Colectivo Sustan

Miel & Flores

Los cultivos modificados genéticamente y el agua – una receta para el desastre


Una versión con referencias completas e ilustradas de este artículo se puede encontrar en el sitio web de los miembros de ISIS y otra manera disponible para su descarga aquí.

Los alimentos genéticamente modificados son una amenaza para nuestros suministros de agua, cada vez más escasos, son menos eficientes en agua y contaminan el agua dulce.

por la Dra. Eva Sirinathsinghji

Post Los cultivos modificados genéticamente y el agua una receta para el desastre Los cultivos genéticamente modificados (GM) son ampliamente reconocidos por su potencial para dañar la salud humana y el medio ambiente. La evidencia, se está acumulando sobre la contaminación de los arroyos, ríos, la lluvia, así como de las aguas subterráneas con sustancias químicas GM-asociados, incluyendo herbicidas a base de glifosato de Monsanto (NT, se recomienda ver el documental El Mundo según Monsanto), mientras que los elementos genéticos, tales como genes resistentes a los antibióticos, están surgiendo en los microbios transmitidos por el agua. Además, los cultivos transgénicos han demostrado ser menos eficientes sin agua, lo que corrobora los informes de los agricultores de cultivos no transgénicos, durante las sequías. La agricultura industrial en general, ha demostrado ser poco adecuada para los fenómenos meteorológicos extremos, tales como huracanes, así como las sequías, y los cultivos transgénicos no se espera que lo hagan mucho mejor.

La producción de cultivos transgénicos es una grave amenaza para la seguridad alimentaria, en particular porque el suministro de mundial agua,  se está agotando (ver [1] Abastecimiento Mundial de Agua, un caso en Jeopardy, SiS 56) está muy contaminada, incluída drogas legales e ilegabes (véase [2] ¿Cualquier Cóctel Farmacéutico?, SiS 56, [3] Las drogas ilícitas en el agua potable), además de productos altamente tóxicos y agentes patógenos, como el arsénico, el flúor, los fertilizantes químicos, los pesticidas, residuos industriales, escapes de vertederos, y gasolina, etc [4] El agua no puedes beber , SiS 57).

Glifosato en las aguas subterráneas, en las aguas superficiales y en las precipitaciones

El glifosato, el principio activo del herbicida Roundup de Monsanto, es uno de los herbicidas más comúnmente utilizados en el mundo, debido a que los cultivos de siembra son tolerantes al glifosato (GT). Se le han asociado con una serie de problemas de la salud humana y del ganado, incluyendo malformaciones natales, problemas reproductivos, carcinogenicidad, alteraciones endocrinas, neurotoxicidad y toxicidad en los órganos internos, así como letalidad en ranas y otros anfibios y animales, más el daño a la tierra y a los ecosistemas acuáticos (ver [5] ¿Por qué el glifosato debe ser prohibido?, SiS 56). Con todo esto en mente, la contaminación de los suministros de agua con glifosato, un herbicida altamente soluble en agua, tiene implicaciones de gran alcance.

El agua subterránea se ha demostrado recientemente, que está contaminada con glifosato. El agua subterránea es agua que se encuentra debajo de la superficie de la Tierra y suministra el agua de pozos, acuíferos y arroyos, y constituye aproximadamente el 70% del suministro de agua dulce del mundo. Los ríos y lagos, tienden a ser soportados por las aguas subterráneas, la mayor parte del agua que utiliza para la agricultura, la industria y el agua potable, es procedente de aguas subterráneas, y muchas aguas, has sido aguas subterráneas en algún momento del ciclo del agua. Un importante estudio publicado en 2011 encontró, que en 140 muestras de agua subterránea tomadas en Cataluña, España, el 41% de ellas tenía niveles de glifosato por encima del límite permitido [6], en contra de la afirmación de Monsanto, sobre que el herbicida se biodegrada rápidamente en el medio ambiente. Por otra parte, el nivel más alto detectado alcanzó 2,5 mg/L., que está muy por encima de los, ya altos y polémicos, niveles permitidos de 0,1 mg/L., y 0,7 mg/L. en las aguas potables de la UE y EE.UU., respectivamente. Cataluña, es una región en la que ni siquiera crecen (teóricamente) muchos cultivos transgénicos tolerantes al glifosato, y que han estado directamente vinculados, al uso ampliamente extendido de glifosato en los EE.UU. (ver [7] Los cultivos transgénicos, aumentan el uso de los plaguicidas, SiS 56).

Estudios minuciosos, sobre la contaminación de las aguas subterráneas en zonas de cultivo con abundantes GT, son lamentablemente insuficientes. Estudios regionales más pequeños en los EE.UU. y Canadá, sin embargo, muestran una contaminación generalizada de los ríos, arroyos y la deposición atmosférica. Dos estudios fueron realizados por el Servicio Geológico de los EE.UU. en 2002, en la primera prueba, en 51 arroyos de nueve estados del Medio Oeste, en tres eventos de escorrentía: después de la aplicación de herbicidas de pre-emergencia, después de la aplicación de herbicidas de post-emergencia, y durante la temporada de cosecha. El glifosato se detectó, por encima de 0,1 mg/L. en el 35% de la pre-emergencia, en el 40% de la post-emergencia, y en el 31% de las muestras de la temporada de cosecha, con una concentración máxima de 8,7 mg/L. de [8]. El segundo estudio, encontró que más de 1/3 de las corrientes en el Medio Oeste de los EE.UU., estado de Kansas, más de 1/3 de los 53 flujos estaban contaminados con glifosato, mientras que 2/3 estaban contaminadas con un metabolito AMPA glifosato (2-amino-3-(3 – hidroxi-5-metil-isoxazol-4-il) propanoico) [9]. Un estudio de los arroyos urbanos en King County, Washington, EE.UU. encontró que todas las secuencias analizadas tenían glifosato [10]. También fue documentado contaminación por glifosato, en el 60-100% de las muestras de aire y de lluvia probados; lo que sugiere que la exposición al glifosato es omnipresente en los EE.UU. [11]. Las concentraciones detectadas variaron de <0,1 a 2.5μg / L. en muestras de aire y de la lluvia, respectivamente.

Se obtuvieron resultados similares en Canadá; un estudio en Alberta encontró que el agua atmosférica depositaba glifosato a <0,001-1,51 μg/m2/day, mientras que las muestras de agua de la superficie (3 humedales y arroyos 1o) tenían hasta 6.079μg / L, que era probable que sea menor de lo normal debido a una grave sequía en 2002, cuando se recogieron las muestras. El estudio también puso de relieve el transporte y la persistencia del glifosato en los sedimentos del suelo [12]. El uso del glifosato ha aumentado mucho desde 2002, cuando se realizaron estos estudios.

Toxina Bt, presente en los acuíferos y arroyos

No existen normas legales vigentes, en cualquier parte del mundo, para los niveles de seguridad de las toxinas Bt en el agua potable, aunque la EPA de los EE.UU. reconoce, que los seres humanos pueden también estar expuestos a la toxina a través de los alimentos o del agua potable [13]. Ellos llegan a la conclusión, de que a medida que las toxinas Bt no plantean problemas de salud a los seres humanos, la ingestión de la toxina por lo tanto, no es de interés. Sin embargo, nuestra revisión de la literatura mostró lo contrario [14] Riesgos y fracsos de los cultivos Bt (SiS 53). Las Toxinas Bt están implicadas en las complicaciones de salud humana, incluyendo la alergenicidad y otras reacciones inmunes, problemas en los ojos y en la piel, así como la toxicidad en los órganos internos en los ensayos de alimentación en animales y en estudios in vitro, de la toxicidad y letalidad de células del riñón humano a dosis bajas (ver [15] La toxina Bt mata a las células de riñón humano, SiS 52). Las preocupaciones ambientales, incluyen efectos en los microorganismos del suelo y en insectos considerados beneficiosos como las abejas, las moscas caddis y Daphnia magna (ver [16] La toxina Bt amenaza a los ecosistemas acuáticos, SiS 36).

Análisis de las corrientes y las columnas de agua en medio oeste de EE.UU., donde se encuentra aproximadamente el 91% de los flujos a 500 metros de los campos de maíz, se encuentra que el 23% de los sitios de la columna de agua y el 13% de los sitios de streaming tenían niveles detectables de la proteína Cry1Ab Bt, 6 meses después de la cosecha. Por otra parte, el 86% de los sitios de flujo de detritos contenía maíz Bt (materia orgánica de las plantas) [17]. Un estudio similar realizado en Canadá, encontró ADN cry1Ab tan lejos como a 82 kilometros del campo de maíz Bt, más cercano, lo que sugiere que viaja largas distancias a través de los flujos de agua [18]. En cuanto a la presencia del ADN cry1Ab, encontraron que persistió durante 21 y 40 días en las aguas superficiales y en los sedimentos, respectivamente. Los sedimentos asociada al gen cry1Ab de maíz Bt, tienden a disminuir con la distancia al campo de maíz Bt. La capacidad del ADN que se unen a las sustancias de arcilla aumenta su vida media y, por tanto, los autores del estudio afirman, aumenta el riesgo de transferencia horizontal de genes (véase [19] Qué ocurre con la transferencia horizontal de genes, a partir de los OMG, SiS 38). La transferencia horizontal de genes y la recombinación, es la ruta principal para la generación de nuevos patógenos y la propagación de la resistencia, a los antibióticos y las drogas, y la ingeniería genética no es nada si no es facilitado en gran medida la transferencia horizontal de genes y la recombinación. Por lo tanto, la persistencia de la toxina Bt ADN en nuestros sistemas de agua es una preocupación real.

Genes de resistencia a los antibióticos, contaminan los ríos

Resistencia a los antibióticos se está convirtiendo en una amenaza real para los antibióticos de uso terapéutico. Contribuyendo a este problema, con la inclusión común de genes de resistencia a los antibióticos en construcciones de ADN destinados a organismos transgénicos. Un estudio realizado en China muestra ahora una contaminación generalizada, de 6 de 6, ríos urbanos con bacterias que llevan una versión sintética del gen bla de resistencia a los antibióticos [20] (ver [21] GM resistencia a los antibióticos en los ríos de China, SiS 57). El gen bla confiere resistencia a la clase más común de los antibióticos, los llamados ß-lactámicos, que incluyen derivados de la penicilina (penams), cefalosporinas (cefems), monobactámicos y carbapenemes. La secuenciación del ADN bacteriano reveló que la secuencia se deriva de la práctica de laboratorio, ya que no existe de forma natural, lo que confirma como un contaminante de las actividades humanas. Los ríos de la muestra se encuentran en zonas altamente industriales y el Río Pearl (el río de las Perlas), en particular, ha sido previamente reportado como el más contaminado con antibióticos. Aunque los autores no especulan, en particular la industria es la responsable de la contaminación, es evidente que los vectores plasmídicos sintéticos son una fuente de resistencia a los antibióticos. La contaminación de los cultivos GM es de hecho totalmente posible. La mayoría de los cultivos transgénicos ya liberados comercialmente o campo probado en el entorno abierto llevar los genes resistentes a los antibióticos derivados de los plásmidos sintéticos que se utilizaron para la modificación genética. China, tanto crece e importa los alimentos modificados genéticamente y los árboles, muchos de los cuales albergan el gen bla incluyendo: Bt11 Yieldgard maíz de Syngenta y Bt176 NaturGard Knockout maíz, maíz Mon21 Roundup Ready de Monsanto y ZM003 maíz Liberty Link de Bayer. China también desarrollado muchos de los cultivos transgénicos, como el arroz. Bt ‘Shanyou’63, ya fue objeto de controversia desde 2005, la variedad no aprobada (tanto en China como en otros países) que vendió ilegalmente y se plantaron en la provincia de Hubei, los productos chinos de arroz contaminados exportados a Europa y Japón, se han detectado en China y en varios países desde entonces. El Bt63 fue desarrollado en la Universidad de Agricultura de Huazhong en Wuhan, provincia de Hubei. Tal vez no sea una coincidencia que el río Yangtze, uno de los evaluados en el estudio, atraviesa la provincia de Hubei. La transferencia horizontal de genes a partir de plásmidos de ingeniería genética a los microbios en el suelo o de bacterias de ácido láctico a los microbios del intestino humano y animal es una consecuencia probable de este tipo de contaminación, y bien puede ser la base del aumento de la resistencia en los animales así como en los seres humanos.

Los cultivos transgénicos son menos eficientes en el agua

En 2012, los EE.UU. sufrió la peor sequía en los últimos 50 años. Como resultado, los rendimientos de los cultivos se vieron gravemente afectados, así como los precios de alimentos de cereales. La gran mayoría de los cultivos de maíz y de soja cultivados en los EE.UU. son GM, pero la evidencia de Howard Vlieger, un agricultor que cultivó variedades GM y no-GM, de maíz y soja mostró que sus variedades GM sufrieron más que las variedades convencionales. De hecho, informó de que sus variedades convencionales no sólo sobrevivían a la sequía, sino que eran más floreciente (ver [22] Los cultivos transgénicos destruidos por la sequía en los EE.UU., pero las variedades no transgénicas florecen, SiS 56). Por sus cultivos de maíz, cosechó 100-120 y 8-50 bushels/acre, para los cultivos no modificados genéticamente y para los modificadas genéticamente, respectivamente.

Este informe de éste agricultor, puede ser corroborado por estudios científicos que demuestran GM GT soja absorbe menos agua y requiere más agua que las variedades convencionales (ver figura 1). Estudios previos realizados por los mismos investigadores encontraron que el GT de soja, había reducido su contenido de lignina, así como la reducción de las tasas de fotosíntesis, ambos de los cuales pueden ser los mecanismos subyacentes contributivos para reducción de la eficiencia y absorción de agua.

Figura 1 la eficiencia del uso del agua y la absorción de agua de GM
tolerante al glifosato, la aplicación de glifosato siguiente

Plantas tolerantes al glifosato requieren 14 a 20 % más de agua por gramo de biomasa seca (izquierda) después de una sola aplicación de los niveles recomendados de glifosato (600-1200 g ae ha-1). A mayor exposición, hay una diferencia 1,5-2 veces. Absorción de agua (a la derecha) se redujo en la soja GM, con plantas transgénicas que requieren 6 litros más de agua después de una sola exposición de alto.

Los cultivos transgénicos, la agricultura industrial y los fenómenos meteorológicos extremos

Hasta la fecha, no ha habido estudios que evalúen la capacidad de los cultivos transgénicos, para adaptarse y hacer frente a las condiciones climáticas extremas, como huracanes, inundaciones y sequías extremas.

Sin embargo, los cultivos GM se puede considerar una forma extrema de la agricultura industrial, que se encontró en los estudios de sufrir más daños que la agricultura orgánica después de eventos climáticos extremos. Por el contrario, los campos orgánicos retienen más suelo, lo que ayuda a retener el agua durante la sequía y minimiza deslizamientos y escorrentía durante las inundaciones. Se encontraron que en los suelos orgánicos, había aumentado los microorganismos del suelo, tales como la micorriza, que ayudan a mantener la estructura del suelo y retener el agua. Dos estudios, uno en Centroamérica y otro en Japón han confirmado, con los cultivos orgánicos siguen produciendo cultivos tras los huracanes [23, 24]. Estudios independientes evalúan directamente los cultivos transgénicos y el cambio climático aún no se han hecho.

Para concluir

Los estudios disponibles, han puesto de manifiesto la contribución de la agricultura transgénica a la contaminación de los suministros de agua, con herbicidas tóxicos, proteínas insecticidas y el ADN modificado genéticamente, incluidos los genes de resistencia a antibióticos en bacterias patógenas marcador. Los cultivos transgénicos también, contribuyen en muchas ocasiones, al agotamiento de este recurso esencial, ya que las plantas requieren más agua para crecer. Se necesitan estudios nacionales e internacionales a fondo para definir el alcance del problema.

por I-SIS para permaculturenews.org, 07 de mayo 2013

Foto Carnet Blanco y negro Bubokpor Fernando Valdepeñas CSA Editor

Como la “inercia de falta del tiempo”, no tiene muchos visos de finalizar, he optado por apretar el botón del “traslate de google” dando como resultado el siguiente texto. Es “razonadamente legible”, he retocado aquellas palabras que no traducía correctamente, pero la estructura y sintáxis, tal cual queda. Os pido disculpas, pero sólo dos manos, dan para lo que dan.

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

GMO: Mitos y verdades. Un análisis basado en la evidencia y de alegaciones formuladas a la seguridad y a la eficacia de los cultivos modificados genéticamente. Homo Toxicus. Documental. Todos los días, toneladas de productos químicos se liberan al medio ambiente, tóxicos a largo plazo para los seres vivos. La mayoría de las 100.000 moléculas desarrolladas … ¿Quién se beneficia con los cultivos transgénicos? – Una industria construida sobre Mitos. La soja transgénica es oro para la multinacional propietaria de la semilla, para los grandes productores y las empresas multinacionales que la exportan desde América Latina.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 16, 2013 por en Factores Industrial y Tecnológicos, Globalización, GMO's y etiquetada con , , .

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 195 seguidores

Visitantes del blog

  • 525,201 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: