Centro de Resiliencia de Aranjuez

Análisis y recursos eco-sociales de adaptación para la transición del siglo XXI

“Phosphoros: portador de luz” (parte I) – Los problemas del Fósforo


Primera parte: El cierre del ciclo del fósforo


Mina de fosfato en la isla de Nauru.
Actualmente parte de ella está reforestada .
Foto: Jon Harald Søby

Puede sonar ridículo, pero por cada contenedor de plátanos, café, té o cacao que traemos de otros paises, importamos también una sustancia clave y esponjosa, que se da en las fértiles tierras – el humus. ¿Por qué? Cada alimentos que importamos conllevan nutrientes absorbidos por las plantas del suelo. Importamos calcio, potasio, magnesio, boro, hierro, zinc, molibdeno, cobre y otros muchos. Uno de esos elementos esenciales que hay  en los alimentos importados es el fósforo. En cada Tn de plátanos que importamos, hay 0,3 kg de fósforo, en cada Tn de cacao hay 5 kg. y, por cada Tn de café, 3,3 kg de fósforo. La valoración sobre el té es un poco más complicado, ya que la cantidad de fósforo depende del origen del mismo – por ejemplo en 1 Tn de hojas de té cosechadas en Sri Lanka hay 3,5 kg de fósforo, mientras que el té del sur de la India  hay 6,6 kg de fósforo (1).

Cada año, alrededor de 13,5 millones de toneladas de banano solo, se exportan a todo el mundo (2), que contiene 4.000.000 kg de fósforo elemental, captadas por las plantas de los suelos tropicales. La mayor parte de este fósforo nunca regresa a la tierra de la que fue retirado. ¿Sí , pero no pueden los agricultores reemplazar los nutrientes perdidos usando fertilizantes? Ese es el cometido de los fertilizantes industriales, ¿no es así ?. Claro que pueden. Los agricultores pueden comprar una bolsa de tierra de rocas de fosfato, o fertilizante artificial como el superfosfato, o guano de aves, de murciélagos (excrementos) si cultivan orgánicamente. No hay problema. Ellos pueden sustituir cada kilogramo de fósforo tomado de la tierra por las plantas, por fertilizantes industriales que son enviadas al extranjero, con las importaciones de fertilizantes.

Post Fosforo portador de luz parte I
representación de moléculas de fósforo

Así pues, ¿por qué debemos enviar el compost de vuelta en los barcos? Esto añadiría un costo adicional a la importación de alimentos y haría que todo fuera mucho más caro! Deberíamos empezar a cerrar el ciclo de nutrientes, porque las reservas mundiales de fosfatos naturales, que se utilizan para la producción de fertilizantes de fosfato, están disminuyendo. Estas, pueden ser agotadas incluso durante este siglo (3).

Los problemas de la falta de fertilizantes de fosfato no comienzan, sin embargo, cuando todas las reservas de roca fosfórica se hayan agotado. Se inician, tan pronto como la demanda de fertilizantes de fosfato sea superior a la oferta de rocas de fosfato disponible, para la exportación, es decir: los agricultores que viven en países que no cuentan con una fuente local de rocas de fosfato les gustaría comprar fertilizantes de fosfato, pero no hay suficientes bolsas para todos. Y esta situación puede agravarse durante los próximos 10-20 años.

En este breve periodo de tiempo, se estima que la demanda de fertilizantes de fosfato seguirá creciendo y que dentro de 10 a 20 años las reservas de roca fosfórica procedente de la minería de los Estados Unidos entrarán en su agotamiento y, entonces EE.UU. se cconvertira en importador de fosfatos. No está claro, que el fosfato de los países exportadores puedan responder adecuadamente al abastecimiento de la creciente demanda diaria, con la apertura de nuevas minas o el aumento de la producción en las ya existentes, lo cual podría conducir a una falta de suficiente cantidad de fertilizantes fosfatados en el mercado. Un aumento del 50%, en las importaciones de los Estados Unidos, requeriría un aumento del 50% de las actuales exportaciones de roca fosfórica en el mundo. Una situación similar puede darse en otros países distintos a los EE.UU., pero a día de hoy es complicado hacer una valoración, por falta de datos suficientes. La demanda de fertilizantes de fosfato en los EE.UU. puede caer sin embargo, debido a la caída de la producción agrícola causada por las sequías, el agotamiento de los recursos hídricos o por otros eventos relacionados con el clima. Esto podría retrasar la producción nacional de rocas de fosfato y conservar estos recursos naturales, durante unas décadas más.

¿Qué plantas necesitan fósforo?


Trébol blanco. Photo: Kristian Peters

El fósforo es uno de los nutrientes minerales esenciales para el crecimiento de las plantas. El fósforo estimula el crecimiento de la raíz, de las flores durante la floración y el desarrollo de las semillas. Es un componente esencial del ADN, del ARN, de las membranas celulares, de azúcares e hidratos de carbono (4). Sin el fósforo, las plantas  no crecen y no hay sustituto. Aunque en muchos suelos existen grandes reservas de fósforo, a menudo está presente en formas que no puede ser utilizado por las plantas (tales como sales de fosfato de calcio insoluble o de aluminio). Algunas plantas, sin embargo, como el oloroso trébol blanco o amarillo, por ejemplo, (5), movilizan el fosfato mediante la secreción de ácidos orgánicos (cuando se cosecha pueden ser utilizados como abono verde con un alto contenido en fósforo ), pero mucho más eficiente para este trabajo son las micorrizas de hongos y microbios que segregan enzimas, varios ácidos y agentes quelantes que convierten el fosfato orgánico e inorgánico en una solución que puede ser absorbido por las plantas (6). Sin embargo, cuando el contenido de fósforo en el suelo es bajo, lo único que los agricultores pueden hacer, es añadir algún tipo de fertilizante de fosfato.

¿Cuánta roca de fosfato está disponible para la exportación?

En el mundo se exportan cada año, aproximadamente 30 millones de toneladas de rocas de fosfato , principalmente desde África (62,8 % en 2006) (7). Suena a mucho, pero es menos de la cantidad necesaria que consume un solo país – los EE.UU. – el mayor consumidor, productor y exportador de fertilizantes de fosfato del mundo. En 2006 los EE.UU. consumieron 32,6 millones de toneladas de rocas de fosfato (8). Afortunadamente, los EE.UU. es actualmente casi autosuficiente por la producción de rocas de fosfato que tiene. En 2007 las importaciones estadounidenses representaron sólo 2,8 millones toneladas de rocas de fosfato (8,6 %) y el 99 % de esta cantidad, tuvieron como origen un sólo pais- Marruecos. (N.T. ¿les suena el conflicto del Sáhara?. Nuevamente, otro conflicto humano por el acaparamiento de recursos naturales)


Rocas de fosfato mina en Togo.
Foto: Alexandra Pugachevskaya

Sin embargo , las reservas de rocas de fosfato en los EE.UU. son limitadas. En 2007 sólo había alrededor de 1.200 millones de toneladas de reservas (9). Tan pronto como los EE.UU. se queden sin su fósforo, habrá una enorme demanda de las rocas de fosfato. ¿Cuándo podría ocurrir esto? Si el consumo en los EE.UU. sigue creciendo, las reservas nacionales de los Estados Unidos podrían desaparecer en 25 años (10). Al ritmo actual de producción podría darse dentro de unos 40 años. La mayor parte de las rocas de fosfato en los EE.UU. se encuentran en las minas de la Florida y de acuerdo con Stephen Jasinski de los EE.UU. de Geological Survey “la producción en la Florida podría comenzar a disminuir en unos 5 años, o se descubren y se abren nuevas minas o la importación con sus consecuencias serán necesarias (11). “

La demanda de fertilizantes está creciendo a un ritmo del 2.8 % por año (12). Se espera que continúe creciendo, ya que se necesitan fertilizantes para alimentar a la creciente población humana y, para satisfacer la necesidad de los biocombustibles. La superficie de cultivo de las granjas industriales de todo el mundo que dependen de los fertilizantes artificiales todavía puede aumentar en los próximos años (por ejemplo, en Rusia, Brasil e incluso Madagascar) y , en consecuencia, la demanda global de fertilizantes fosfatados aumentará. Granjas orgánicas certificadas también pueden utilizar rocas de fosfato (en forma no procesada), cuando el fósforo es deficiente en el suelo.

Hay muchos países como la India, Australia, Polonia y la mayor parte de los países de Europa occidental, que son completamente dependientes de las importaciones de rocas de fosfato para la fertilización de los suelos y el cultivo de alimentos. Y nosotros también importamos, principalmente de Marruecos . Sin fertilizantes fosfatados, los rendimientos del trigo, maíz, tomates, fresas, papas y otros cultivos se reducirán y, finalmente, pudieran colapsar. En Polonia tenemos grandes reservas de fosfato natural. El problema es que el contenido de fosfato elemental en estas rocas es bajo, se encuentran debajo de pueblos o ciudades, de bosques o tierras de cultivo, o hay demasiada agua en las minas para continuar con la extracción.

Sin embargo, si logramos cerrar el ciclo del fósforo, no hay necesidad de preocuparse por las reservas de roca fosfórica. Lo que hemos extraído hasta ahora, puede circular desde la granja hasta la mesa y viceversa, sin agotar los suelos. Vamos a echar un vistazo más de cerca, en cómo el fósforo se está perdiendo.

¿Dónde va el fósforo?

El fósforo en los climas tropicales se puede perder tan pronto como el granjero quema la selva para despejar el sitio. La mayoría de los suelos tropicales son pobres en nutrientes, y el fósforo no está presente en el suelo, pero si en la vegetación. Cuando la selva es quemada, el fósforo que queda en las cenizas, pero estas cenizas pueden ser lavadas por las lluvias muy rápidamente. Pueden quedar algunas ramas y hojas no quemadas en el suelo, los microbios pueden alimentar, mediante la liberación del fósforo, a los cultivos durante unos 2 años. Pero más tarde, cuando ya no hay más fuentes de fósforo para que los microbios puedan alimentarse y para las plantas, la tierra se vuelve estéril. Y el granjero? Si no puede permitirse el lujo de comprar fertilizantes comerciales, incendia otro trozo de la selva o se ve obligado a trasladarse a la ciudad. Hay más de 300 millones de htras, que queman los agricultores de todo el mundo (13).

En muchas granjas, sin embargo, se aplican fertilizantes y los cultivos siguen creciendo. Algunas cantidades mínimas de fósforo puede filtrarse desde la granja a las aguas subterráneas, sobre todo cuando el fertilizante soluble artificial se utiliza (como superfosfato) (14). La mayoría de las pérdidas de fósforo producen a través de la erosión superficial del suelo, cuando el suelo es arrastrado por la fuerte lluvia, o cuando se recolectan las plantas. El escurrimiento del agua rica en nutrientes desde los campos hacia los arroyos, lagos y océanos a menudo causa una explosión de las poblaciones de algas que puede conducir al agotamiento del oxígeno, que afecta gravemente a la biodiversidad acuática y, hasta a los arrecifes de coral.

¿Y qué ocurre con recolección de las plantas? Con cada manzana, zanahoria, pepino, café, cereza o sandía exportada, un poco de fósforo se extrae de la tierra. El agricultor y su familia puede comer un poco de esos alimentos, pero lo habitualmente realizado, se carga en camiones y se transporta al mercado nacional. La exportación predominante conlleva a trasladarlo a los supermercados extranjeros. Los alimentos se exportan, los nutrientes se pierden! Que Vds. lo pasen bien, en Italia, en Francia! Por favor, vuelvan algún un día.


Planta de procesamiento de fosfatos en
Soda Springs, EE.UU. , operado byMonsanto .
Fuente: El Centro de Interpretación de Uso de la Tierra

Antes de que la comida llege a la mesa, muchos cultivos se procesan, dando como resultado varios residuos, que contienen fósforo, por ejemplo, en las peladuras de las naranjas o en la cáscara del arroz. O bien se convierten en abono o se envían a los vertederos. Entonces, finalmente, el consumidor prepara una comida de los alimentos que los agricultores cosechan, y luego las sobras del fósforo preciado se tiran a la basura y a la pila de compost. Los alimentos que comemos, empanadas, pizzas, pastas, carnes y frutas, sólo menos del 1% del fósforo es absorbido por nuestro metabolismo (15), el restante 99% es, en los países industrializados, tirado por el inodoro. Los ya denominados residuos, van a una planta de tratamiento de aguas residuales. Los biosólidos tratados de las plantas de tratamiento se vuelven a utilizar como enmiendas del suelo o se envían a los vertederos. Parte del fósforo procesado en las plantas de tratamiento de aguas residuales, se vierten como agua tratada a los ríos y a los mares.

No todas las rocas de fosfato se utilizan para la producción de fertilizantes. Alrededor del 5% se utilizan como suplementos de alimentación para los animales y, otro 5% para aplicaciones industriales, por ejemplo, para la fabricación de detergentes. Algunos de nosotros (como el autor) somos alérgicos a los fosfatos de los jabones o detergentes en polvo y, son una prueba viviente de que no necesitamos usarlos en absoluto. Hay un montón de jabones naturales y detergentes sin fosfatos que podemos comprar o podemos hacer nosotros mismos.

El fosfato se utiliza también para la producción de glifosato, un herbicida que es conocido bajo el nombre comercial, Roundup. El fabricante del Roundup, Monsanto, posee incluso una planta de procesamiento de rocas de fosfato y en el estado rocoso de Idaho, EE.UU. Por suerte, los agricultores orgánicos no tienen que rociar sus cultivos con estos peligrosos y dañinos herbicidas. Una idea mejor, sería utilizar las reservas de roca fosfórica restantes para restaurar las tierras degradadas, en lugar de producir herbicidas o detergentes.

Cerrando el ciclo de nutrientes

Lo ideal sería que la misma cantidad de nutrientes que dejaron la granja deben volver a ella . Para lograr este objetivo debemos compostar o fermentar todos los residuos de las granjas, plantas de procesamiento de alimentos, en los hogares y que estén disponibles para los agricultores. Y sí, tenemos que compostar la orina y las heces también. Hay muchos tipos de sanitarios de compostaje, incluyendo el inodoro de aserrín simple de los tipos comerciales con ventiladores eléctricos. Si se utiliza correctamente no huelen mal y el producto final del sanitario compostero es sólo un abono excelente. Se puede recoger en la ciudad en contenedores especiales, de pie junto a la acera cerca de los contenedores para el reciclaje de vidrio y plásticos. Joseph JenkinsHumanure Handbook es un gran recurso sobre el tema.

Todos los residuos orgánicos se pueden recoger como parte de un programa de reciclaje municipal, incluso las sobras de la cocina pueden ser recogida semanalmente del contenedor habilitado para la ocasión junto a la acera. Para los cultivadores y agricultores que producen sus propios alimentos, hay muchos métodos de compostaje donde elegir – cubos, jaulas triángulo, vasos de compost, lombricultura, montones sueltos o containers de madera clásicos. Hay compostadores incluso que puedan conservarse directamente en la cocina sin olores desagradables.

Parece también una buena idea extraer carbono e hidrógeno a partir de los residuos de alimentos en forma de biogás, cuyo principal componente es el metano ( CH4). Puede ser utilizado para cocinar, para calefacción, para generación de electricidad o para combustible para los vehículos. Lo emocionante del biogás es que no perdamos ninguno de los minerales de la materia orgánica – carbono es tomado por las plantas desde el aire en forma de dióxido de carbono y el hidrógeno proviene de agua. Después del proceso de fermentación en un biodigestor la materia orgánica es todavía perfectamente útil como un fertilizante.

Cuando los recursos de rocas de fosfato se agoten este programa de reciclaje de residuos orgánicos será crucial para los agricultores. Ellos serán capaces de comprar o recibir compost terminado de acuerdo con la cantidad de comida que venden. Puede sonar absurdo, pero el contenido de fósforo y otros nutrientes en los cultivos puede llegar a ser contados en el futuro, por lo que podemos determinar la cantidad de compost que debe recibir el agricultor. Idealmente los alimentos locales deben participar en este esquema para reducir al mínimo las necesidades de transporte. ¿Y qué decir de la comida de las granjas en el extranjero, como el café o el té? Bueno, las cosas se ponen mucho más complicada en este caso. En teoría, se podría intercambiar nutrientes en forma de alimentos, de manera que por cada kilogramo de café que sea enviado a otro territorio ha de regresar de vuelta trigo o cebada con la misma cantidad de fósforo. Lo que los agricultores pueden hacer ahora es traer compost a partir de las ciudades, donde la gente come alimentos importados. La otra opción es el envío de compost de respaldo. Hmm … ¿No sería perfecto tener una economía de escala de pueblo en el que circularan todos los nutrientes sin coches, ni camiones, ni buques de carga y con programas municipales completos?

Crecimiento de la Seguridad alimentaria


Árboles en flor con el Hunza
Valle . Foto: bongo Vongo

En lugares como el valle del Hunza (actualmente al norte de Pakistán) y otros muchos en todo el mundo, la gente ha cultivado su comida en el mismo lugar durante cientos de años sin agotar el suelo. Como Rob Hopkins escribe en su Manual de Transición sobre el valle del Hunza:

Aquí había una sociedad que vivía dentro de sus límites y que había evolucionado de una manera simple pero asombrosamente sofisticada. Todos los desechos, incluidos los desechos humanos, eran cuidadosamente tratados y regresados ​​a la tierra. Las terrazas que habían sido construidos en las laderas de las montañas durante siglos, eran regadas a través de una red de canales que traían agua rica en minerales desde el glaciar montaña arriba hasta los campos de cultivo con una precisión asombrosa.

Los albaricoqueros estaban por todas partes, así como la cereza, manzana, almendra, nueces y otros árboles frutales. Alrededor y debajo de los árboles crecian las papas, la cebada, el trigo y otros vegetales. Los campos estaban ordenadamente, pero no reglamentados. Las plantas crecian en pequeños bloques de policultivos, en lugar de en grandes de monocultivos. Vivir en una ladera de una montaña, obligaba a tener que subir y bajar cuestas mucho veces, y pronto empecé a sentir algo de la plenitud de la que el pueblo de Hunza son famosos. Los caminos estaban realizados de bloques de piedras,  diseñados para las personas y animales, no para los coches.

La gente siempre parecía tener tiempo para pararse y hablar, unos con otros y pasar tiempo con los niños que corrían descalzos y polvorientos a través de los campos. Los albaricoques se recogían y se extienden a secar en los tejados de las casas, un espectáculo deslumbrante con el sol brillante de la montaña. Los edificios fueron construidos a partir de ladrillos de barro de fabricación local, cálidos en invierno y frescos en verano. Y siempre existía el majestuoso esplendor de las montañas que se elevan sobre el valle del Hunza, sencillamente, el más bello, tranquilo, feliz y abundante lugar, que he visitado, ni antes ni después ( 16 ).


Montaña cerca de la Rakaposhi
ciudad de Gilgit , Hunza Valley.
Foto: bongo Vongo

Los pueblos pueden proporcionar una sencilla y buena vida, fácil de diseñar un sistema alimentario local que garantice la seguridad alimentaria. La seguridad alimentaria significa que todas las personas tengan acceso a alimentos sanos, nutritivos y asequibles, en todo momento, sin degradar los sistemas de apoyo ( 17 ). No importa si su comida viene de la tienda de comestibles o del jardín del patio trasero, contiene una cierta cantidad de nutrientes que ha sido tomado de la tierra donde se cultiva. Si queremos mantener la fertilidad de nuestros suelos, y por lo tanto la seguridad alimentaria, tenemos que devolver estos nutrientes a la tierra, para que nuestros tomates, maíz y árboles frutales, sean capaces de crecer y producir cultivos para siempre.

En un entorno natural, este ciclo de nutrientes es apoyado por una miríada de pequeñas criaturas. Hay bacterias y hongos en el suelo que extraen los nutrientes de las rocas o del aire. Hay nemátodos, protozoos, artrópodos y lombrices de tierra que se integran el ciclo de estos nutrientes, que estarán disponibles para las plantas (18). Nosotros, los humanos, también somos una parte de la red alimentaria del suelo. Nuestro trabajo consiste en devolver los residuos al suelo. Podemos diseñar nuestras granjas para que puedan trabajar al igual que los sistemas naturales, con un sistema cíclico para los nutrientes una y otra vez . Un buen ejemplo de un sistema de este tipo es un antiguo bosque de crecimiento. No necesita la fertilización, la escarda o irrigarse . Crece por sí mismo y siempre es productivo. Eso es un sistema inteligente, ¿no es así ?


Playa en Sopot, Polonia. Foto: Marcin Gerwin

Podemos diseñar  la seguridad alimentaria en las ciudades también, pero no es tan fácil como en los pueblos. La mayoría de las personas que viven en las ciudades compran los alimentos en lugar de cultivarlos, por lo que todo el sistema económico deben estar funcionando correctamente, por lo que será capaz de pagar. La escasez de alimentos en el año 2008 en todo el mundo no fueron causados ​​por la falta de alimentos, sino porque no tenían dinero para comprarlos. La primera acción a realizar sería el cultivo de la comida justo en la ciudad. En los estacionamientos vacíos, en los techos, en los patios traseros. Pero ¿qué pasa si no hay suficiente espacio? Yo vivo en una pequeña ciudad en la costa del mar Báltico. Sopot es un lugar de veraneo rodeado por el mar, un paisaje del parque y dos grandes ciudades. La tierra aquí es uno de las más caras en Polonia. No hay manera de que uno podría comprar un terreno baldío para una huerta, me costaría una fortuna. Tenemos muchas parcelas , pero no hay suficiente para todos. Así que , ¿qué podemos hacer ?


Muelle de madera en Sopot . Foto: Marcin Gerwin

En este momento el acceso a los alimentos no es un problema. Está disponible en todas las tiendas de comestibles y en todos los supermercados. Pero si que es un verdadero problema con el peak-oil y el impredecible eventos climáticos, al que habría que añadir la falta de fertilizantes fosfatados que podría cambiar radicalmente, la forma del mundo que algunos hemos conocido. Una gran parte de los alimentos en Polonia es cultivado de manera convencional y los agricultores aplican fertilizantes artificiales y pesticidas de pulverización. Algunos de ellos creen que las plantas sin fertilizantes no crecen , así que creo que puede ser un poco difícil tratar de convencerlos en la utilización del compost en lugar de los abonos hechos en fábricas.

También me resulta difícil de creer que todo el mundo en Sopot pueda aceptar fácilmente retretes de compostaje. Habría que recuperar los nutrientes de las plantas de tratamiento, que se encuentran … er … debo admitir que no sé dónde van nuestras aguas residuales. Vamos a tener que recoger los residuos orgánicos, sin embargo, eso es lo que los reglamentos de la Unión Europea harán que hagamos en los próximos años (como se ve, hay algunos aspectos positivos que nuestro país sea miembro de la UE). También podríamos iniciar un programa de cooperación con los agricultores de la zona, que podrían suministrar alimentos directamente a nuestra ciudad, en lugar de a través de los grandes distribuidores. Podríamos tener contratos a largo plazo con ellos, al igual que en el esquema de comercio justo. Podríamos establecer un precio mínimo garantizado para los agricultores, por lo que su seguridad podría mejorar también. ¿Y si el sistema económico se derrumba ? Entonces necesitamos una reforma agraria, sí o sí.

Continuará en: “Phosphoros: portador de luz” (parte II) – Manteniendo el fósforo en las granjas

Referencias:

(1) Phosphorus content in food based upon: Organic Farming in the Tropics and Subtropics: Exemplary Description of 20 Crops, Naturland, second edition 2001.

(2) Calculated from: Banana facts, IITA Research for Development Review, http://r4dreview.org/2008/09/banana-facts/, accessed on 14.09.2008.

(3) D. Cordell, S. White, The Australian Story of Phosphorus, 2008, p. 1.

(4) S. B. Carrol, S. D. Salt, Ecology for Gardeners, 2004, p. 149.

(5) Sweetclovers, UC SAREP, Online Cover Crop Database, http://www.sarep.ucdavis.edu/cgi-bin/ccrop.EXE/show_crop_41, accessed on 15.09.2008.

(6) Ibidem, p. 116 – 117.

(7) Production and International Trade Statistics, International Fertilizer Industry Association (IFA), http://www.fertilizer.org/ifa/statistics/pit_public/pit_public_statistics.asp, accessed 14.09.2008.

(8) S. M. Jasinski, Phosphate Rock, Mineral Commodity Summaries, January 2008, p. 124, (available at: minerals.usgs.gov/minerals/pubs/commodity/phosphate_rock/).

(9) Ibidem.

(10) D. Cordell, S. White, op. cit.

(11) S. Jasinski, Phosphate Rock (Advance Release), 2007 Minerals Yearbook, p. 56.3.

(12) P. Heffer and M. Prud’homme, Summary Report “Medium-Term Outlook for Global Fertilizer Demand, Supply and Trade: 2008-2012”, 76th IFA Annual Conference, Vienna, May 2008, p. 4.

(13) D. Elkan, The Rainforest Saver, The Ecologist Magazine, 01.02.2005, http://www.theecologist.co.uk/pages/archive_detail.asp?content_id=424.

(14) S. B. Carrol, S. D. Salt, op. cit., 117.

(15) T. N. Neset, L. Andersson, Environmental impact of food production and consumption, in: Water for Food, 2008, p. 102.

(16) R. Hopkins, The Transition Handbook, 2008, from the introduction.

(17) For more information on food security watch presentation given by Bruce Darrel: Converging Crises, Policy Responses: Planning For Food Security, Festa Seminar Series, June 19th, 2008. http://www.feasta-multimedia.org/2008/seminars/Bruce_Darrell.mov

(18) The soil food web is described in detail in the excellent book Teaming with Microbes by Jeff Lowenfells and Wayne Lewis.

 by 14 de enero 2009, en permaculturenews.org

Foto Carnet Blanco y negro Bubokpor Fernando Valdepeñas CRA Editor

Como la “inercia de falta del tiempo”, no tiene muchos visos de finalizar, he optado por apretar el botón del “traslate de google” dando como resultado el siguiente texto. Es “razonadamente legible”, he retocado aquellas palabras que no traducía correctamente, pero la estructura y sintáxis, tal cual queda. Os pido disculpas, pero sólo dos manos, dan para lo que dan.

QUIZÁS TAMBIÉN TE PUEDA INTERESAR:

Post Orina cerrando el círculo NPKOrina: cerrando el círculo NPK. El Stockholm Environment Institute llevó a cabo diversos experimentos y recogió muchos datos que muestran la utilidad de un recurso, al que cada uno de nosotros tiene acceso – la orina. La fabulosa historia de la caca. ¿Se imaginan que nuestra porquería se convirtiera en un tesoro y que toda una serie documental se centrara en estudiar la caca alrededor del mundo? Les presentamos una divertida e impactante serie que combina aspectos biológicos, psicológicos, históricos
"Mierda de artista" en lata

“Mierda de artista” en lata

Reduciendo el uso de agua urbana. EE.UU. El presidente Theodore Roosevelt dijo una vez que, “la gente civilizada debe saber cómo deshacerse de las aguas residuales de alguna otra manera, antes de ponerla de nuevo en el agua potable.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 19, 2014 por en Necesidades de Seguridad-Prevención, Residuos, Suelo y etiquetada con , , , .

Aranjuez 2021

Guía de la Comunidad de Semillas de Aranjuez (CSA)

Aranjuez 2021

Aranjuez en Transición 1.0: + de 100 post

Aranjuez 2021

Una infancia en Aranjuez allá por 1970

Aranjuez 2021

Aranjuez: descubriendo los límites biosféricos

Aranjuez 2021

Decrecimiento energético, crecimiento local (Un "fresco cuadro global", una visión local de Aranjuez) (Descarga libre)

Climate After Growth report

Despues del crecimiento infinito .... el cambio climático

2052: A global forecast for the next forty years

(Resumen documento – PDF 1,89 MB – ING)

Growing a Resilient City

(PDF - 958 kb - ING)

World Energy Outlook 2014

(PDF - 1,4MB ESP)

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 190 seguidores

Visitantes del blog

  • 412,044 visitas

Licencia bajo

Licencia de Creative Commons
Centro de Resiliencia de Aranjuez (CSA) by CSA is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en https://csaranjuez.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://csaranjuez.wordpress.com/contactos/.
A %d blogueros les gusta esto: