potasio por persona al año, y 0,4 a 1,5 kg (0,8 a 3 libras) de fosfatos por persona al año.

En la actualidad, la población mundial se estima en 6800 millones de personas. Vamos a suponer que todos ellos tienen una dieta similar a la del siglo 20 de China y que las más altas cifras dadas por el rey se parecen más a las dietas de hoy (confiables actuales cifras son difíciles de encontrar). Esto significaría que la población mundial podría producir 40,8 millones de toneladas de nitrógeno, 14 millones de toneladas de potasio y 10,4 millones de fosfatos. ¿Es eso suficiente para eliminar la necesidad de fertilizantes artificiales? A primera vista, no. Actualmente, la producción de fertilizantes artificiales es:

  • 99,9 millones de toneladas de nitrógeno, es decir más del doble de la cantidad que todo el mundo podría producir (40,8 millones de toneladas)
  • 37 millones de toneladas de fosfatos, casi 4 veces la cantidad que todas las personas pudieran producir (14 millones de toneladas)
  • 25,8 millones de toneladas de potasio, o más de 1,8 veces la cantidad que todas las personas pudieran producir (10,4 millones de toneladas)

Ganado

Sin embargo, los seres humanos han “externalizado” una cantidad considerable de la producción de estiércol de animales de granja. Una gran cantidad de fertilizante artificial se utiliza para producir piensos para el ganado. Estos animales producen mucho más estiércol que todas las personas del planeta. Ganadería excreta en 2004 se estima que contiene 125 millones de toneladas de nitrógeno y 58 millones de toneladas de fosfatos (no hay cifras de potasio, lo que vamos a seguir ignoran). Eso es 3 veces más nitrógeno y fosfatos 6 veces más que se pueden encontrar en humanure.

Los animales jugaron un papel menor en los chinos humanure economía basada en la agricultura, pero los agricultores europeos en la Edad Media se basó en gran medida en la ganadería para el estiércol, que era su principal fertilizante. El estiércol animal nunca se perdió. Joseph Needham cita Fussell:

Los agricultores europeos del 15 al siglos 17, alta y baja, tenía una preocupación principal, el estiércol. Se atrevieron no descuidar ninguna fuente de alimentación, sin embargo minuto, para el éxito de todos los cultivos que crecieron dependía en gran medida de la cantidad que podría acumular para su uso. Estaban dispuestos a emprender los trabajos de Hércules para construir un estercolero suficiente.

Hay muchas buenas razones para reducir el consumo de carne, tanto para nuestra salud y para el medio ambiente – La producción ganadera es también el principal motor de la deforestación (a su vez un importante factor de degradación de los suelos).

Sin embargo, si no queremos renunciar a nuestro alto consumo de carne, lo menos que debe hacer es “llevar a cabo los trabajos de Hércules suficiente para construir un estercolero”.

Sería no sólo nos ahorra el esfuerzo de producir una cantidad cada vez mayor de fertilizantes artificiales, pero también interrumpirá las devastadoras consecuencias ecológicas del vertido 91 millones de toneladas de nitrógeno y 49 millones de toneladas de fosfatos en el medio ambiente cada año. La mayor parte de esta se descarga sin tratamiento alguno, de manera ilegal o legalmente con una sobredosis que en los campos cercanos a las ciudades como una práctica de residuos gestión rentable.

Restos de alimentos y técnicas de gestión

Hay otra fuente de material fertilizante natural que se está perdiendo – restos de comida. En este caso, también, que a su vez un recurso valioso en un producto de desecho. Restos de comida se podría alimentar a los animales, como los cerdos, en gran medida la mejora de la sostenibilidad de la producción de carne. Pero, en cambio, les damos de comer grano. De todos los restos de alimentos producidos en los EE.UU., sólo el 3 por ciento está siendo reciclado. El resto termina en los vertederos, produciendo grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

También hay un gran potencial para reducir la demanda – uno de los principales problemas con el uso de fertilizantes de hoy es excesivo. Fertilizantes artificiales son baratos y como resultado los agricultores prefieren dosis de sus cultivos con fertilizantes en exceso, en lugar de correr el riesgo de no usar suficiente y bajando sus rendimientos. Esto significa que más nutrientes se pierden a través de la erosión del suelo, la escorrentía y la lixiviación – que también contamina las aguas subterráneas, los ríos y los mares, debido a que estos nutrientes no pasan por las estaciones de aguas residuales.

Las cosas eran muy diferentes en el primitivo sistema agrícola china y en la Edad Media europea. Nunca hubo un exceso de fertilizantes, por lo que los agricultores que aplican pensativo. Con las técnicas más cuidadosas, los agricultores de hoy podrían conseguir los mismos rendimientos con el uso de fertilizantes ni mucho menos. El uso de la rotación de cultivos, cultivos intercalados y abonos verdes, todas las técnicas de importancia histórica que todavía están siendo aplicados en la agricultura orgánica actual, podría reducir aún más la demanda de fertilizantes.

Balance de nutrientes

Vamos a digerir toda esta información durante un segundo. Por un lado, tenemos el ganado y las personas, que en conjunto producen 166 millones de toneladas de nitrógeno y 72 millones de toneladas de fosfatos. Casi todo esto se pierde, causando estragos ecológicos.

Al mismo tiempo, nuestras fábricas producen 99,9 millones de toneladas de fertilizantes de nitrógeno artificial y 37 millones de toneladas de fosfatos. Un totalmente superfluo operación que aumenta aún más la contaminación y consume grandes cantidades de energía. Con el esperado crecimiento de la población humana (y ganado), por no mencionar el aumento de los cultivos energéticos para biocombustibles, tanto la producción biológica y artificial aumentará aún más, haciendo que todo sólo que peor.

Tenemos más que probable que ya pasó la etapa en la que la humanidad podía sostenerse sin fertilizantes inorgánicos. Es, después de todos los fertilizantes artificiales que provocaron la explosión demográfica del siglo 20. Sin embargo, esto no debería ser un problema. Las grandes cantidades de excremento humano y animal incluyen los nutrientes que provienen de los fertilizantes inorgánicos, ya que todos comemos comida que se cultiva principalmente por medio de fertilizantes inorgánicos. Se estima que los humanos ya han duplicado la cantidad de nutrientes en el ecosistema global. Por lo tanto, el principal problema no es que la producción de fertilizantes inorgánicos, es que no los reciclan.

Reto logístico

Incluso si sólo tenemos en cuenta el estiércol, no hay suficiente fertilizante natural disponible para sostener casi 7 mil millones de personas. También existe mucho tabú en lo que respecta a la utilización de estiércol animal, por lo que ¿por qué no usarlo? Los nutrientes recuperados como el estiércol animal y se aplica a terrenos agrícolas se calcularon a nivel mundial en tan sólo 34 millones de toneladas de nitrógeno (28 por ciento del total) y 8,8 millones de toneladas de fosfatos (15 por ciento) en 1996. El monto gastado por lo tanto es igual a (para el nitrógeno) o supera (por fosfatos), la producción de fertilizantes artificiales.

Esta es la consecuencia de un sistema de producción industrial e intensiva de carne y productos lácteos que está operando en una escala global. En muchos países ganado comer forraje que se produce en el otro lado del mundo. Así, con el fin de cerrar el bucle, se tendría que enviar el estiércol de vuelta a donde el forraje proviene. La FAO escribe (pdf):

Incluso si el ganado es criado en el mismo continente donde se cultiva el alimento, la concentración geográfica y la escala de producción de materia prima industrial causa grandes desequilibrios que dificultan las opciones de reciclaje del estiércol. Mano de obra y los costos de transporte suelen limitar el uso del estiércol como fertilizante orgánico en las inmediaciones de las instalaciones de producción.

Por supuesto, el mismo se puede decir de estiércol humano. Al igual que livstock, los seres humanos están geográficamente concentrados en las grandes ciudades que no tienen tierras de cultivo a la vista. Al igual que el ganado, comemos alimentos que se producen a menudo muy lejos de donde vivimos. Esto significa que si optamos por recoger humanure, tenemos que enviarlo de vuelta desde el lugar de consumo de alimentos en el lugar de producción de alimentos. En consecuencia, el reciclaje de los elementos nutritivos se traía un sistema masivo logístico consistente en camiones, trenes y barcos de transporte de estiércol (o tuberías que transportan aguas residuales) en todo el mundo.

No estamos diciendo que cada gramo de estiércol deben ser enviados de vuelta al lugar donde se cultivó la comida – esto es imposible y ridículo. Lo que cuenta es que hay un equilibrio entre la importación y la exportación de nutrientes. Los países que exportan alimentos también debe elegir a importar (otro) los alimentos, en lugar de estiércol, obteniéndose el mismo resultado y el aumento de la variedad de la dieta. Todo lo que se necesita es esencialmente un sofisticado sistema de contabilidad de nutrientes.

La descentralización de la población humana

La solución fundamental, por supuesto, es la producción de alimentos más localmente. Esto no sólo acabaría con el transporte de estiércol, pero también con el envío de alimentos. Si la producción de ganado sería más diversificada geográficamente y se mezcla con las tierras de cultivo, todo el estiércol animal puede ser utilizado y fertilizantes artificiales no serían necesarias.

Si las ciudades eran más pequeñas y se distribuye de manera más uniforme a lo largo de país agrícola, la logística de regreso a las tierras agrícolas humanure se simplifica enormemente. Por supuesto, esta ‘descentralización’ de la población humana va en contra de la idea de que las ciudades densamente pobladas son más sostenibles que una población más uniformemente distribuidos. El reto no puede ser la de abandonar Suburbia, pero sí que sea más autosuficiente.

 por Kris De Decker 01 de marzo 2013, en permaculturenews.org

© Kris De Decker, low-tech revista (editado por Shameez Joubert)

© Las ilustraciones en color rojo y negro: Diego Marmolejo

Fuentes

Para leer más:

~ ~ ~ ~ ~

Muchas gracias a Sietz Leeflang, inventor de la Nonolet (un inodoro de compostaje urbano – planos de construcción), que pasó dos años convencer a escribir esta epopeya en la mierda, y me remitió a la mayoría de los documentos enumerados.

Foto Carnet Blanco y negro Bubokpor Fernando Valdepeñas CSA Editor

Como la “inercia de falta del tiempo”, no tiene muchos visos de finalizar, he optado por apretar el botón del “traslate de google” dando como resultado el siguiente texto. Es “razonadamente legible”, he retocado aquellas palabras que no traducía correctamente, pero la estructura y sintáxis, tal cual queda. Os pido disculpas, pero sólo dos manos, dan para lo que dan.

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

Orina: cerrando el círculo NPK. El Stockholm Environment Institute llevó a cabo diversos experimentos y recogió muchos datos que muestran la utilidad de un recurso, al que cada uno de nosotros tiene acceso – la orina. La fabulosa historia de la caca. ¿Se imaginan que nuestra porquería se convirtiera en un tesoro y que toda una serie documental se centrara en estudiar la caca alrededor del mundo? Les presentamos una divertida e impactante serie que combina aspectos biológicos, psicológicos, históricos Reduciendo el uso de agua urbana. EE.UU. El presidente Theodore Roosevelt dijo una vez que, “la gente civilizada debe saber cómo deshacerse de las aguas residuales de alguna otra manera, antes de ponerla de nuevo en el agua potable.”

16 comentarios el “El reciclaje de los excrementos humanos es la clave para la Agricultura Sostenible

  1. nick villar
    agosto 1, 2013

    Efectivamente, la traduccio del ingles al castellano deja que desear…Por ejemplo, donde dice la llegada del rey quiere decir la llegada de Mr. King. Basico basico

  2. benjamin
    junio 16, 2014

    hola esta muy bueno el articulo. mas que me dirias si te propusiera un proyecto donde se puede recolectar toda la mierda y dejamos el agua en paz. comenzando con un pequeno pueblo y despues aplicarlo a todas las ciudades, esto constaria de aprovechar toda la mierda y ponerla en biodigestores para biogas y me parece que esto a la larga seria muy productivo y beneficioso para el planeta, ten en cuenta cuanto tiramos de agua tan solo al jalar la palanca del inhodoro, solo por pesona, mas si viven cuatro o mas? esto ya es alarmante y no veo que los de grande cabeza hagan algo los lagos y rios y como siempre el mar, este ciclo se esta rompiendo y ya se esta dejando ver

  3. jose
    julio 4, 2014

    Talvez puedas investigar (como un ejemplo mas) las chinampas de mexico para agregar mas contexto.

    • Fer
      julio 6, 2014

      Hola Jose,
      Gracias por tu aporte, lo haré para seguir aprendiendo de la maravillosa cultura de méxico. Agradecerte si conoces alguna fuente de información
      que hable de ello, sería material formidable para aportar al artículo.
      Lo dicho, muchas gracias por tu apoyo.
      Fernando Valdepeñas

  4. Fernando Tabo
    septiembre 11, 2014

    Si bien este hilo conductor tiene sentido si hablamos de nuestros excrementos sin tratamiento alguno. Cuidado con los residuos de las torres de biodepuracion de las grandes ciudades como NY. Estas concentran metales pesados y eso no tiene nada de sustentable. En Uruguay juntamos firmas para que no entraran . Siguiendo el vocabulario por que la mierda de los neyorkininos nos las quieren regalar a nosotros, algo huele mal. Nos proponían condonar una parte importante la deuda externa. ¿Porqueeeeeeeeeee?.

    Por lo demás brillante tu propuesta. Eso si controlando los metales pesados en tu proceso.

  5. Carlos Martinez
    septiembre 1, 2015

    Hola Fernando, muy bueno su pagina, para aportar le cuento que hace pocos días pasaron por NatGeo latinoamerica, en el programa de ¨Como funciona el planeta¨, que en los Estados Unidos se está reciclando la mierda humana sacada de las plantas de tratamiento para usarla como abono para el maíz que están exportando a Latinoamericano gracias a los TLCs. Sería muy bueno que investigara mas y lo colocara como continuación de su articulo.

    Carlos Martinez – Colombia

    • Fer
      septiembre 2, 2015

      Gracias por la aportación Carlos, intentaré realizar más trabajo de investigación para seguir sumando.

  6. Ricardo Tovar
    noviembre 20, 2015

    Muchas gracias. ¿Dónde se puede leer el original? ¿Autor, fuente? Saludos

    • Fer
      diciembre 9, 2015

      Hola Ricardo, el texto original lo puedes encontrar en el final del post en el enlace de su autor Kris De Decker 01 de marzo 2013 en permaculturenews.org

      Saludos

  7. carlos
    diciembre 26, 2015

    excelente articulo. felicitaciones

  8. Gisselle
    febrero 19, 2016

    Muy buen artículo, me gustaría ahondar más en el tema ya que en México y en el mundo estamos desperdiciando mucho la materia orgánica

  9. Pingback: 2ª Romería-Manisfestación Contra o Fracking-Masa (Burgos) | GASNATURALNAO

  10. Victor
    octubre 19, 2016

    Excelente artículo, la traducción es buena, entendible.-
    Pienso y comento: La población de aquellos tiempos, no tenían los recursos de hoy; no existían elementos ” modernos” contaminantes.-
    Al pensar en el tiempo pasado y las circunstancias que vivía la población , habría que remontarse y pensar objetivamente, era lo que sabían en ésos momentos.-
    Lamentablemente los monopolios, la globalización ( el afán de dinero ); atropelló con todo lo que sea natural.-
    Se vive muy aceleradamente y no por buen camino y los que queremos cosas naturales, somos vistos como gente ” rara”.-

  11. Gilberto Cossio Garcia
    diciembre 14, 2016

    Claro.

  12. Edwin
    febrero 22, 2017

    Buenas tardes,
    Fernando, felicitaciones por este documento; me parece muy acertado y me ayudara mucho en un proyecto que estoy desarrollando justamente enfocado en la fabricación de sanitarios ecológicos secos, con los cuales tratare de incursionar en mi país y, desde el principio del proyecto he tomado como pilares bases el ahorro en el consumo de agua, el no vertimiento de los desechos a las quebradas y la reutilizacion de los excrementos para fabricar abono orgánico; ademas de la comodidad para instalarlos y la fácil portabilidad de los mismos.
    muchas gracias y espero siga publicando artículos tan interesantes como este.

    • Fer
      marzo 5, 2017

      Gracias a ti Edwin. Buen camino en tus proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 12, 2013 por en Necesidades de Seguridad-Prevención, Residuos, Suelo y etiquetada con , , , .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 466,805 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: